Corte Interamericana inició trámite para revisión del caso Mapirán

Corte Interamericana inició trámite para revisión del caso Mapirán

El tribuna condenó al Estado en el 2005 por la matanza realizada por paramilitares.

23 de noviembre 2011 , 09:43 p. m.

En una decisión que fue calificada como "muy positiva" por el Gobierno, la Corte Interamericana de Derechos Humanos le dio 90 días al Estado colombiano para que sustente el caso de las falsas víctimas que recibieron millonarias indemnizaciones por la masacre de Mapiripán (Meta).

Aunque las sentencias de la Corte -que condenó a Colombia en el 2005 por esa matanza perpetrada por paramilitares- no admiten recursos de revisión, los siete jueces del tribunal estuvieron de acuerdo en analizar los hallazgos de la Unidad de Justicia y Paz de la Fiscalía, según los cuales al menos 12 de los 20 muertos y desaparecidos por los que el tribunal interamericano ordenó pagar reparaciones no habrían estado en Mapiripán.

Como lo reveló EL TIEMPO ayer, la Fiscalía informó de cuatro personas que sí fueron asesinadas en esa incursión de julio de 1997 y que, en cambio, no han sido reconocidas como víctimas ni por la justicia colombiana ni por la interamericana.

Este miércoles, en una audiencia que se prolongó por tres horas en San José de Costa Rica, sede de la Corte, el Estado y ONG de abogados que llevaron el caso Mapiripán expusieron sus argumentos.

La delegación colombiana, encabezada por la canciller María Ángela Holguín y el ministro de Justicia, Juan Carlos Esguerra, presentó preliminarmente varios de los casos de víctimas falsas descubiertos por la Fiscalía.

La Corte conoció el testimonio de Mariela Contreras, quien reconoció hace un mes ante el Tribunal Superior de Bogotá que su familia recibió 1.700 millones de pesos como reparación por el asesinato de su esposo y la desaparición de dos de sus hijos. Uno de ellos era Hugo Fernando Martínez, quien se desmovilizó en el 2008 tras permanecer una década con las Farc. El otro hijo también estaba con la guerrilla y el esposo murió antes de la masacre.

Otro caso documentado es el de Argemiro Arévalo, hijo de Manuel Arévalo, quien falleció de muerte natural en 1999, dos años después de la masacre. Por Manuel Arévalo, el Estado colombiano pagó 261 millones de pesos. Y está el de Wilson Molina, uno de los supuestos desaparecidos y quien 'revivió' en el 2009 para cobrar reparación administrativa por desplazamiento forzado. La Corte Interamericana ordenó que su familia recibiera una indemnización equivalente a 260 millones. El pasado 30 de octubre, día de las elecciones, la Fiscalía lo ubicó votando en Villavicencio.

También se presentó el caso de Raúl Morales, por quien se ordenó el pago de 230 millones de pesos que no fueron cobrados. Según Morales, supo que lo daban por muerto después de un edicto publicado por la Fiscalía en el que aparecía su nombre. Llegó a la Unidad de Justicia y Paz a registrarse como desplazado.

A finales de febrero del 2012, de nuevo en Costa Rica, la Corte Interamericana volverá sobre el caso Mapiripán y deberá decidir si da un paso inédito en su historia: modificar una de sus sentencias contra un Estado.

REDACCIÓN JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.