Secciones
Síguenos en:
Editorial: Un aniversario edificante

Editorial: Un aniversario edificante

Un aniversario digno del mayor encomio, que también plantea retos y compromisos.

    Ha corrido mucha agua bajo los puentes desde aquel año de 1861, cuando los vientos de agosto trajeron a Colombia la buena nueva de la creación de la Escuela Politécnica, que, seis años después, se incorporaría al campus y alma académica de la Universidad Nacional. En aquellos tiempos, apenas 600 esperanzados estudiantes comenzaban la Ingeniería Civil. Hoy son 6.500, con 700 de posgrado, los que abrazan allí esta profesión. La misma que ha tenido un protagonismo grande en la vida del país.

    Por eso, es más que justo y digno el reconocimiento que ha recibido la Facultad al arribar al siglo y medio de formación de profesionales en esa exigente disciplina. Naturalmente, fue muy emotivo el acto de graduación de 400 ingenieros en carreras de pregrado y posgrado, al que asistieron, entre otros, Juan Manuel Santos, un ingeniero frustrado, y el empresario Luis Carlos Sarmiento Angulo, él sí orgulloso profesional del ramo, egresado de la Nacional y uno de sus más fervientes benefactores. Por ello, uno de los edificios de enseñanza lleva su nombre.

    El Presidente se refirió, con sobrada razón, al importante papel de estos profesionales en el bienestar del país. "Son buenos donde los pongan... son indispensables para el desarrollo de la vida nacional", dijo el mandatario. Efectivamente. Todas las disciplinas del saber hacen un aporte vital al desarrollo y engrandecimiento de los pueblos, pero la ingeniería, en sus distintas ramas, ha tenido un protagonismo significativo en Colombia.

    La Facultad de Ingeniería de la UN ha graduado en su larga historia a más de 20.000 profesionales. Es preciso decir que ellos y sus maestros han sentado las bases y abierto las vías al desarrollo de la infraestructura, especialmente en un país de compleja e intrincada geografía, pero que, con capacidad y no poco ingenio, ha visto aparecer ferrocarriles, hidroeléctricas, aeropuertos, torres de energía, carreteras, puentes o avanzar ciudades modernas.

    Un aniversario, pues, digno del mayor encomio, que también plantea retos y compromisos. Más cuando se requiere un país moderno y competitivo. Es ahí donde nuestros ingenieros harán su invaluable contribución y prolongarán el legado de aquellos que supieron iniciar el camino.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.