¿Morir después del viacrucis?

¿Morir después del viacrucis?

Preservar la vida de los secuestrados vale más que la ejecución de cualquier jefe del Secretariado.

notitle
29 de noviembre 2011 , 08:44 p. m.
No soy el descubridor del agua tibia cuando formulo que las Farc, cuando descubrieron que el combate con la soldadesca era una matanza entre primos, cosa que no afectaba en mucho a la burguesía, comenzaron sus operaciones de secuestro con tres motivos principales. Uno, económico, para financiarse y lucrarse con los abultados dineros del rescate, que a veces se quedaban sin que hubiere reposición del plagiado. Dos, para atemorizar a sus víctimas potenciales, terratenientes, hacendados y finqueros en general, y así no pudieran visitar y disfrutar sin riesgo de sus propiedades campestres. Tres, para tender una muralla humana que los protegiera de ataques directos y bombardeos por parte de la fuerza pública, si lograban ser detectados.

Con lo primero obtuvieron pingües ganancias, haciendo a veces cobros repetidos y terminando muerto el plagiado. Este negocio disminuyó cuando a la guerrilla en sus propios patios se le apareció el narcotráfico, llegando a asociarse en embarques, ¡quién lo creyera!, con 'paras' también metidos en este rollo.

Hay que reconocer que el gobierno de Uribe les rompió el jopo con lo de la seguridad democrática, permitiendo que los propietarios rurales pudieran volver por los caminos a disfrutar de sus predios.

Con relación al tema de la muralla humana de protección, llegó a hablarse de hasta tres mil secuestrados, información que muchos creíamos, hasta que se fue disolviendo, y ahora resulta que los secuestrados sobrevivientes en poder de las Farc son diez u once uniformados, luego de la matanza, el pasado sábado, de cuatro, ejecutados en estado de indefensión, y de la fuga del sargento de la Policía Luis Alberto Erazo.

Se informa, según el reporte oficial, que se trató de un encuentro fortuito de una patrulla que buscaba información, para reportar pistas seguras a un contingente de rescate. Pero que descubrió que la guerrilla, sin percatarse, se dirigía de frente hacia ellos, lo que desató el tiroteo. Y la ejecución de los rehenes. Con tiros en la cabeza a quienes se acogieron a ser protegidos del fuego por sus carceleros, y por la espalda a los que pretendieron huir.

El 18 de junio del 2007 fueron masacrados también once -se escapó uno- diputados del Valle secuestrados por las Farc, en un error increíble, reconocido posteriormente por estas, de cruce de fuego amigo. Pero no hay que olvidar que solo 3 días atrás había sido dado de baja por fuerzas combinadas del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea Milton Sierra Gómez, alias 'J. J.', quien habría dirigido en abril del 2002 la operación del secuestro. Y que su compañera sentimental estaba entre los que vigilaban a los diputados. En esta oportunidad, el recientemente bombardeado era el jefe máximo de la agrupación subversiva.

Los recientes exitosos operativos contra los líderes de las Farc no pueden engolosinar al actual Gobierno -que ha tenido aciertos notables- para intentos de rescate con todas las de perder, porque "la orden ya está dada", la de ejecutar a los rehenes. O de permitir la injerencia de contingentes mercenarios en pos de las recompensas.

La preservación de la vida de cada uno de los diez nazarenos de la Policía sobrevivientes después de un calvario de más de diez años por las montañas de Colombia vale más que la ejecución de cualquier jefe del Secretariado. Dejo consignados sus nombres: sargento Róbinson Salcedo Guarín, sargento Luis Alfredo Moreno, sargento Luis Alfredo Beltrán, sargento César Augusto Lasso, sargento José Libardo Forero, sargento Luis Arturo García, intendente Carlos José Duarte, intendente Wilson Rojas Medina, intendente Luis Hernando Peña Bonilla, intendente Jorge Trujillo Solarte. Sus familias los esperan vivos. Los esperamos, porque sus familias somos toda Colombia. Y que no se me vaya a tildar de humanista recalentado.

jmarioster@gmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.