'Atacar a Siria unilateralmente sería un error': Obama

'Atacar a Siria unilateralmente sería un error': Obama

El presidente estadounidense indicó que la situación en Siria es mucho más complicada que en Libia.

notitle
06 de marzo 2012 , 02:53 p.m.

Después de que algunos legisladores republicanos lanzaron un llamamiento en favor de ataques aéreos estadounidenses contra el régimen de Bashar al Asad, Obama indicó: "Debemos pensar en lo que es efectivo y conviene a nuestra seguridad nacional".

Hasta el momento, recordó, la comunidad internacional no ha conseguido mostrar la misma unidad contra el régimen de Al Asad que contra el de Muamar el Gadafi en Libia.

Rusia y China han bloqueado una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU contra el régimen sirio, cuya sangrienta represión contra quienes se le oponen ha causado la muerte de casi 8.000 personas en el último año.

Estados Unidos ha impuesto una amplia variedad de sanciones contra el régimen sirio.

Según Obama, Asad "perdió toda legitimidad" y "no se trata de si se marchará, sino de cuándo". "Este dictador caerá como otros dictadores en el pasado han caído", aseguró el presidente estadounidense en su rueda de prensa, la primera formal que celebra en la Casa Blanca desde el pasado octubre.

La rueda de prensa se celebra en la misma jornada en la que el partido republicano celebra su 'Supermartes', la jornada de primarias más importante, en la que se ponen en juego diez estados y más de 400 delegados de los 1.144 necesarios para lograr la candidatura de ese partido a la Presidencia de EE.UU..

Tercer intento en el Consejo de Seguridad

Estados Unidos propuso al resto de miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU un nuevo proyecto de resolución sobre Siria, que pide el cese de la violencia y el acceso inmediato a los trabajadores humanitarios, además de dar apoyo a la iniciativa de transición de la Liga Árabe.

La embajadora estadounidense ante la ONU, Susan Rice, presentó el texto a los representantes de Rusia, China, Francia y el Reino Unido, en una reunión a puerta cerrada en la que también participó Marruecos como representante del grupo de países árabes y defensor del último intento del Consejo por condenar a Damasco en febrero.

El proyecto de resolución tiene una vertiente humanitaria y también política, y pide el cese de la violencia tanto a las autoridades sirias como a la oposición, además de condenar las violaciones de los derechos humanos cometidas por el régimen de Al Asad, según explicaron a fuentes diplomáticas.

Se trata de un nuevo intento de los países occidentales para lograr que el Consejo de Seguridad actúe para detener la violencia en Siria, después de que Rusia y China lo hayan impedido en dos ocasiones, en octubre y febrero, cuando ejercieron su derecho a veto contra dos resoluciones de condena a Damasco.

El texto estadounidense utiliza un lenguaje "más equilibrado", según las mismas fuentes, para satisfacer a Rusia, reticente a que una resolución del Consejo promueva abiertamente un cambio de régimen y país que siempre ha abogado por condenar de igual manera la violencia de las autoridades sirias como la de la oposición.

"Trata de tomar en consideración las obsesiones de Moscú", indicó una fuente del Consejo de Seguridad, que reconoció que algunos de los miembros del máximo órgano de decisión de la ONU son "muy pesimistas" a la hora de esperar que Rusia cambie de opinión y ver pronto acción en el Consejo.

De hecho, el viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Guennadi Gatílov, ya arremetió contra la propuesta estadounidense en su cuenta en Twitter, donde aseguró que es "una ligeramente renovada versión del documento vetado la pasada vez y que necesita ser considerablemente equilibrada".

Rusia, que ha rechazado en el Consejo de Seguridad de la ONU toda propuesta de resolución condenatoria contra el régimen de Damasco, insiste en que debe impedirse cualquier injerencia externa en el conflicto sirio y apuesta por un diálogo que no implique la dimisión de Al Asad.

La reunión entre los cinco miembros permanentes y Marruecos se celebró después de que el Consejo de Seguridad recibió a puerta cerrada el último informe de la situación en Siria de la mano del subsecretario general de la ONU para Asuntos Políticos, Lynn Pascoe.

Pascoe mostró como un paso positivo que Damasco haya permitido la entrada al país del enviado conjunto de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan, y de la subsecretaria general de Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, Valerie Amos.

Washington
Efe

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.