Secciones
Síguenos en:
Lío con 818 nativos del pueblo Orika

Lío con 818 nativos del pueblo Orika

Los arrendatarios de las islas del Rosario comparten las 324 hectáreas con un grupo de 818 nativos.

notitle

La gran mayoría de los afrodescendientes vive del turismo, de la pesca y de la venta de artesanías y ocupan 225 predios, incluido un colegio que está a punto de sacar su primera promoción de graduados isleños.

La comunidad, asentada en el pueblo de Orika -nombre de una princesa africana-, asegura tener derechos sobre ese territorio insular por estar allí desde hace más de 300 años.

De hecho, algunos de ellos nunca han salido de los islotes y no conocen ni siquiera Cartagena, a 45 minutos en lancha de la isla grande del Rosario.

De hecho, han interpuesto tutelas y han acudido a la Corte Constitucional y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que se les titulen colectivamente los predios que han venido ocupando ancestralmente.

También están exigiendo que se le niegue el arrendamiento y usufructo de privados en zonas de la comunidad (como ha ocurrido en 20 casos ya documentados) y se frenen los desalojos de la población nativa.

Según sus líderes, se les están violando sus derechos a la autonomía y a la identidad e integridad cultural y social.

Y agregan que el Gobierno les está desconociendo derechos que datan incluso de la época de la Colonia, cuando las primeras familias se asentaron en diferentes islotes.

A pesar de esos argumentos, el Ministerio del Interior no los ha incluido oficialmente entre las comunidades étnicas que hay en el país. Y el Incoder tampoco les puede adjudicar tierras en las islas por tratarse de baldíos de la nación que hacen parte de un parque natural protegido.

Por ahora, la única salida es la de asignarles sus casas y establecimientos comunales en calidad de comodato, una especie de préstamo indefinido de los predios sin que la nación pierda su dominio.

En enero, ya se realizaron un par de mesas de trabajo con los líderes comunales para conocer sus exigencias y buscar salidas legales sin que el problema de sobrepoblación del archipiélago y las violaciones al ecosistema aumenten.

La idea de los líderes de la comunidad es convertir su colonia en una ecoaldea.

Ya tienen luz alimentada con paneles solares, aljibe comunitario de agua dulce y consejo comunitario que realiza periódicamente jornadas de rendición pública de cuentas y que se encarga del cumplimiento de los aspectos legales, tributarios y fiscales del pueblo.

Ese consejo comunitario decidirá si acepta tener sus viviendas en comodato o si busca vías legales para que se las titulen.

El archipiélago en cifras

Está conformado por un total de 31 islas, 27 de las cuales son bienes de la nación.

Hay 368 predios que se extienden a lo largo de 160 hectáreas.

El área arrendada asciende a 77 hectáreas y los cánones, a 1.800 millones de pesos al mes, que son reinvertidos en el sostenimiento de las islas.

La Armada Nacional, Parques Nacionales y el Ministerio de Transporte ocupan once predios, equivalentes a 7 hectáreas.

Hay 33 predios invadidos, cerca de 29 hectáreas.

u.investigativa@eltiempo.com.co 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.