La decisión de una mujer

La decisión de una mujer

'La extraña', de Feo(dora) Aladag, nos lleva por un mundo inhóspito, anticuado y restrictivo.

notitle
16 de noviembre 2011 , 07:26 p. m.
Golpeada en Estambul por el marido, Umay -de origen turco- abandona su hogar junto al pequeño Cem y regresa a vivir con sus padres en Berlín. Al pretender liberarse, sufre las consecuencias de una célula ortodoxa, que la desprecia e insulta por el solo hecho de querer independizarse. Tratada por su propio padre de "ramera alemana", la comunidad musulmana no tolera una separación conyugal y se le exige devolver el niño a su progenitor. Porque "la mano que golpea es la misma que acaricia" -justificación del machismo y la violencia intrafamiliar por parte del papá-. En ese tire y afloje, se enfrenta sola a tales intolerancias, pero el destino le depara una cruel e imprevisible jugada.

Quien ve que le cierran la puerta en su cara y le rechazan los regalos que cariñosamente lleva para compartir en familia es la misma persona que desea quedarse en Alemania, buscar trabajo, estudiar y criar sola a su hijo. "Ella lo arruinó todo, ojalá hubiera nacido varón" -palabras del opresivo padre-. "No quiero terminar como tú" -en respuesta a su madre sumisa-. Humillada y menospreciada, todo su entorno le retira los afectos sin dar un paso atrás. "Si tienen que elegir entre tú y la comunidad, la gente escogerá esta última" -tesis del débil hermano-. Más allá de la dignidad y del qué dirán, ella le pregunta a un compañero de trabajo si está haciendo algo mal. La inmediata respuesta habla por el sensato espectador: "No, todo lo haces bien".

Escrita y dirigida por una debutante vienesa llamada Feo(dora) Aladag, esposa a su vez de un productor turco, ha realizado varios comerciales para Amnistía Internacional sobre campañas de rechazo a la violencia contra las mujeres. Esta vez nos lleva de la mano por un mundo inhóspito, anticuado y restrictivo, que azota las decisiones respetables de quien no soporta más a su cónyuge.
Impecablemente protagonizada por Sibel Kekilli, ciudadana alemana de familia turca y actriz inolvidable de Contra la pared (de Fatih Akin). Si este último ha trazado un puente melodramático y musical entre Hamburgo y Estambul, la señora de Aladag golpea nuestra sensibilidad y expone con creces el marco realista del maltrato femenino.

Europa Cinemas, organización que promueve una red de salas exclusivamente dedicada al cine europeo, se constituye en eficaz motor contra el dominio estadounidense de las pantallas multinacionales. Si en Colombia tenemos anualmente Eurocine y algunos ciclos de procedencia francesa, ojalá algún día conozcamos opciones asiáticas y latinoamericanas.

laurens@etb.net.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.