Secciones
Síguenos en:
Editorial: Una decisión desconcertante

Editorial: Una decisión desconcertante

Con sorpresas como las del caso de 'Cebollero' se hará mucho más difícil la lucha contra el crimen.

    Natural polémica y comprensible desconcierto en todos los niveles produjo la decisión del juez primero penal del circuito de Medellín, Humberto Navales Durango, de otorgarle casa por cárcel, por supuestos quebrantos de salud, a Alirio de Jesús Rendón, alias el 'Cebollero', uno de los más temidos miembros de la 'oficina de Envigado'.

    Inquieta, y casi repugna, el periplo ante la justicia de este delincuente, señalado por las autoridades como el poder en la sombra por años de esa organización criminal y lugarteniente de 'don Berna', que habría ocupado su lugar cuando este último fue extraditado. Luego de que por su largo prontuario se ofreciera una millonaria recompensa, solo está sentenciado a una irrisoria pena de 50 meses de cárcel por la conformación de grupos ilegales. Mientras tanto, un hombre que intentó pagar con un billete falso de 50.000 pesos fue condenado a tres años de prisión. Estas son las odiosas inequidades de la balanza de la justicia. Muchas veces, severa en extremo con los más inermes; pero laxa con los jefes de la mafia.

    El 'Cebollero' ha tenido además una suerte especial. Recluido en la cárcel de Palmira, había logrado que un juez le otorgara la libertad; luego, cuando se hallaba en la penitenciaría de Itagüí, por razones de seguridad, se produjo un traslado de presos hacia otras zonas del país y Rendón fue enviado de nuevo a Palmira. Pero, de buenas él, dos días después un juez solicitó su regreso a Medellín para que declarara en varios procesos. Ahora le dan casa por cárcel.

    Aquí se ha actuado mal. Por ahora, el Consejo Seccional de la Judicatura sancionó por tres meses al juez Navales y le abrió investigación. Es de sentido común que si el 'Cebollero' está en tan delicado estado de salud, como dictaminan los exámenes médicos, vaya a un hospital para ser tratado y no a su residencia, desde donde podría seguir delinquiendo, como lo planteó el presidente Juan Manuel Santos.

    Medicina Legal tiene el reto de afinar los procesos de evaluación médica. No sea que los dictámenes sirvan de llave para los candados en las prisiones. Para citar un solo caso: otro señalado jefe de la 'oficina de Envigado', alias 'Kéner', por problemas de salud, había logrado la detención domiciliaria, pero andaba delinquiendo. Con estas sorpresas se hará mucho más difícil la lucha contra el crimen.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.