Secciones
Síguenos en:
Miguel Uribe Turbay, otro 'delfín' que no puede escapar de la política

Miguel Uribe Turbay, otro 'delfín' que no puede escapar de la política

Es hijo de la asesinada periodista Diana Turbay y el nieto de Julio César Turbay Ayala.

notitle

Y no puede ocultar su árbol genealógico. Todos los esfuerzos que ha hecho por mostrarse como un joven líder independiente son valorados, pero siempre tropiezan con la misma pregunta: ¿es más fácil la política para un delfín?

Él no se enoja, pero acude al pasaje histórico de Luis XIV y su hijo Luis de Francia, 'el gran delfín' para recordar que el término se aplica a los sucesores directos al trono y que, por lo tanto, sería un error llamar así a Miguel Uribe Turbay, el nieto de un ex presidente.

Pero la pregunta es recurrente y más ahora cuando ha decidido lanzarse a la política para pelear por un puesto en el Concejo de Bogotá por el Partido Liberal de Colombia, la colectividad en la que se abuelo se hizo jefe político y presidente de la República, en 1978.

"Quisiera que me reconocieran por mis propios logros", dice y, entonces, se remonta en el tiempo para decir que muy joven, cuando finalizaba sus estudios de bachillerato decidió crear una fundación, llamada Crece Colombia, con la que empezó programas de formación para jóvenes.

Fue en escenario donde impulsó programas de formación en tiempo libre, como el ajedrez como herramienta pedagógica, que también le sirvió para preparar sus primeras jugadas en el tablero de la política. "Fue en ese escenario donde resuelvo ser político", dice y, relata que convocó a un grupo de amigos para hacer "tertulia política en la casa".

El año pasado, durante las elecciones presidenciales, decidió vincularse al Partido de 'la U' y hacer campaña por Juan Manuel Santos, pero un grupo de jóvenes, a quienes también han llamado delfines alguna vez en su vida, lo convencieron de regresar al liberalismo y de meterse en el décimo renglón de la lista para el Concejo de ese partido.

Fueron Juan Manuel Galán y Simón Gaviria, quienes respaldados por David Luna, el candidato oficial liberal, quienes le insistieron para que hiciera el ejercicio de pelear por uno de los 45 puestos que tiene el concejo de la ciudad. "Gane o pierda voy a ser político", dice e insiste en hablar de los proyectos de acuerdo y las programas que quiere desarrollar.

Antes Miguel Uribe Turbay enfrenta una pregunta incómoda: ¿Cómo reacciona frente a los chistes que se hacen sobre los ex presidentes? Antes que exigir respeto o mostrar molestia habla de los logros de su abuelo: recuerda que su abuelo fue un autodidacta, que aprendió sólo inglés, francés e italiano y que cultivó toda una vida de conciliación y servicio al país.

"Yo conocí a mi abuelo y lo admiro. Él fue un descendiente de libaneses y mis bisabuelos eran tan pobres que solo una de mis tías pudo ir a colegio a formarse. Ella, mi tía, les enseñaba a sus hermanos, quienes se convirtieron en autodidactas", dice algo emocionado.

Pero después sorprende con una frase: "Quiero seguir el ejemplo de mi abuela (Nidia Quintero, quien este domingo realizará la tradicional caminata de la solidaridad". Y antes de que aparezca una nueva crítica sostiene que la vida de servicio de su abuela es lo que realmente lo inspira a tomar el camino de la política.

La inspiración nació desde el momento en el que Uribe Turbay vivió el duro episodio del asesinato de su madre, la periodista Diana Turbay, secuestrada por Pablo Escobar en agosto de 1990 y asesinada en confusos hechos en enero de 1991 en Copacabana (Antioquia), cuando la Policía intentó rescatarla.  Desde entonces, fue su abuela la que se encargó de su crianza.

La muerte de Diana fue un duro golpe para todos. Gabriel García Márquez, en su libro 'Noticia de un secuestro' reveló el duro episodio en el que Nidia Quintero fue hasta la oficina del presidente César Gaviria Trujillo a reclamarle por la operación en la que se intentó, en vano, liberar a su hija. Hoy, paradójicamente, las familias Gaviria y Turbay tienen una profunda amistad, al punto de que Simón Gaviria es quien la abre la puerta en la política a Miguel Uribe Turbay.

Y sobre sus propuestas, asegura que apoyará el plan de acabar con la doble jornada en los colegios de Bogotá, para que los estudiantes tengan una educación de mejor calidad y puedan ser bilingües; que defenderá los programas de equidad laboral para las mujeres y que combatirá el maltrato infantil. Todas son propuestas propias de un político, el oficio del que no pudo escapar.

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.