'Yo no soy un técnico que renuncia a sus proyectos': Ríchard Páez

'Yo no soy un técnico que renuncia a sus proyectos': Ríchard Páez

El venezolano ratificó que está firme en el equipo 'embajador' pese a perder el clásico con Santa Fe

notitle
27 de marzo 2012 , 09:43 a.m.

Este martes, antes del entrenamiento, el técnico de Millonarios, Ríchard Páez, ratificó que no piensa dar un paso al costado,  a pesar de la derrota sufrida en el clásico 3-4 contra Santa Fe el pasado fin  de semana.

"No soy hombre de retiradas. Yo no soy un técnico que renuncia a sus proyectos. Resisto cualquier actitud de presión. Solo lo hice una vez en Venezuela, pero fue por un tema personal", dijo el entrenador.

Páez, quien no se pronunció luego de perder el clásico,  rompió el silenció y manifestó su sentir tras la derrota.

"El nivel de una goleada hubiera sido un escándalo, pero Millonarios pudo reponerse para evitar el escándalo y demostró que hay con qué responder al problema", aseguró Páez, quien explicó su silencio tras el partido manifestando que "hice que los jugadores hablaran para no embarrarla".

"Uno tiene que saber cuándo hablar y cuándo no. El equipo presentó tantas variantes emocionales como para ser inexplicables con palabras en ese momento, y en caliente. Me parecía lógico que no hablara yo. Que los jugadores trataran de interpretar lo que estaban viviendo", dijo.

Frente a los problemas defensivos Páez reconoció: "Uno intenta erradicar los errores, pero son básicos, puntuales, como un saque de banda que no marcamos, cosas conceptuales. Confío en mis jugadores para corregir".

El técnico también fue consultado por los tres goles que anotó Humberto Osorio que al final apretaron el clásico y evitaron la goleada. "No fue solo el goleador, también me salvó el pase gol de Máyer, la jugada defensiva de salida de Elkin Blanco, el juego dinámico de Erik Moreno. Se salvó fue Millonarios, no se salvó Ríchard Páez".

Justamente, la suplencia de Osorio en la titular contra Santa Fe la explicó el DT argumentando que el atacante también había fallado muchas opciones de gol en los juegos anteriores.

Las circunstancias en las que se desarrolló el juego, en el que Millos iba perdiendo 0-4 y por poco lo iguala, Páez lo explicó así: "Duele porque parecía una película de entretenimiento y resultaba una película de horror... Se veía un resultado contradictorio por errores puntuales nuestros. Uno no entendía sobre todo cuando iba 4-0. Gracias a Dios jugó la reacción. El 4-0 era insólito e ilógico. Tuvimos la sensación de que podíamos empatar y pasar de largo", finalizó.

Pablo Romero
Redactor de EL TIEMPO
@PabloRomeroET

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.