'Planking', la moda de tomarse una foto riesgosa para subirla a redes

'Planking', la moda de tomarse una foto riesgosa para subirla a redes

Esta práctica consiste en tomarse una foto que genere adrenalina y subirla a Facebook o Twitter.

notitle
02 de marzo 2012 , 09:42 p.m.

Alejandro y Luis se funden en el pavimento. Es lunes y son las 3 de la tarde en el cruce de la avenida Cali con Suba. (Haga clic aquí para ver una galería de 'planking', con imágenes en situaciones de riesgo)

El sol pega fuerte y cada vez que el semáforo se pinta de rojo, los jóvenes se tienden sobre la cebra peatonal con sus cuerpos boca abajo.

No sobra el peatón que pregunta: ¿Y estos qué están haciendo?, al ver a los muchachos inmóviles, como momias, hasta que la luz cambia a verde y el tráfico de la avenida Suba amenaza con tragárselos.

"Esto es planking", dice Alejandro Lindarte, de 19 años, mientras se sacude el polvo de las rodillas.

El muchacho se refiere a una tendencia urbana que nació en Inglaterra en 1997 y que consiste en tomarse una foto en lugares inusuales o riesgosos para luego subirlas a Internet.

En Bogotá se practica desde hace un año y sus seguidores se calculan en unos 500. Alejandro y Luis Morales, vecinos del barrio Lombardía, de la localidad de Suba, hacen planking (hacerse la tabla, en inglés) desde hace 6 meses. Después de conocerlo en Internet, decidieron salir a las calles a vivir la experiencia, que, según ellos, sirve para quemar adrenalina "al cien".

Alejandro, estudiante de ingeniería de sistemas de la Universidad Manuela Beltrán, hizo su primera fotografía de planking subido en el capó de un Mazda 323 en movimiento.

"Ahora también lo hago en las barandas de los puentes, en parques, en centros comerciales", cuenta el joven, que está decidido a hacer su mejor acto: acostarse bocabajo en la terraza del sexto piso del edificio administrativo de su universidad.

'¿Qué están haciendo?'

Los dos muchachos aprovechan sus ratos libres para hacer expediciones por la ciudad en busca de lugares insólitos para dar rienda suelta a su afición.

"Si usted se da cuenta, Bogotá tiene muchos referentes de planking, como los puentes metálicos de TransMilenio, los monumentos del centro y la canecas para la basura, aunque en estas últimas es difícil hacerlo porque se mueven mucho", reconoce Luis, quien lo practica desde hace tres meses, cuando le dijo a un familiar que le tomara una foto encaramado sobre una de las sillas de la sala de su casa.

Para la Policía, también es raro verlos acostados sobre el asfalto. "Cuando lo ven a uno en un puente los agentes preguntan: '¿Qué están haciendo?'. Cuando uno les explica no entienden nada", dice Alejandro. Los dos jóvenes coinciden en que para hacer planking, además del buen estado físico, hay que ser extrovertido y "un poco loco". Ahora, Alejandro y Luis le van apostar a tomarse fotos como momias en lugares que califican de épicos en Bogotá, como Monserrate.

Historia de un fenómeno

Jóvenes ingleses lo crearon en los 90

Gary Clarkson y Christian Langdon son los fundadores del 'planking'. Aunque los jóvenes lo practicaron por primera vez en 1997, solo hasta el 2009 se popularizó en el mundo.

Los medios de ese país ayudaron a lanzar el fenómeno después de que a finales del 2010 siete doctores y enfermeras del Great Western Hospital en Swindon (Inglaterra) fueran suspendidos por realizarlo en horas laborales.

El 'planking' se puso de moda el 13 de mayo del año pasado, cuando un australiano, de 20 años, murió mientras lo practicaba sobre un vehículo.

FABIÁN FORERO BARÓN
Redactor de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.