Colombia, un país de paradojas/Opinión

Colombia, un país de paradojas/Opinión

20 de marzo 2012 , 07:36 p.m.

En los últimos meses el país se ha enfrentado a masacres.
El sinsabor de esta situación es ver a los huérfanos de esta guerra sin cuartel: niños y niñas privados de un padre, un hermano, un amigo; menores que deben guardar en su memoria que en Colombia existen grupos al margen de la ley que asesinan y que, a pesar de las condenas y amenazas de un gobierno débil, lo mejor es dialogar para alcanzar una paz que por más de 40 años ha sido esquiva.

La Constitución de 1991 en su artículo 44 plantea que la niñez será protegida, se le garantizarán sus derechos y podrá tener una familia, bienestar y vivir en condiciones dignas, pero en nuestro país los huérfanos de la guerra viven todo lo contrario.

Enfrentados a estas situaciones, ¿qué podemos esperar de estos niños cuando sean adultos? que tomen la justicia por su propia mano, que no exista la ley para ellos o que, por el contrario, se constituyan en los futuros gobernantes de la paz.

Deberíamos pensar en estructurar en la escuela cátedras para entender las paradojas colombianas: cómo aprender a perdonar una guerrilla que masacra sin compasión, qué significa firmar la paz, cómo cumplir la ley pese a no tener garantías, derechos vs. realidad, entre otras, y quizás así podremos alcanzar la paz.

Diana Mireya Pedraza González

Dra. en Sociología Jurídica; dianapedrazagonzalez@gmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.