La segunda mujer que puede ser general revela la razón de su éxito

La segunda mujer que puede ser general revela la razón de su éxito

En entrevista, la coronel Mireya Cordon afirma que le "gustaría comandar la Policía de Bogotá".

notitle
24 de noviembre 2011 , 09:23 p. m.

Cordon, segunda oficial que podrá alcanzar el grado de general en la Policía, madre de dos hijos y casada con un oficial de la Policía, ha sido varias veces la primera mujer en ocupar altos cargos.

Hace dos meses llegó de Estados Unidos tras ser enviada a Washington a adelantar estudios de seguridad y defensa hemisférica en el Colegio Interamericano de Defensa; y en el gobierno de Ernesto Samper fue la primera mujer edecán. Por eso su hija, de 14 años, la llama "supermán".

Fue la única en el grupo de 15 evaluados y es la segunda oficial en ser llamada a curso a general. Mireya lleva el amor por la institución en la sangre. Su padre y sus hermanas fueron también policías.

¿Aún es muy limitada la posibilidad de ascender para las mujeres en la Policía?

No creo que la institución sea machista, su dinámica ha hecho que seamos un grupo reducido. Yo entré en un curso de 300 personas, de las cuales 17 éramos mujeres y solo nos graduamos 12. Luego de 28 años y medio de servicio, solo una llega a esta posición.

¿Hay timidez para nombrar a una mujer general en un cargo operativo?

Yo he sido comandante de distrito, de estación, de sección de vigilancia, en unidades operativas y de departamento. Por ahora, voy a permanecer en el cargo administrativo mientras realizo mi curso, luego vendrá la parte operativa. Hace unos años sí había un poco de miedo de colocar a una mujer, pero el mando institucional se ha dado cuenta de que somos capaces.

¿Qué comando le gustaría?

Hay muchos retos, pero la Metropolitana de Bogotá es un reto que me gustaría asumir porque es como el ojo del huracán, donde todos están pendientes de lo que está pasando. Es muy grande y tiene muchos problemas sociales que hacen que se genere la inseguridad. No solamente es pensar en Policía o en vigilantes, sino también en cómo se invierte en lo social.

¿Cuál fue el trabajo de más riesgo en 28 años de servicio?

Nunca he tenido miedo de nada porque a uno lo preparan desde la casa. Pienso que mi mamá y mi papá me enseñaron a asumir con responsabilidad la vida. Un ejemplo fue en la Policía Cundinamarca, donde tuve la posibilidad de interactuar con las contraguerrillas, hubo muchas noches que tuvimos que salir a patrullar, a enfrentar a la guerrilla.

¿Pensó en algún momento en renunciar a su carrera?

Sí, pensé en el retiro en una oportunidad. Estaba de comandante de distrito en Cartagena, mis hijos (tiene dos) estaban pequeños y sentía que el trabajo me absorbía y que no iba a tener la misma oportunidad de guiar a mis hijos. Pero afortunadamente encontré personas que me aconsejaron quedarme.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.