Secciones
Síguenos en:
Condenado por tráfico con bienes de la DNE salpica a ex funcionarios

Condenado por tráfico con bienes de la DNE salpica a ex funcionarios

Gabriel Pinilla Alarcón debe pagar cuatro años de cárcel por el delito de cohecho.

notitle

Una operación realizada por el DAS hace dos años y que terminó en la condena de dos particulares por el 'carrusel' con los bienes de la Dirección Nacional de Estupefacientes reveló pistas claves para la investigación por el megaescándalo de corrupción en esa entidad.

Gabriel Pinilla Alarcón y Alexánder Reina fueron sentenciados a cuatro años de cárcel por el delito de cohecho (dar u ofrecer sobornos).

Los dos, como en su momento lo reveló EL TIEMPO, eran parte de una red que cobraba millonarias sumas a cambio de 'ayudas' para obtener la administración de algunas de las propiedades más rentables incautadas a la mafia. Ahora, la Fiscalía investiga si, como lo aseguró Pinilla, esa red tenía acceso a altos funcionarios de Estupefacientes en las administraciones de Carlos Albornoz y Ómar Figueroa.

En una declaración de enero pasado, Pinilla salpicó a Jairo Coral Romo, la mano derecha de Carlos Albornoz en la DNE. El nombre de Coral, que es amigo personal del ex jefe de la DNE y que hizo política con él en Nariño, ha sido uno de los más cuestionados en el escándalo.

Pinilla confesó que pidió y recibió el equivalente a 120 millones de pesos para 'gestionar' la entrega de la hacienda El Brillante, en Pereira. Y asegura que Carlos Augusto Erazo -otro de los particulares que se movían libremente en la DNE- supuestamente fue su contacto con Coral y gente clave en Estupefacientes.

"Carlos Erazo era la persona de confianza de Coral (...), pues eran paisanos y le daban mucha información y negocios para que Erazo negociara a nombre de ellos -afirmó-. Él fue la persona que intercedió en la entrega de bienes de Puerto Boyacá a nombre de Francisco Pinilla (su hermano) y de Alexánder Reina".

La entrega de tres fincas en Puerto Boyacá a las fichas de Pinilla ya fue confirmada por las autoridades. También, los ingresos de Erazo al edificio principal de Estupefacientes en Bogotá.

Salpica a ex director

La declaración de Gabriel Pinilla pondrá de nuevo a dar explicaciones al ex director de la DNE Ómar Figueroa, que también fue subdirector de Bienes de esa entidad.

Pinilla dice que cuando estaba "negociando" la adjudicación de la hacienda El Brillante, Carlos Erazo le aseguró que había coordinado el asunto con Figueroa.

"El Brillante me la ofreció Erazo (...). Me dijo: 'vaya y visítela y consiga un cliente, que yo le cuadro una platica como comisión porque ahorita estoy directamente con el subdirector de Bienes, que es Ómar Figueroa. Con él sí podemos garantizar al cien por ciento que nos sale la resolución' ".

El "cliente", Rodrigo Robayo, supuestamente intentó sacar a Pinilla del negocio, y el relato del incidente refleja hasta dónde campeaba la corrupción en el manejo de bienes incautados: "Lo vi reunido con Carlos Erazo y (Jairo) Villarreal. Le manifesté mi inconformidad a Robayo porque me dejaran por fuera del negocio, y él me dijo que estaban cuadrando otro (....). Yo le dije que también tenía que cuadrar ese conmigo, porque el contacto y el conducto se debían respetar".

Ómar Figueroa le dijo a EL TIEMPO que no conoce a Carlos Erazo y que si en realidad este lo mencionó, intentó aprovecharse de su nombre (ver notas anexas). La explosiva versión, en todo caso, ya fue enviada a todas las autoridades que investigan los malos manejos con los bienes incautados al narcotráfico.

Fiscalía sigue investigando

Citarán a interrogatorios

Mientras la Corte Suprema ya empezó a oír en versiones libres a congresistas y ex congresistas indagados por el supuesto tráfico de bienes de Estupefacientes, fiscales de la Unidad Antimafia ya alistan sus primeras diligencias en el mismo caso. Jairo Coral, la mano derecha del ex director Carlos Albornoz, encabeza la lista de los más cuestionados en diferentes declaraciones. En el caso de Gabriel Pinilla, un funcionario de la DNE declaró que Coral fue quien dio la orden de entregar temporalmente las fincas de Puerto Boyacá a las dos personas que Pinilla indicó (su hermano y un amigo). Una funcionaria también señaló ante la Corte que Coral fue sorprendido con una alta suma de dinero sobre su escritorio, supuestamente para una obra de beneficencia. EL TIEMPO intentó comunicarse con Albornoz pero no fue posible.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.