A la cárcel los dos sicarios implicados en asesinato de sacerdotes

A la cárcel los dos sicarios implicados en asesinato de sacerdotes

Los religiosos habrían contratado a sus propios asesinos, según reveló la Fiscal del caso.

notitle
14 de febrero 2012 , 10:43 a.m.

El juez 31 penal de garantías, David Gutierrez Camacho, dicto medida de aseguramiento en establecimiento carcelario contra Gilberto Alberto Peñate y Isidro Castiblanco por el homicidio de los curas Rafael Reatiga y Richard Armando Píffano. (Lea aquí la historia completa de cómo la Fiscalía investigó el caso)

Peñate  desde julio de este año se encuentra privado de la libertad por tenencia de armas. Aunque Castiblanco admitió los cargos esto no lo exonera de la gravedad de sus actos, dijo el juez: "Existe peligro en la modalidad de su conducta por ayudar a conseguir servicios sicariales".

Clave

El testimonio de un menor de edad se convirtió en ficha clave para destapar la sorprendente historia de la muerte de los sacerdotes Rafael Riataga y Richar Armando Pífano, cuyos cuerpos fueron hallado el 26 de enero de 2011 en el interior de un vehículo, en el barrio El Triunfo, en Kennedy.

El testigo entregó descripciones físicas las cuales  permitieron a las autoridades elaborar retratos hablados de los homicidas y que a la postre arrojaron su captura. (Vea historias de sacerdotes asesinados en Colombia).

A esto se suma la triangulación de llamadas, recopilación de testimonios, fotografías, audios y la principal carta de la Fiscalía en cabeza  de  Isidro Castiblanco Forero, quien decide 'cantar' a cambio de beneficios de rebaja de pena.

Infirió la delegada de la Fiscalía que para el día de los hechos,   Gildardo Alberto Peñate, 'Gavilán', habría llegado conduciendo el mismo carro del padre Reatiga, en el que fueron ultimados.

El celular del religioso fue hallado en poder de 'Gavilán'.
El 26 de enero de 2011, horas antes de cometerse el doble homicidio, los dos curas y los homicidas, 'Gavilán' y 'Gallero' se volvieron a reunir al pie de la iglesia del Tintal.

Ultimaron detalles de cómo iban a morir y recibieron los 15 millones de pesos, de los cuales cuatro fueron para el 'Gallero' por haber contactado a 'Gavilán'.

 Uno de ellos confesó

Isidro Castoblanco, alias 'Gallero', aceptó el cargo de homicidio que le había imputado la Fiscalía. La decisión implica que sea castigado con una pena que estaría entre los 16 y los 60 años de prisión.

Sin embargo, su compañero, a quien también sindicaron de participar en este crimen, Gildardo Peñante, no aceptó los cargos de homicidio y fabricación y porte de armas, y prefirió ser vencido en juicio. (Vea a los feligreses en Fontibón indignados con el asesinato de sacerdotes).

Sacerdotes habían intentado suicidarse: Fiscal

Nuevos detalles sobre la extraña muerte de los sacerdotes Rafael Reátiga y Richard Píffano fueron revelados este martes por la Fiscal que investiga el caso, en medio de las reservas que han expresado los familiares de los dos religiosos. (Vea la historia de la primera versión del asesinato a sacerdotes, que decía que había sido por robarles).

Según la Fiscal, los sacerdotes Reátiga y Píffano les habrían confesado a los asesinos que habrían contratado para propiciar su muerte, simulando un atraco, que ya habían intentado suicidarse, pero que fallaron en ese intento.

Por eso, dice la Fiscal, habrían decidido contratar los servicios criminales de Isidro Castoblanco, alias 'Gallero', y Gildardo Peñate, a quienes les habrían pagado unos 15 millones de pesos, en billetes de 50 mil pesos.

Antes de la audiencia, los familiares de los religiosos expresaron su rechazo a la hipótesis de la Fiscal, según la cual, los sacerdotes habrían ordenado su propio asesinato.

Argumentaron que uno de ellos sí estaba enfermo, pero descartaron que hubiese ordenado y pagado por su propia muerte.

Entre tanto, la Fiscal del caso insistió en que las llamadas realizadas desde los celulares de los dos sacerdotes, permitieron capturar a sus asesinos.(Lea también: Padre Rafael Reátiga pidió hace unos meses a su comunidad orar por él)

Los posibles responsables también se dedican al tráfico de armas, falsificaciones y robos, según la investigación de sus perfiles.

La Fiscal del caso dijo que el día de los homicidios los sacerdotes dieron instrucciones para que consiguieran a otros sacerdotes, que se encargaran de oficiar los servicios religiosos que se presentaran después de su asesinato.

SAÍR BUITRAGO MEDINA Y CARLOS GONZÁLEZ

Redacción Justicia

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.