Creadora de la Escuela Nueva explica las virtudes de su modelo

Creadora de la Escuela Nueva explica las virtudes de su modelo

Vicky Colbert ha sido exaltada en el mundo por el modelo Escuela Nueva, adoptado en 16 países.

notitle
26 de septiembre 2011 , 11:25 p.m.

Hace 10 años, hablando de educación, el fallecido ex ministro Juan Luis Londoño le dijo a Cecilia María Vélez: "En Washington supe que los expertos consideran que Escuela Nueva (EN) es la innovación educativa más grande en América Latina de los últimos 25 años". Es la revolución pedagógica más importante del continente. Aún hoy, medida con los países de la región, excepto Cuba, la calidad de la educación rural en Colombia es la más alta.

El modelo EN, diseñado en los años 60, fue tan eficaz que, en 10 años, operaba en 20.000 escuelas rurales. Su fama traspasó las fronteras. De 40 países han venido a estudiarlo, 16 países lo adaptaron y benefició a 5 millones de niños.

"Es una de las tres experiencias más exitosas en países en desarrollo", dice el Banco Mundial en un video que circula por el mundo. "Ha dado excelentes resultados en la formación de comportamiento democrático", afirma el profesor Clemente Forero.
"Es uno de los mayores logros en desarrollo humano", dictamina Naciones Unidas.

Detrás de esa movida pedagógica están Vicky Colbert de Arboleda y un equipo que hace 25 años trabaja con ella .

Recorro con ella la sede de la Fundación Escuela Nueva Volvamos a la Gente. Allí trabaja y allí conserva la historia de EN, cuyo impacto nacional y mundial ha sido premiado con diplomas, medallas , trofeos, y está registrado en libros y en centenares de publicaciones.

"Con Óscar Mogollón, maestro de escuela, y Beryl Levinger, asesora de la agencia Usaid, diseñamos el modelo EN, basado en principios universales aplicados hace 100 años por pedagogos como María Montessori, John Dewey, Decroly, traídos al país por Rafael Bernal Jiménez, por Agustín Nieto Caballero, y adaptados a colegios de élite, como el Gimnasio Moderno -relata-. Nuestra tarea fue hacer operativos esos principios, pues la idea era ayudar al maestro de escuela en zonas de baja densidad de población, donde son más evidentes la discriminación y la indiferencia del Estado. Nos apoyamos en la escuela unitaria, programa de la Unesco, que operaba en el país, y construimos sobre lo construido."

Socióloga de la Javeriana, graduada en sociología de la educación en Standford, Vicky es reconocida mundialmente como Emprendedora Social, prestigiosa categoría que le ha abierto puertas y le ha permitido relacionarse con personajes del mundo.

Tenía 12 días de nacida cuando su padre, Vernon Colbert, murió.

De su madre, Paulina Reyes, educadora boyacense graduada en Columbia University, recibió sólidos principios y educación privilegiada. Desde niña la preocupó la situación de los niños de las escuelas, y su proyecto de vida fue ayudarlos mejorando la calidad de la educación. "Educación de calidad es lo que necesita el país para salir del atraso. Con educación de calidad se pueden combatir la pobreza, la inequidad, la exclusión. La calidad es piedra angular del desarrollo", dice.

Consciente de que lo suyo era educar e innovar, con su equipo y el apoyo de los ex ministros de Educación Rafael Rivas, Rodrigo Escobar, Gabriel Betancourt y Doris Eder, creó la fundación que recorremos. "A través de la fundación generamos conocimientos. Enviamos maestros al exterior para implementar EN en otros países. Trabajamos en equipo, pues la esencia de EN es aprender a aprender, aprender a liderar, a tomar iniciativas, a hacer lo que no puede hacer el computador. Es lo que nos hace falta, es lo que buscan los empresarios".

Vicky lleva 40 años moliendo para que niñas y niños se eduquen mejor. Su lucha contra la burocracia ha sido tenaz. Persistiendo, ha superado obstáculos. "El modelo, aprobado por academias, Colciencias, universidades y bancos internacionales, mejora la calidad de la educación pública y estimula la convivencia. ¿Para qué le sirve al niño saber cuál es el río más largo de Europa si no sabe convivir con los demás? Nuestros sistemas educativos deben fomentar la convivencia, pues son grandes los vacíos éticos y familiares", agrega.

Como viceministra de Educación de Rodrigo Escobar y Doris Eder, llevó EN a 24.000 escuelas. Con el visto bueno de Planeación Nacional, logró que fuera política pública en lo rural.

Hace 25 años, con Escuela Activa Urbana, adaptó lo rural a lo urbano en muchas ciudades. "En menos de dos años, los resultados obtenidos superaron el promedio nacional. Creamos Círculos de Aprendizaje para niños desplazados por la violencia y hemos atendido a 11.000 niños en 23 departamentos. Para víctimas del invierno, proyectamos la Escuela Itinerante. Espero que nos paren bolas. Podemos restablecer el servicio educativo a los tres días de la emergencia, como se hizo en el Quindío cuando se cayeron todas las escuelas. No hay que esperar 8 meses hasta construir un colegio. Con nuestro material modular, los niños pueden trabajar debajo de un árbol. Enseñando, haciendo patria, hemos estado en La Macarena, en el Putumayo y en lugares muy difíciles. En los últimos cuatro años llegamos a más de un millón de niños y a 30 mil docentes", cuenta.

Hablando de docentes, Vicky cuestiona las facultades de educación. "No tienen material apropiado. Sus currículos están sobrecargados. Enseñan mucha teoría y poca práctica. Al docente no le dan herramientas: mientras más asciende en el escalafón, más se aleja de la realidad. Un ministro chileno, ex director de Unesco para Latinoamérica, decía: '¿Cómo pretender que el docente lidere el cambio si lo formamos con métodos tradicionales y no con los métodos activos y participativos que necesitamos?'. Capacitamos al docente para vivir la metodología que debe utilizar con sus alumnos, pero él debe cambiar para que el niño aprenda. Si solo dicta información, aburre al niño. Memorizando no se aprende. En cualquier escuela de primaria, el aprendizaje debe ser participativo. El docente debe facilitar, orientar, hacer preguntas inteligentes que lleven al niño a niveles de análisis que le permitan descubrir, explorar y aplicar el conocimiento en familia, en comunidad, en la formación de valores democráticos. Con textos reutilizables fomentamos interacción, diálogo, trabajo en equipo. Constructivismo social, lo llaman los psicólogos".

Por su tarea, Vicky ha recibido distinciones en Colombia y en el exterior. La Asociación Mundial de Tecnología premió su Emprendimiento Social, categoría en la cual el Nobel de paz M. Yunus le entregó el premio Skoll.

El ex presidente Bill Clinton la escogió como asesora en educación de la Clinton Global Iniciative y fue merecedora de la primera edición del Clinton Global Citizenship Award. En la Cumbre Mundial de Innovación Educativa, la Fundación Qatar le dio el premio Wise, en pluralismo, por el manejo de la diversidad en el aula.

"Son premios muy honrosos, que no caen del cielo. Hay que competir, mundialmente, con buenas propuestas. Los premios son: por vencer obstáculos, sacar adelante proyectos, hacer escuelas en el mundo, adaptar el modelo EN a los desplazados.
Como socióloga he querido impactar todo el sistema, introducir innovaciones, cambiar actitudes de los maestros. He trabajado con los gobiernos, pero necesito trabajar con el sector privado. Tengo que echarle el cuento. En educación de calidad el país no puede dar marcha atrás", concluye.

LUCY NIETO DE SAMPER
ESPECIAL PARA EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.