Aprenda cómo calmar a su hijo mediante la relajación

Aprenda cómo calmar a su hijo mediante la relajación

La relajación es una destreza de vida que debemos enseñar a nuestros hijos.

08 de noviembre 2011 , 10:58 p. m.

Según un estudio reciente, uno de cada cinco niños presenta problemas de ansiedad y depresión complejas. Dado que el origen de estos problemas es el estrés cotidiano, como son los problemas familiares o escolares, es necesario abrirle un espacio a la tranquilidad, ya que nuestros niños viven en un medio lleno de estímulos visuales, auditivos y de todo tipo. Son pocas veces las que hacen pausas silenciosas en las que la imaginación pueda volar. Tampoco hay mucho espacio ni tiempo para el juego espontáneo, necesario para apaciguar temores.

Tenemos que buscar más tiempo para las tan olvidadas actividades familiares que requieren de trabajo en equipo y colaboración. Aquí se incluye cocinar y jardinear y juegos como monopolio, etc.

Leer a los niños pequeños a la hora de dormir es una excelente actividad para empezar a descansar antes de dormirse. Les desarrolla un buen hábito y crea un vínculo con los padres. Los masajes son otra cosa que también ha demostrado ser efectiva para los niños, sobre todo cuando no se pueden dormir. Un baño de agua caliente o tibio seguido de un masaje con la toalla relaja a los bebés y a los niños pequeños y grandes. Para los niños mayores, se recomienda que aprendan yoga o  tai chi , técnicas que también promueven el autocontrol.

Los psicólogos creemos en la visualización, técnica que no solo ayuda a relajarnos, sino que nos puede acompañar toda la vida. Esta se logra haciendo que en una atmósfera calmada y tranquila, el niño cierre los ojos y se imagine una persona o una situación agradable. Podría decírseles, por ejemplo, que se imaginen que están "con la abuela en un jardín de flores, que huelan las rosas, los jazmines, que sientan la brisa en sus caras, que se deleiten con el sol brillante que alumbra el camino". Mientras van visualizando, díganles que se vuelvan conscientes, de cómo respiran. Se imaginan y respiran profundo y lentamente hasta que el cuerpo se siente como flotando. El ejercicio se puede hacer en la noche con niños de 7 años en adelante.

Es importante que los niños aprendan a manejar el estrés mediante técnicas que los lleven a la relajación. Son herramientas que les servirán de por vida.

Annie de Acevedo
Psicóloga y educadora

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.