Homenaje a Isaac Villanueva en el Festival de las Artes, Barranquilla

Homenaje a Isaac Villanueva en el Festival de las Artes, Barranquilla

Este hombre fue el creador de 'El ausente' y centenares de éxitos de cantantes colombianos.

notitle
31 de enero 2012 , 08:44 p.m.

Cuando Isaac Villanueva Mendoza cruzó la puerta de su casa de la calle 71 con carrera 28, en el barrio Olaya en Barranquilla, no se percató del rostro enojado de Aura Patiño, su esposa. Llegó sonriente, luego de un mes de viaje de trabajo por Miami, Nueva York y Puerto Rico, buscando música, como director artístico de Industria Discos Fuentes.

Al ver que no era recibido con el cariño de siempre, y más bien había molestia, el hombre preguntó el motivo.

-¿Cómo quieres que te reciba? 30 días por fuera sin tener noticias tuyas... ¡Y no fuiste capaz de hacerme una llamada! -respondió ella, en tono airado.

-Pero, Aurita, yo te mandé una postal -replicó él, tratando de calmarla.

-Sí, una postal que decía: 'saludos a todos'. ¿Tú crees que yo me conformo con eso? -dijo la mujer, que dio media vuelta y desapareció de la sala, donde ocurrió la escena.

A la mañana siguiente, todavía sonriente, Isaac la buscó y le cantó:

Por qué es que te resientes si apenas he llegado.
Sabes que estaba ausente y mi amor no ha cambiado.
He vuelto, lleno de cariño y con ansias de amarte y quererte más.

Así, a comienzos de 1972, surgió El ausente, tema grabado por Fruko y sus Tesos, que sirvió de plataforma de lanzamiento del entonces desconocido joven cantante cartagenero Joe Arroyo y que aún se escucha como himno nacional entre los salseros.

A su autor, Isaac Villanueva, compositor e impulsador de músicos, y al fallecido Joe Arroyo se les rendirá tributo en el Carnaval de las Artes, cuya sexta edición se realizará entre el 8 y 12 de febrero en Barranquilla.

El compositor

La vena musical de Isaac la heredó de su padre, trombonista de la banda de Piojó (Atlántico), donde nació el 25 de octubre de 1938 como quinto de los ocho hijos de Marcelino Villanueva y Elsia Mendoza Ripoll. Veía los ensayos y se apegó a la música.

A los 5 años, la familia abandonó el pueblo y se radicó en el barrio San Isidro, en Barranquilla. Aquí, a los 13, buscó a Pacho Galán, en un almacén de música del maestro, y le ofreció su primera composición: En el duro.

"Al maestro le gustó y lo grabó con la voz del cubano Pepe Reyes. Entonces no había dinero por derechos, solo el honor. Mi padre firmó en mi representación el documento, que aún guarda Aurita", recuerda, 60 años después, en la sala de su residencia en el norte de Barranquilla, siempre acompañado por su esposa.

La noticia del niño compositor se regó como pólvora en la región. 'Curro' Fuentes, hermano de Antonio, pidió autorización a sus padres para llevárselo a Cartagena. Tenía 14 años cuando se marchó a estudiar Contaduría y Música en la Escuela de Bellas Artes, además de vender discos en el almacén 'La múcura' y ayudar en las grabaciones de Discos Curro.

"Todo comenzó y no me di cuenta", dice Isaac, cuya inspiración llegaba sobre las 5 a.m. A esa hora, se levantaba y encendía la grabadora que lo acompañaba en la mesa de noche y que lo ayudó a registrar más de 600 composiciones, cerca de 500 grabadas en disco y unas 100 inéditas, en diferentes ritmos: salsa, paseo, cumbia, pasillo, bolero... que han puesto a bailar a millones de personas en 60 años.

-Como ve -dice, mostrando dos hojas tamaño oficio, impresas en computador-, para acordarme de algunas de ellas tengo una lista, porque son muchas. Y a todas las quiero por igual, no tengo preferencia por ninguna.

El cocinero mayor (Fruko y Ricardo Ray), Maruja y Coquetona (Lucho Pérez Argaín con La Sonora Dinamita), Lo mío es mío (Juan Piña y Los Vecinos de Nueva York), Bota la bata (Wilfrido Vargas), Las bonitas no son fieles (Pastor López), Vení, vení (Juancho Polo Valencia y Diomedes Díaz), Golfo de Morrosquillo (Crescencio Camacho con Pedro Laza y sus Pelayeros), Cumbia universal (Wilson Choperena)... Algunas son éxitos en México, España Venezuela y Dominicana, donde han ganado discos de oro, aunque desconocidas en Colombia.

Incluso, la cumbia El pescador de Barú, grabada por la agrupación nacional Los Warahuaco, estuvo en la banda sonora de la película Peligro inminente, de 1994, sobre el tema de tráfico de drogas en Colombia, que contó con la actuación de Harrison Ford.

"Don Isaac es un mago de compositor, que de cualquier cosa saca una canción. Tuve el honor de ser su compañero en Fuentes y realizar muchos arreglos musicales de sus canciones. Me siento orgulloso de ser su amigo", expresó Julio Ernesto Estrada, Fruko.

"Yo era coro de Fruko y siempre que me encontraba con Isaac le pedía un tema. Le decía que era un honor tener una canción suya -contó a este diario el vocalista Juan Piña-. Yo estaba con Codiscos, la competencia de Fuentes. Como Fuentes era celoso, un día Isaac me dijo que tenía una cancioncita y me la dio a escondidas: Lo mío es mío es un éxito que aún se escucha.
Cuando lo grabé, invité a Isaac a mi casa, en Medellín, y le expresé mi orgullo. Ese día, curiosamente, cuando regresaba a su casa, se volcó el carro en que iba y casi se mata. Era el presagio de tantas cosas buenas".

Recordando al Joe

Villanueva ya no compone. Hace dos años dejó de hacerlo. No se le acabó la musa. Teme que las regalías no lleguen. "Todavía hay tanta música mía sin grabar...", dice.

Un año antes de la gestación de El ausente, en el parque Suri Salcedo, también en Barranquilla, a Villanueva le llamó la atención un "pelao" que cantaba con la onda de la cubana Celia Cruz. El locutor Mike Char se lo había recomendado a Fruko y le dijo que podía verlo en acción en la caseta El Escorpión, en el balneario Pradomar (Atlántico), como voz de la orquesta de planta, La Protesta.

El domingo estaba en el lugar. Y le causó más impacto. Habló con Leandro Boiga, director de La Protesta, y obtuvo permiso para llevarlo a ensayar días después a Medellín. Así se vinculó Joe Arroyo a la agrupación de Fruko y sus Tesos.

"Le tuve mucho cariño a Joe. Aurita y yo fuimos los padrinos de su primer matrimonio, con Adela Martelo -expresa Villanueva-. Tanto cariño le tuve que en El ausente le acepté un cambio en el comienzo de la canción: en vez del original 'Aura, Isaac nunca te olvida', dejé que pusiera 'Adela, el Joe nunca te olvida'.

Joe, que siempre lo saludaba con la pregunta "¿qué me tienes, Isaac?", fue uno de los tantos artistas que, como trabajador en diferentes cargos de Discos Fuentes, Villanueva impulsó en varias ciudades del país durante 35 años. Figuras como Juancho Polo Valencia y Juan Carlos Coronell. Y antes, al joven Alfredo Gutiérrez, a quien llevó a vivir a su casa por cerca de un año, luego de verlo cantar en Tolú (Sucre).

"El himno del Carnaval de Barranquilla, Te olvidé, lo impuse. Traje 25 discos, pero a nadie le interesó en las emisoras. Se lo llevé a Víctor Reyes y en la caseta Mi Kioskito pegó. Ese fue el arranque del tema", dice Isaac, que se apoya en un bastón, tras una isquemia cerebral que sufrió en el 2008 y lo mantuvo 12 días en cuidados intensivos.

Su pasatiempo es escuchar música, primero la suya y después las de otros, eludiendo el reguetón, un ritmo que no le gusta. Considera a Lucho Bermúdez como el más grande de todos en Colombia. Y admira a su prima lejana Shakira, hija de Nidia, prima de su mamá.

Con cinco hijos, la herencia musical está en cuatro de ellos, porque cantaban, integraban agrupaciones o componen, pero Aura, que está a punto de cumplir 50 años de casada con el maestro, sostiene que "no alimenté en ninguno de ellos el gusto por la música".

-¿Por qué? -pregunté, intrigado.

-Isaac fue muy serio y reservado -dice Aura, mientras se levanta del sofá y va al fondo de la casa-. Pero hay otros muchos ejemplos de lo contrario...

Villanueva sonríe de manera pícara. Y vuelve a El ausente.

-La compuse para bajarle la rabia a Aurita -dice en voz baja-.
Estaba emputada. Después no le gustó la letra.

-Fui un poco grosera -reconoce ella, que lo ha escuchado, desde el fondo-. Pero un mes perdido no lo acepta nadie...

Entonces Isaac, sin dejar la sonrisa traviesa, nuevamente le canta:

Por qué es que te resientes si apenas he llegado.
Sabes que estaba ausente y mi amor no ha cambiado.
He vuelto, lleno de cariño y con ansias de amarte y quererte más.

Estéwil Quesada
Corresponsal de EL TIEMPO
Barranquilla

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.