Secciones
Síguenos en:
La tragicomedia judicial

La tragicomedia judicial

Para elegir Fiscal, la Corte Suprema debe enderezar el rumbo que los sesgos y las roscas torcieron.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
04 de marzo 2012 , 02:48 p. m.

La explicación del magistrado de la Corte Suprema Jaime Arrubla resultó muy interesante. Aseguró el miércoles, al día siguiente del anuncio del Consejo de Estado del fallo que anuló la elección de la fiscal Viviane Morales por parte de la Corte, que él y sus colegas cambiaron el reglamento del alto tribunal para reducir la mayoría de votos exigida y así poder elegir Fiscal en diciembre del 2010. Se trataba, dijo Arrubla, de acabar con la interinidad en la Fiscalía, que llevaba año y medio. Una interinidad que se prolongó -eso no lo mencionó Arrubla- por cuenta de las peleas internas en la Corte y el odio de algunos magistrados hacia cualquier cosa que oliera a Álvaro Uribe, expresado en un rechazo furioso a la terna que el entonces Presidente confeccionó y hasta modificó para tratar de superar el enredo.

De modo que Arrubla confesó que el alto tribunal no actuó en derecho, sino para resolver un impasse político. Le dio así la razón al Consejo de Estado, cuyos integrantes consideraron el martes que ese cambio en el reglamento de la Suprema había viciado de nulidad la elección de la Fiscal. Yo no sé cuáles hayan sido las verdaderas motivaciones de los consejeros de Estado para tumbar a Viviane Morales, y si es verdad que se aliaron distintos intereses para sacarla. Rumores hay, pero el argumento en que se basó una amplia mayoría de consejeros fue el cambio en el reglamento de votación.

Falta ver qué dice el fallo: su contenido estaba en proceso de redacción a la hora de escribir esta columna, en un proceder que se repite en todas las altas cortes, que comunican sus decisiones cuando todavía no tienen en sus manos una providencia en forma. Es una escena más de la tragicomedia que protagonizan los más altos tribunales de Colombia, y a la que se suman sus cambios de interpretación de un fallo a otro, sus disputas internas, sus roscas y, cómo no, los 'carruseles' de pensiones entre algunos magistrados. Un espectáculo que de seguro entristece a decenas de miles de fiscales y de jueces que se juegan su vida por todo el territorio colombiano, tratando de aplicar justicia lejos de las vanidades y sesgos políticos de algunos altos magistrados.

La realidad es que por cuenta de ese vicio reglamentario, la Suprema resolvió una interinidad solo para dejar la semilla de otra. En efecto, la anterior interinidad tras el final del período de Mario Iguarán duró año y medio. La fiscal Morales, que en un acto de dignidad ante semejante espectáculo renunció de modo irrevocable el viernes -flanqueada por su criticado marido, Carlos Alonso Lucio-, apenas estuvo trece meses en el cargo, menos que su antecesor interino, Guillermo Mendoza. Y según lo que diga el fallo, es posible que el nuevo Fiscal en propiedad solo esté año y medio, para completar el período de cuatro años de Morales, que ya habría comenzado a surtirse desde la salida de Iguarán, según una tesis que ventilaron los consejeros de Estado en su sesión del martes. Con esa inestabilidad, ¿cómo puede haber política criminal?

La tragicomedia aún no concluye. Falta ver cuánto dura el fiscal interino, Wilson Martínez, reconocido como un hombre de excelente formación académica con la que tendrá que suplir su falta de experiencia. Porque a esta procesión le hacen falta pasos, como conocer el fallo, que la renuncia de la Fiscal la acepte la Corte, que el presidente Juan Manuel Santos integre una nueva terna (ojalá buena) y que la Suprema consiga un acuerdo para elegir nuevo Fiscal con al menos 16 votos del total de 23 magistrados.

Dicen que en la Corte Suprema hay nuevas y más sensatas mayorías. Ojalá que no se enreden con la elección del Fiscal y rompan con el pasado de sesgos políticos y roscas que tanto daño han hecho al alto tribunal, a la Justicia y al país.

mvargaslina@hotmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.