Si san Luis Gonzaga fuera presidente...

Si san Luis Gonzaga fuera presidente...

Al final, no sabemos aún qué quiso decir Santos.

17 de marzo 2012 , 07:39 p.m.

Juan Manuel Santos dio a conocer la lista de donde la Corte Suprema de Justicia escogerá al próximo Fiscal General. Se trata de tres respetables juristas: Mónica de Greiff, María Luisa Mesa y Eduardo Montealegre.

¿Qué quiso decir Santos con ellos? Si el presidente de Colombia fuera san Luis Gonzaga, espíritu simple y transparente, el análisis de la terna habría sido muy fácil: el Jefe del Estado seleccionó tres buenas opciones y la Corte deberá completar el proceso señalando a una de ellas.

Pero como, pese a su apellido, Juan Manuel no es santo virginal sino político taimado, los comentarios sobre la terna son más rebuscados y maliciosos que la propia mentalidad de quien los propuso. Sobre lo que significa la papeleta oigo interpretaciones que superan la estrategia del póquer, conocida afición presidencial, y hunden sus raíces en mefistofélicas tácticas de ajedrez. Expongo algunas:

Trino y uno. Los analistas más llanos sostienen que hay tres nombres en la lista, pero solo uno, Montealegre, es candidato apto para la Corte, por tratarse del único experto en derecho penal. De este modo, el resto de la terna no pasa de ser un sentido homenaje a la mujer colombiana. Santos tendería así un puente al expresidente Álvaro Uribe, pues Montealagre es amigo suyo, y los exfuncionarios uribistas empapelados podrían respirar tranquilos.

Sacrifiquen al puntero. Otros, más avizores, le buscan cinco patas al aparentemente sencillo asunto. Piensan que, como en la Vuelta a Colombia, el puntero sufrirá todos los ataques y encerronas, mientras los demás pasan inadvertidos. Al acercarse la meta, habrán destrozado a Montealegre aprovechando sus puntos débiles -cercanía con Uribe, defensa de casos abominables (Saludcoop), demasiadas ganas de ser fiscal- y el acelerón final será entre las dos damas. Así las cosas, Santos habría hecho un gesto de paz a Uribe y, con las manitas lavadas, le habría pasado a la Corte los trastos de matar.

Ninguno sirve. Ya que siempre aparecen los escépticos que descalifican a todos, ciertos analistas afirman que, aunque el ministro Vargas Lleras pida un periodo de cuatro años para el fiscal elegido, el Gobierno sabe que terminará en el 2013. Santos será, pues, quien proponga al fiscal que ha de vigilar sus intereses y, eventualmente, lo acompañará en un segundo mandato. Por eso ofrece una lista correcta de efímera vigencia, pero se guarda a tres amigos fieros y fieles para la Fiscalía larga.

La mezcla era la buena. Escrutadores de lo imposible izan la teoría de que la terna habría sido excelente si pudiera reunir en una sola cabeza las bondades de los tres: la sabiduría académica de Montealegre, la discreción impecable de Mesa y la capacidad de manejo político de De Greiff. Bonito ejercicio, pero inútil: también la mejor mascota sería la que tuviera la lealtad del perro, la higiene del gato y la capacidad histriónica del mico. Pero no existe.

Hinchas y enemigos. No faltan, por supuesto, los hinchas de cada candidato. Unos admiran a De Greiff por su inteligencia y fundamentación jurídica. Otros a Mesa por ser ajena al candelero político, y los de más allá porque conocen su amistad con Viviane Morales. Los hinchas de Montealegre proclaman su versación de penalista. Por cada grupo de hinchas hay otro de enemigos que ven a De Greiff demasiado untada de política; a Mesa, demasiado sumergida en el derecho privado, y a Montealegre, demasiado tímido para ciertas batallas duras.

La real meta. Los más dispuestos a recorrer laberintos piensan que ninguno de los tres candidatos satisfará a la Corte y que, de este modo, terminará el periodo la fiscal encargada, Marta Lucía Zamora, que es la realmente idónea y representa la línea dura. No estaría mal.

Al final, no sabemos aún qué quiso decir Santos.

ESQUIRLA. Le debemos un homenaje a Misi Murillo por sus 30 años como productora musical. Su actual 'Tributo a Michael Jackson' es un lujo, como lo fueron los anteriores. Andrew Lloyd Webber tiene en ella su versión colombiana.

Daniel Samper Pizano
cambalache@mail.ddnet.es

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.