Estudio dice que colegios masculinos y femeninos fomentan el sexismo

Estudio dice que colegios masculinos y femeninos fomentan el sexismo

El trabajo se publicó en 'Science' defiende la educación mixta. Ventajas de unos y otros.

notitle
01 de octubre 2011 , 04:03 p. m.

¿Femenino, masculino o mixto? Esta es una de las preguntas que asaltan a los papás que empiezan a escoger colegio para sus hijos, y no es raro que en esa búsqueda se estrellen con el debate sobre las ventajas de unos y otros.

Aunque no está dicha la última palabra, un nuevo estudio sobre el tema, divulgado en la revista Science, volvió a poner el debate sobre el tapete.

El trabajo, liderado por expertos del Claremont McKenna College, de California (Estados Unidos), concluye, nada menos, que los colegios femeninos y masculinos "legitiman el sexismo institucional y refuerzan los estereotipos de género".

Los investigadores -que se declaran partidarios de los planteles mixtos- esgrimen, además, que ir a clase con personas del mismo sexo no mejora los resultados académicos, como defienden muchos, una conclusión a la que han llegado estudios similares en el Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda, tras comparar el desempeño de colegios mixtos y de género.

La psicóloga Marcela Núñez, del colegio masculino San Carlos, de Bogotá, refuta lo dicho por los autores del estudio y sostiene que los estereotipos y el sexismo "no se nutren de tener espacios escolares con estudiantes del mismo género, sino de la actitud de las personas, particularmente si estas perciben que el género opuesto está en desventaja".

Con respecto a los resultados escolares, el académico Christian Hederich, doctor en Psicología de la Universidad Autónoma de Barcelona y profesor de la Universidad Pedagógica, sostiene que aunque algunas investigaciones de desempeño cognitivo en Colombia muestran que los colegios de varones obtienen mejores resultados en ciertas áreas, "esto se debe más a una filosofía institucional que le apuesta a la excelencia y no a la capacidad de aprendizaje".

Hederick, que también defiende la educación mixta, afirma que la separación por géneros crea mitos y ciertos desconocimientos.

"Como parte de su crecimiento, las personas necesitan encontrarse con otras muy diferentes y entender ciertos valores sociales, como la solidaridad, la compasión, la generosidad, el altruismo y el respeto por la diferencia, y esto nunca se va a construir si hay desigualdades", señala.

Muchos docentes en Estados Unidos han publicado artículos sobre la necesidad de escolarizar por separado a niños y niñas dadas sus diferencias.

Algunos, resalta Science, han llegado a afirmar que los educadores deben dirigirse de forma diferente a alumnos y alumnas: los primeros, dicen, responden mejor a un trato enérgico y brusco, y ellas, a uno más amable. Y esto lo refuta el nuevo estudio, pues dice que cualquier forma de segregación mina la igualdad y no la promueve.

Ventajas de un solo género

Núñez insiste en que un aula con estudiantes del mismo género dinamiza procesos sociales de enseñanza y aprendizaje diferentes, y no forma mejores ni peores alumnos, como algunos señalan.

Tampoco -dice- se pierden habilidades sociales que se desarrollan con el sexo opuesto, pues muchos viven en contacto en otros espacios y a través de las redes sociales.

Margarita Castilla, jefa del departamento de psicología del colegio femenino Santa Francisca Romana, también en Bogotá, considera que formar solo niñas facilita, desde la percepción de género, trabajar en su identidad, su madurez, el respeto por sí mismas y su rol social.

"Además, está el tema de actitud: las niñas tienden a ser más tranquilas y dispuestas, se autocontrolan mejor y algunos profesores que han trabajado en colegios mixtos cuentan que la clase les rinde más cuando les dictan solo a niñas", señala.

En un colegio de un solo género, dice la psicóloga Estela Valderrama, del colegio Esclavas del Sagrado Corazón, se fomentan más las competencias a nivel cognitivo y esto se refleja en los resultados de los exámenes de Estado. En los masculinos o femeninos, enfatiza, se aprende mucho más a respetar al género contrario y no se fomenta el sexismo institucional.

Consejos
Qué hacer para fomentar la igualdad

Claudia Sierra, asesora escolar del colegio San Bartolomé, y la psicóloga Claudia Jiménez opinan:

Crear relaciones entre niños y niñas mediadas por el respeto a la diferencia, a la tolerancia y a la igualdad.

Permitirles manejar otro tipo de juegos, diferentes a los que se le suele atribuir a su rol.

Fijarles reglas y límites en igualdad de condiciones.

No reforzar el concepto de la sensibilidad de las mujeres y la fortaleza de los hombres. Ellos, desde pequeños, deben ser tratados como seres emocionales.

Integrar sus diferentes estilos cognitivos y de lenguaje para enriquecer su aprendizaje.

Valores son clave

El psiquiatra Darío Quimbay opina que en un colegio masculino o femenino, las habilidades de socialización para relacionarse con el sexo opuesto son más pobres. La educación debe ser mixta, con formación en valores, dice.

El mismo trato

"No es cierto que los colegios de género fomenten el sexismo institucional. El aula con alumnos de un mismo género dinamiza procesos sociales, de enseñanza y aprendizaje diferentes, pero ni mejores ni peores", dice la psicóloga Mónica Núñez.

Métodos

"No se han encontrado pruebas de que las diferencias en los cerebros de niños y niñas justifiquen el uso de distintos métodos de enseñanza. Estas no tienen relación con el aprendizaje", dice 'Science'.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.