Barranquillero es juez de Mundial de canaricultura en Almería, España

Barranquillero es juez de Mundial de canaricultura en Almería, España

Se trata del abogado Carlos Castellano Collante, campeón en Italia con 'Caruso' en 1989.

16 de enero 2012 , 06:43 p.m.

Seguro es que si el abogado Carlos Castellano Collante residiera en un lugar más amplio que su apartamento en el norte de Barranquilla, conviviría con más que los 150 canarios que lo acompañan en la actualidad.

El barranquillero, de 55 años, le ha dedicado más de la mitad de su vida a la canaricultura, ciencia que estudia las generalidades de los canarios, entre ellas su canto y la afición por ellos.

Es por eso que desde el pasado jueves se encuentra en Almería (España), donde es juez del Mundial 60 de canaricultura y ornitología, que se lleva a cabo desde el 15 al 23 de enero.

Castellano cuenta con amplio palmarés que inició en 1989 cuando consiguió el primer lugar en el Mundial de Italia con el ejemplar 'Caruso', especie de hermoso canto que se conoce como timbrado español.

De ahí en adelante, en medio de ser juez de más de 20 competencias en distintas partes del mundo, recibió en 2009, 20 años después de su primera hazaña, el ascenso a Juez de la Orden Mundial de Jueces de la Confederación Ornitológica Mundial.

"Ese ascenso me lo dieron en Oporto, Portugal, solo le ha ocurrido a un Colombiano en la historia, y es algo así de importante como conseguir ser Cardenal de la Iglesia Católica", explicó con orgullo.

Castellan, quien asegura que desde niño solo pedía pájaros como regalo, también es director de canto de la Confederación Ornitológica del Hemisferio Sur.

Gran responsabilidad
Y es que el trabajo de Juez en estas competencias no es para nada fácil. Castellano no desconoce que gracias a su afición ha conocido casi todo el mundo, pero a la vez en medio de extenuantes jornadas en las que participan miles de ejemplares.

Explica que su tarea consiste en evaluar la interpretación de las notas que aparecen en las planillas que les colocan a los canarios y que son como unas especies de pentagramas musicales.

La idea es que nota por nota y de acuerdo a la intensidad y la perfección con que suenen, los jurados van dando varias calificaciones que al final se suman para dar un total.

Espera enriquecerse con más conocimiento en este mundial para aplicar lo aprendido con los canarios que lo acompañan en su casa.

ANDRÉS ARTUZ FERNÁNDEZ
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
BARRANQUILLA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.