Secciones
Síguenos en:
El primer gran paso en el camino de legalizar las drogas

El primer gran paso en el camino de legalizar las drogas

El tema se va a tomar la Cumbre de las Américas, que se realizará en Cartagena en abril.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
10 de marzo 2012 , 08:21 p. m.

El fracaso de la 'guerra contra las drogas' inspirada hace 40 años por el entonces presidente de Estados Unidos, Richard Nixon, basada en el 'prohibicionismo', y el creciente número de voces que reclaman un timonazo en esa política parecen haber presionado la decisión de la administración Obama de ir a la Cumbre de las Américas, en Cartagena, dispuesta a abordar el tema.

El debate se precipitó los últimos días, luego de que EE. UU. admitió estar dispuesto a "discutir" el asunto, aunque advirtió que su política antidrogas es "clara" y que se opondrá a la legalización.

Este viernes, temprano, el presidente Juan Manuel Santos, en entrevista con La W, celebró el pronunciamiento de Washington. "Hay países que están siendo consumidos por los carteles de la droga, por el crimen organizado, por el narcotráfico. En ese sentido, esa discusión es bienvenida. Colombia, y yo personalmente, hemos puesto el tema sobre la mesa, porque si hay un país que ha sufrido el flagelo del narcotráfico y ha puesto más sangre que cualquier otro ha sido el nuestro", dijo Santos.

El giro en la postura estadounidense, que sorprendió incluso a estudiosos del tema, parece tener diferentes orígenes. De un lado hay quienes creen que la presión de algunos países latinoamericanos, en el sentido de que el 'prohibicionismo' no es el camino, habría llevado a Obama a aceptar la "discusión".

"Creo que hay un cambio leve de Washington, que comienza a ver que los latinoamericanos están formando un bloque y que es muy difícil oponerse a todo", afirma Alejandro Gaviria, decano de Economía de la Universidad de los Andes y autor de varios textos sobre el tema. (Así se ve y analiza la legalización de la droga en Washington)

Para el ex canciller Julio Londoño Paredes, la explicación es que "la actual estrategia de drogas ha fracasado". Y hay cifras para respaldar esta afirmación: en las cárceles estadounidenses hay 500 mil presos por delitos relacionados con las drogas, diez veces más que cuando comenzó la estrategia, y cada uno de ellos les cuesta 450.000 dólares anuales a los contribuyentes.

Augusto Pérez, director de la Fundación Nuevos Rumbos, que trabaja en prevención de consumo de drogas, atribuye el giro estadounidense a que el "fracaso" de la lucha "se filtró" entre su población y hubo que ceder.

El expresidente colombiano César Gaviria, vocero de un grupo de líderes del mundo que han levantado sus voces en contra del prohibicionismo, aseguró que se ha llegado a este punto por la "incapacidad" de la dirigencia de Estados Unidos.

Un primer gran paso

Aunque Estados Unidos se empeñe en advertir que asistirá en Cartagena a la apertura de la "discusión" sobre la legalización de la droga para decir que se opone a ella, lo que es cierto es que se trata de un primer gran paso en el debate global sobre el tema, pues es la primera vez que la gran potencia admite sentarse a la mesa para hablar del asunto.

También hay que decir que, si bien es cierto que el debate se ha abierto, no es dable asegurar cuánto tiempo tomará llegar a una conclusión. Es más, hasta los más optimistas creen que será un camino muy largo el que queda por recorrer.

Para llevar el debate a niveles de definición formal habrá que llegar hasta las Naciones Unidas, instancia que también se resiste a dar esa discusión.

La canciller colombiana, María Ángela Holguín, en entrevista con EL TIEMPO en octubre de 2010, contempló la posibilidad de que el tema fuera conocido por el Consejo de Seguridad de la ONU. "Será muy importante que el tema de las drogas, que es tan complejo, lo pudiéramos llevar a una discusión global, como un problema de salud y una problemática de países de tránsito", dijo.

Es probable que algunos mandatarios latinoamericanos sorprendan en la Cumbre de las Américas con esta propuesta. De hecho, este 24 de marzo los gobernantes de los países centroamericanos se reunirán para definir la manera como el tema será llevado a la reunión de Cartagena. En ese sentido, el presidente Porfirio Lobo, de Honduras, llamó a su colega, Juan Manuel Santos, a mediados de la semana pasada, para pedirle en nombre de sus compañeros que incluya el tema en la agenda de la cumbre hemisférica de abril próximo.

En la decisión de EE. UU. también parece pesar una realidad interna, pues es sabido que en muchos estados hay dispensadores públicos para la distribución de marihuana, por no hablar del intento fallido que el estado de California hizo a finales de 2010 para legalizar la producción y el consumo de esa hierba. Y ni qué decir del ostensible incremento de drogas sintéticas que se venden de manera legal entre los más jóvenes de ese país.

El debate ha comenzado. Los 34 mandatarios del hemisferio convocados a Cartagena para plantear soluciones sobre seguridad, infraestructura, pobreza y cooperación tecnológica tendrán que ocuparse de un tema que no estaba en sus agendas: la legalización de las drogas.

'Hay una serie de ideas': Santos

El presidente Santos confirmó ayer en Leticia que de la reunión que tuvo el viernes con los exmandatarios Fernando Cardoso (Brasil), Felipe González (España) y Ricardo Lagos (Chile) surgió "una serie de ideas" sobre la necesidad de revisar la política mundial de lucha contra el narcotráfico. "Discutamos si lo que vamos haciendo es lo máximo que podemos hacer, si estamos logrando los resultados que todos queremos o si hay alternativas para que el resultado final sea el mejor posible para la humanidad", dijo el Jefe del Estado.

ONU se opone; Unión Europea tiene reservas
'La legalización no es una opción': Jife

El presidente de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (Jife) de la ONU, el iraní Hamid Ghodse, afirmó a finales del mes pasado que "la legalización no es una opción".

Según el, muchos argumentos en favor de ella pasan por alto la complejidad del problema. "Si nos fijamos en drogas legales, como el tabaco y el alcohol, no solo matan cada año entre 10 y 15 veces más que las drogas ilícitas, sino que también el delito relacionado con su tráfico no ha desaparecido", argumentó antes de concluir que "es difícil imaginar una opción que sea mejor que el actual régimen".

La Unión Europea (UE) también ha expresado reservas. Marianne Van Steen, delegada de la UE en Perú -el país con la segunda mayor área dedicada al cultivo de coca, después de Colombia- opinó que "si algunos quieren plantear este tema en una discusión seria, tendrían que hacerlo en Naciones Unidas". Para la funcionaria, "todos los debates son bienvenidos, pero para nosotros está claro que tenemos compromisos internacionales (en la lucha antinarcóticos)".

REDACCIÓN POLÍTICA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.