Ricardo Teixeira, cuestionado por su gestión en el fútbol de Brasil

Ricardo Teixeira, cuestionado por su gestión en el fútbol de Brasil

Durante 23 años, tuvo que responder por acusaciones de corrupción. Pero sigue en la Fifa.

notitle
18 de marzo 2012 , 08:41 p.m.

Después de un poco más de 23 años, Ricardo Teixeira dejó la presidencia de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF). Bajo su mando, la Selección volvió a avanzar en lo deportivo y ganó dos Mundiales, pero después tuvo un retroceso significativo que se reflejó en dos eliminaciones en cuartos de final, en Alemania y Sudáfrica. También bajo su mando el fútbol local se reorganizó y las ingresos por patrocinios y derechos de televisión aumentaron.

(Vea una galería de fotos sobre los títulos que Brasil obtuvo durante los 23 años en que Ricardo Teixeira fue presidente de la CBF)

Sin embargo, a lo largo de todo este tiempo, Teixeira se vio bombardeado por acusaciones de corrupción que involucran tanto a la CBF como a su gestión en la Fifa.

La primera gran controversia alrededor de Teixeira ocurrió en su primera reelección, en julio de 1991. El proceso electoral estaba previsto para enero de 1992, pero se adelantó en un movimiento que impidió la participación de los clubes en la votación, tal como lo estableció la 'Ley Zico', en ese entonces en pleno trámite, y que estableció la reglamentación para la conversión de los equipos en sociedades comerciales.

En 1994, después de la conquista del cuarto título mundial, se vio envuelto en otro escándalo. A su llegada a Brasil, dijo tener en su equipaje un sillín y una nevera. En realidad, lo que llevaba era un sistema completo de refrigeración de cerveza que, supuestamente, se iba a usar en un bar de su propiedad en la Gavea, un barrio de clase media alta en Río de Janeiro.

Se dice que Teixeira desafió a varios funcionarios de la Aduana que clamaban, además, por ver el desfile del equipo por Río, y que luego amenazó con cancelar el festejo. Al final, fue absuelto después de gestiones de sus abogados. Varios jugadores pudieron entrar al país mercancías no declaradas.

Disputas por contratos

Cuando asumió Teixeira, la CBF estaba en graves problemas económicos. El directivo logró transformar ese panorama en superávit gracias a varios contratos millonarios. El más emblemático de ellos, con Nike, dio lugar a la apertura de una investigación en la Cámara de Diputados, poco después de que Brasil perdiera la final del Mundial de 1998 con Francia. En el 2002, el contrato fue revisado y Nike perdió varios derechos alrededor de la Selección, entre ellos la realización de máximo 50 partidos amistosos y la exigencia de tener jugadores de primer nivel en esos encuentros.

Por esa misma época, la CBF fue acusada de financiar campañas políticas. Un grupo de parlamentarios llamado 'Bancada da Bola' evitó que se hiciera una votación sobre el informe final de la investigación, que fue entregada a la Procuraduría. El informe acusaba a 31 personas ligadas con el fútbol, entre ellos Teixeira, de evasión fiscal y de no declarar la entrada de divisas.

A Teixeira, además, se le cuestionó su relación con la empresa Sanud, que tenía su sede en Liechtenstein. La BBC lo acusó de ser uno de los dirigentes de la Fifa que recibió sobornos de ISL, la socia comercial de la rectora del fútbol mundial. El dinero habría sido enviado a Sanud en 21 depósitos, realizados entre 1992 y 1997. La compañía se convertiría después en socia de una empresa de Teixeira en Brasil, un mes después de recibir el primer depósito de ISL, por valor de un millón de dólares.

ISL se declaró en quiebra en el 2001 y los reportes de Fifa muestran que el dinero fue reintegrado en el 2004. En el 2010, el proceso fue suspendido por "Ineptitud de la demanda" y el propio Ministerio Público pidió que se archivara el caso, lo que ocurrió finalmente el año pasado.

En febrero de este año, el diario Folha de São Paulo vinculó al ahora expresidente de la CBF en un nuevo escándalo, que tiene que ver con un partido amistoso entre Brasil y Portugal en Brasilia, en el 2008. El entonces gobernador del Distrito Federal, José Roberto Arruda, pagó por el partido nueve millones de reales a la empresa Alianto Marketing, organizadora del juego. Allí se mostró que hubo algunos sobrecostos, especialmente en el tema de pasajes y alojamiento de los jugadores.

El mismo informe mostró que la empresa VSV, creada ocho días antes del partido y cerrada en 2011, tenía a Alianto como uno de sus socios y la dirección registrada corresponde a una granja de propiedad de Teixeira en Piraí. El Ministerio Público del Distrito Federal denunció al menos 12 irregularidades en el contrato para realizar ese encuentro. La CBF se defendió que la organización estaba a cargo de una empresa externa con sede en Arabia Saudí.

En el campo deportivo, Teixeira asumió en la CBF en un momento en el que Brasil llevaba 19 años sin ganar una Copa del Mundo. En su primer año como presidente, y como país anfitrión, logró ganar la Copa América por primera vez en 40 años. Sin embargo, con la misma base, el equipo tuvo una actuación caótica en el Mundial de Italia-90, en el que Argentina lo sacó en octavos de final.

La revancha llegó en 1994, cuando Brasil logró ganar el Mundial de Estados Unidos. Fue el primer eslabón de una cadena de éxitos: de nuevo fue finalista en 1998 y campeón en 2002. Ganó también la Copa América en 1997, 1999, 2004 y 2007 y la Copa de las Confederaciones en 1997, 2005 y 2009.

Durante gran parte de su gestión, Teixeira fue criticado por dirigir una organización que se enriqueció a expensas de la Selección, mientras los clubes, entrenadores y jugadores luchaban contra las dificultades financieras. En su defensa, mostraba las cifras de su gestión: el balance del 2011 mostró que la CBF en el 2010 recibió 263 millones de reales (259 mil millones de pesos). De ellos, 193 millones corresponden a patrocinios. Además, hubo un superávit de 83 millones de dólares (144 mil millones de pesos).

El Campeonato Brasileño, la competición más importante del país, tuvo cambios considerables con el paso del tiempo, de la mano de Teixeira, quien introdujo el formato que apoyó gran parte de la opinión pública, el de los puntos acumulados.

En 1987, dos años antes de que asumiera Teixeira, la Confederación Brasileña se declaró incapaz de realizar el torneo por motivos económicos. Con el nuevo formato, dos años después, el torneo logró reunir a 22 participantes.

La mayor crisis en este sentido ocurrió en el 2000, cuando el Gama, que descendió en 1999, recurrió a la justicia ordinaria y le impidió a la CBF organizar el torneo. El resultado fue la creación de la Copa João Havelange, administrada por los 13 clubes más importantes del país, que reunió a 116 equipos. En el 2003, la CBF logró volver al formato de todos contra todos, inicialmente con 24 equipos, hasta llegar a los 20 que disputan hoy la competición.

Así cayó

Teixeira fue el principal coordinador de la candidatura de Brasil para organizar la Copa del Mundo del 2014. La confirmación de la realización del Mundial en el país llegó el 30 de octubre del 2007. Así, Teixeira logró la reelección en la CBF y quedó como presidente del Comité Organizador Local.

Sin embargo, la relación con la presidenta Dilma Rousseff nunca fue buena, a tal punto que jamás lo recibió en audiencia. También se resquebrajó su relación con la Fifa. Teixeira fue amenazado de ser excluido de las decisiones importantes.

Las denuncias de corrupción llevaron a Teixeira a renunciar, pero mantuvo su posición como miembro del comité ejecutivo de la Fifa. El exjugador Romario, figura del equipo campeón de 1994 y hoy diputado, comparó la salida del dirigente con "exterminar un cáncer" y pidió una limpieza general que consideró "casi imposible".

José María Marín, el reemplazo de Teixeira, anunció que habrá continuidad en la gestión. Apenas en el 2015, un año después del Mundial, habrá elecciones. Allí sí podría hablarse de la era post-Teixeira.

O Globo (Brasil)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.