John Leguizamo busca reafirmar su colombianidad

John Leguizamo busca reafirmar su colombianidad

El actor latino más importante en el mundo del cine de Hollywood viene a reafirmar sus raíces.

notitle
30 de noviembre 2011 , 12:53 a.m.

Bogotá, Medellín y Cali podrán disfrutar de 'Ghetto Klown' (llamada en Colombia 'Pelado de barrio), el monólogo en el que cuenta triunfos y fracasos en el camino a convertirse en estrella. Leguizamo, el actor latino más importante en el mundo del cine de Hollywood y quien ha trabajado con grandes como Al Pacino y Sean Penn, viene a reafirmar sus raíces y a acallar los rumores que lo pusieron en el ojo del huracán por una supuesta negación de su colombianidad: "Eso lo sabrán en mi espectáculo", le dijo a elenco.

Una clase, eso fue lo único que John Alberto Leguizamo pudo tomar con el mítico Lee Strasberg, el maestro de los más grandes del cine (1982), pues al día siguiente de su emocionado encuentro, el hombre del Actors Studio falleció. Sin embargo, el colombiano criado en Nueva York, que se movía como pez en el agua en el condado latino de Queens, donde vivía, supo aprovechar sus enseñanzas y las que luego vendrían, sabiendo que en el reconocimiento de lo que es, en la reafirmación de sus raíces y en su historia propia es donde encontraría la valía que le permitiría convertirse en uno de los pocos latinos con una carrera sólida en Hollywood.

Nacido en Bogotá en 1964, en el 70 su familia se radicó en la Gran Manzana. Mambo Mouth (1991), un unipersonal que logró colar en un pequeño teatro de 70 sillas del circuito Off Broadway y en el que representaba a diversos personajes de esos que lo habían marcado en su barrio hispano, fue elogiado por la crítica: "Muchos actores de Hollywood van a Broadway para probar que sí tienen talento, que no son solo caras bonitas. Es un mundo muy particular, pues más que todo en Off Broadway, donde hay teatros pequeños, alejados de Broadway, hay más respeto".
Para entonces ya había participado en episodios de la serie Miami Vice y hasta en una cinta bélica (Corazones de hierro) con el maestro Brian de Palma: "Me fui al teatro porque en las películas y la TV de ese momento siempre veía los mismos relatos, unos papeles denigrantes para los latinos. Comencé a escribir mis propias obras, salió una crítica increíble y gané una cantidad de premios. De pronto allí estaban Arthur Miller, Madonna, Al Pacino, Sam Sheppard, Rubén Blades... Ahí se lanzó mi carrera y salieron muchas ofertas de cine y TV".

Leguizamo estuvo en Colombia, vino a preparar la gira de Ghetto Klown, el monólogo que veremos en Bogotá (27, 28 y 29 de enero, en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo), en Medellín (31 de enero y 1 de febrero, en la Universidad de Medellín) y en Cali (3 y 4 de febrero, en el Jorge Isaacs), y del que ya están a la venta las entradas.

¿En qué se diferencia 'Ghetto Clown' de los anteriores espectáculos?
Los primeros dos shows que hice eran más de personajes, yo usaba vestuarios; con monólogos separados. Freak, Sexaholic y Ghetto Klown son de mi vida personal. Freak por ejemplo era de mi vida adolescente, a los 15 años; Sexaholic, sobre mis fracasos sexuales y hasta que encontré a la mujer de mis sueños, mi esposa. El show que traigo a Colombia es sobre por qué quise ser actor, cómo me volví artista, los éxitos y los fracasos, la gente que me ayudó y la que me bloqueó.

¿Por qué lo trae?
Quiero volver a mis raíces y ver cómo pega el espectáculo acá, si lo entienden, si el relato gusta y nos entendemos. La obra va igual para todas partes, pero cambiará cuando llegue a Colombia, no solo de idioma sino también de modismos. Hay que traducir todos esos chistes y las experiencias para que se comprendan.

¿Cuál fue su motivación para meterse en el arte?
No hice camino buscando fama ni dinero sino una oportunidad para expresar lo que tenía dentro, lo que quería compartir con la gente. Si la juventud entiende que el arte es para expresarse o para intentar cambiar cosas en el mundo, logrará el éxito.

¿Qué pretende transmitir?
Quería inspirar a la juventud latina de Estados Unidos, pues tenemos un 45 por ciento de deserción en secundaria, quería que vieran que es posible lograr lo que se sueña. Yo vengo de las mismas raíces humildes de muchos y es verdad que no ha sido fácil, pero se puede. Cuando se viene de allí, se necesitan mentores, nos encontramos con algunos que te ayudan y otros que te bloquean; pero no importa, hay que levantarse y continuar siempre.

En el espectáculo habla de otros famosos...
Algunos se pusieron muy bravos y llamaron a mi publicista y a mi agente para reclamar por lo que contaba de ellos. Patrick Swayze (con el que hizo Reinas o reyes) escribió en su autobiografía el relato, desde su punto de vista, de la pelea que tuvimos. Yo la leí y recordé algunos detalles que no tenía presentes y los metí en mi espectáculo. Steven Seagal (rodaron Decisión crítica) dijo que me quería pegar, pero vamos a ver si me encuentra. Al Pacino (trabajaron en Carlitos Way) sale bien librado, pues él me influenció mucho; A Baz Luhrmann (lo dirigió en Molino Rojo) le encantó y me preguntó por qué no estaba más presente en la obra. Los que me hicieron bien, salen bien; los que no, ¡se joden!

¿Cuál ha sido más difícil de lograr?
Kurt Russell, ja, ja... De vez en cuando cojo la voz y las maneras, pero es un tipo tan neutral que es difícil. Pacino es uno de los mejores que hago.

¿No es muy egocentrista exponer su vida en un escenario?
No siento que sea narcisista porque no estoy contando solo los éxitos sino muchos de los problemas, los fracasos; llega a ser algo incluso masoquista.

¿Debe ser el arte un vehículo para llevar un mensaje político?
Si es arte, tiene un mensaje, algo que revela la situación humana y eleva, educa. El arte invita a una experiencia profunda. El artista que está creando debe sentir que está diciendo algo profundo y asumiendo un riesgo, eso lo siente la gente cuando ve una pintura o se enfrenta a una obra. Hay que tenerlo en mente.

¿Qué artistas lo inspiran?
Como actor y comediante siempre me inspiran Richard Pryor, Lily Tomlin y Whoopi Goldberg. En música, La Fania fue algo increíble para mí, siempre me anima. Cualquier cosa de James Brown, de Kanye West.

¿Qué lee y qué oye?
No leo tanta ficción porque eso ya está en mi carrera con todos los guiones que estudio. Me gustan más las autobiografías, la ciencia y la sicología. Lo último que leí y me impresionó fue Just Kids, de Patti Smith; escrito con una poesía y una manera tan económica pero al mismo tiempo tan poderosa y tan llena de emoción que muestra cómo es ser un artista y cómo todas las experiencias lo forman a uno. Leí por supuesto La maravillosa vida breve de Oscar Wao, de Junot Díaz; es increíble, además él es un latino de los Estados Unidos usando el idioma anglo y metiéndole el español.

¿Cómo le cambió la vida después del atentado a las Torres Gemelas?
Yo no estaba en Manhattan cuando ocurrió, pero durante mi bachillerato vivía al lado de las torres, las veía desde mi patio. Los asados se hacían ahí, con el paisaje del World Trade al fondo. Cuando vi en TV lo que ocurría, me parecía una película de acción. No había vuelos, no podía regresar, tomamos una camioneta y manejamos hasta Manhattan, llegando por New Hampshire.

Se veía el humo saliendo, se sentía el olor. La gente huía y nosotros llegábamos, era una pesadilla. Y veíamos a todos los neoyorquinos trabajando juntos, del mismo lado, muy amistosos, todos se ayudaban. Se sentía que esta ciudad de 11 millones de personas estaba unida, ese sentimiento de amistad duró mucho tiempo. Cada vez que explotaba algo se sentía miedo. El 911 cambió a los Estados Unidos; nos dimos cuenta de que somos vulnerables. La gente empezó a buscar más tiempo para vivir y menos para trabajar.

Usted parece un hombre introvertido...
Me encanta lo privado, estar en mi casa, con mi familia y mis amigos. Eso es lo que más disfruto ahora que ya no soy tan ambicioso. Me gusta mucho estar involucrado en la vida de mis hijos, por eso los llevo y los recojo en el colegio, juego baloncesto con ellos, trato de dejarles algo como padre. Como crecen tan rápido, hay que pasarles una filosofía antes de que se vayan.

¿Hablan español?
Saben decir los días de la semana, los meses, los colores y groserías, ja, ja, ja...

¿Cómo es la relación con su esposa (la productora Justine Maurer)?
Ella es la roca, mantiene todo, es el centro de mi universo. Es a quien voy cuando me ocurre algo infinitamente feliz, triste o duro.

¿Cómo conservar una relación en un medio tan lleno de escándalos y amarillismo?
Se necesita trabajo y querer eso. La carrera no puede ser lo primero de la vida. Para que se mantenga un matrimonio hay que seguir siendo romántico y sexy.

¿Verdad que planea rodar nuevamente en Colombia (actuó en 'El amor en los tiempos del cólera', en Cartagena)?
Mucho más ahora que me nombraron 'embajador del cine colombiano' (título honorario que le dio el presidente Juan Manuel Santos). En unos dos años, quiero hacer una comedia de época, en Santafé de Antioquia, con la productora Contento Films, del paisa Alejandro Arango.

Quiero traer a directores y actores para que vean la capacidad que hay acá y el terreno. Se pueden hacer muchas películas. Ojalá aprendamos a hacerlas y convirtamos el país en una especie de 'Colombywood'. Trabajé con Simon Brand (Paraíso Travel) y me encantan las películas de Víctor Gaviria. Hay mucho talento acá.

¿Qué olores, sabores y recuerdos le vienen de Colombia?
El chocolate con pandebono, la changua, que incluso le hice probar a mi hija Alegra y le gustó. El ajiaco, sancocho, mazamorra, bandeja paisa. Mi mamá, los domingos, siempre les hace chocolate a mis hijos, con pandebonos y almojábanas.

¿A qué huele Colombia?
A oblea.

Por Diego León Giraldo S.
Fotografía: Edwin Vélez
Producción: Chiqui Luna Morera

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.