Testimonio de Parody sobre 'yidispolítica' es contundente: Fiscalía

Testimonio de Parody sobre 'yidispolítica' es contundente: Fiscalía

Su versión contradice defensa de exministros Diego Palacio y Sabas Pretelt.

notitle
19 de marzo 2012 , 09:50 p.m.

El testimonio de la excongresista y excandidata a la Alcaldía de Bogotá Gina Parody es una de las principales cartas de la Fiscalía contra los exministros Diego Palacio y Sabas Pretelt y el exsecretario de Palacio Alberto Velásquez, llamados a juicio por el escándalo de la 'Yidispolítica'.

La declaración de Gina Parody fue entregada a la Fiscalía en abril de 2009, en medio de las investigaciones contra los exministros Pretelt y Palacio, y en la acusación contra los exfuncionarios, del 6 de marzo pasado, el fiscal delegado ante la Corte la considera clave para demostrar que en el alto Gobierno de la época (2004) había preocupación por la posición crítica de Yidis Medina y Teodolindo frente a la reelección.

En la acusación contra los ex ministros Sabas Pretelt y Diego Palacio y el ex secretario Alberto Velásquez, conocida en exclusiva por EL TIEMPO, la Fiscalía señala que la versión de Parody, "contrario a lo sostenido (por los ex altos funcionarios investigados),  demuestra que "lo acordado por los opositores la noche anterior (al desayuno al que hizo referencia Gina Parody) alertó a los partidarios del proyecto de porque dos parlamentarios conservadores no atendieron la invitación a Palacio y sí suscribieron la proposición de archivo" de la iniciativa.

Al descalificar una de las explicaciones dadas por el ex ministro Diego Palacio sobre sus contactos con Teodolindo Avendaño para los días en que se discutió el proyecto en la Comisión Primera de Cámara, en junio del 2004, la Fiscalía señala que para entonces era públicamente conocida la oposición del político vallecaucano a la reelección y que esto generó honda preocupación entre el Gobierno y su bancada, "al punto que desplegaron acciones tendientes a romper esa mayoría opositora que se había concretado la noche del 1 de junio del 2004".

Dice la acusación del pasado 6 de marzo: "Como ya se refirió antes, son contundentes las declaraciones que al respecto dio la congresista Gina Parody (...), testimonio que deja claro que quienes apoyaban el acto legislativo en búsqueda de la reelección presidencial estaban preocupados ante los hechos ocurridos en esos días y de los que concretamente eran protagonistas Yidis Medina y Teodolindo Avendaño".

Y agrega el fiscal que no es ilícito "que un alto funcionario del Gobierno logre que un congresista cambie su posición frente a un tema objeto de debate en el seno de la comisión a la que pertenece. Lo que convierte esa conducta en ilícita es lograr ese cambio de postura con indebidas cuotas burocráticas, como se hace evidente que ocurrió en el presente asunto".

La Fiscalía también utiliza el testimonio de Parody para echar por tierra los cuestionamientos de la defensa de Diego Palacio a la versión de Yidis Medina, quien sostuvo que su jefe político, Iván Díaz Mateus, intermedió entre el Gobierno y ella para convencerla de que cambiara su voto a cambio de prebendas. Los abogados de Palacio dijeron que Medina era contradictoria sobre ese supuesto encuentro con Díaz, que era el titular de la curul que ella ocupaba.

Parody dijo que en el desayuno en el que ella estuvo en Palacio el 2 de junio del 2004 se habló de la importancia de que Díaz contactara a Medina para convencerla de que votara como lo iba a hacer la bancada conservadora en pleno. La Fiscalía dice que "lo cierto es que Iván Díaz, quien se encontraba de licencia, viajó a Bogotá única y exclusivamente por petición de funcionarios del Gobierno Nacional a convencer a Yidis Medina". Y agrega la acusación que el testimonio de Gina Parody, sumado a la versión de la propia Yidis, da sustento para afirmar que "Medina se reunió con el titular de la curul y que propició el encuentro con funcionarios del Gobierno que le hicieron los ofrecimientos".

Aunque la defensa de los tres ex altos funcionarios niega que existiera un plan para convencer en el 2004 a los entonces representantes Yidis Medina y Teodolindo Avendaño para que apoyaran el proyecto que revivió la reelección presidencial, Parody contó cómo en un desayuno de urgencia convocado por la Casa de Nariño en junio de ese año este fue el tema principal.

Para esa fecha era pública una reunión de los opositores a la reelección en la que estuvo Yidis Medina. Y, señaló Parody -que era una de las principales fichas del uribismo y que terminó totalmente alejada del expresidente Álvaro Uribe-, durante el desayuno mencionado "el ambiente era de preocupación porque se iba a hundir el proyecto".

Parody confirmó que en ese encuentro entre Gobierno y congresistas se mencionó la importancia de que el representante Iván Díaz Mateus, dueño de la curul que temporalmente ocupaba Yidis Medina, "la convenciera de votar en un determinado sentido el proyecto de reelección".

Ese testimonio confirma la versión que ha entregado Yidis Medina, en el sentido de que Díaz jugó un papel clave en el entramado de la 'yidispolítica'. Ella dijo que el congresista, también condenado por el caso, cuadró una cita con el ministro Sabas Pretelt y con Velásquez en la que le ofrecieron burocracia a cambio de su apoyo.

Esos nombramientos se hicieron en varias entidades del Magdalena Medio que dependían del Ministerio de la Protección Social, ocupado por Diego Palacio. Según la Fiscalía, "existía un plan para abordar a los dos parlamentarios conservadores indecisos (...): Medina fue inicialmente contactada por el exministro Sabas Pretelt, y el exministro Diego Palacio lo hizo con Teodolindo Avendaño".

Según la investigación, los diferentes encuentros que sostuvieron esos funcionarios y Velásquez con Teodolindo y Yidis "no fueron producto de la casualidad sino de la estrategia diseñada para desarmar la mayoría opositora que se había constituido" contra la reelección.

Palacio asegura que habló con Avendaño, pero supuestamente de problemas de la salud en el Valle, departamento del excongresista. La Fiscalía (y la Corte Suprema en su condena contra Teodolindo) dicen que producto de esa y otras reuniones fueron la notaría que el congresista recibió en Bogotá y el nombramiento de su nuera, Vania Constanza Castro, como asesora externa del Minprotección.

Irán a juicio ante la Corte

Corte Suprema será juez en 'Yidispolítica'

En el caso de Diego Palacio, la Fiscalía dice que fue el encargado de "la entrega de cuotas burocráticas a Teodolindo", pero que también intervino para convencer a Yidis. La acusación ante la Corte Suprema también salpica al exdirector de Acción Social Luis Alfonso Hoyos, entidad en la que Yidis Medina también recibió cuotas.

REDACCIÓN JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.