Secciones
Síguenos en:
Mujeres rechazan castigo que impuso la justicia indígena a un violador

Mujeres rechazan castigo que impuso la justicia indígena a un violador

Comunidad pide que actúe la justicia ordinaria contra un paez que abusó de sus hijas.

notitle

Un grupo de mujeres campesinas e indígenas de Caldono, norte del Cauca, alzó su voz el sábado para pedir que un indígena paez acusado de violar 5 mujeres, entre ellas tres hijas, sea llevado a la justicia ordinaria, pues consideran que la pena de 5 años de trabajo comunitario, que le dio la justicia indígena, es insuficiente.

El caso ocurrió en el corregimiento El Pital. El indígena, conocido como 'Toño', de 42 años, es acusado de haber violado a sus tres hijas, de 7, 9 y 14 años, y a dos cuñadas.

Una líder de la región dijo que se dieron cuenta el pasado el 24 de julio. "Una tía de los niños me llamó desesperada pidiendo auxilio como a las 11:30 o 12 de la noche, y me dijo que habían violado a la hija de 'Toño' y que era el propio papá... A raíz de eso, llevaron la niña al ICBF y allá descubrieron que ese hombre hacía varios meses también estaba violando a las otras niñas, de 7 y 9 años", cuenta.

Piden que la justicia opere

La situación fue denunciada ante el resguardo indígena de Las Mercedes.

Dora Alicia Nene, cuñada del presunto violador, relató que el pasado 26 de julio, después de una asamblea, el cabildo lo condenó a 20 años y dijo que lo entregarían a la justicia ordinaria.

"Pero el primero de agosto hicieron otra asamblea, y cuando subimos no nos dejaron hablar y simplemente nos informaron que lo condenaban no más a 5 años", dijo.

El argumento de las autoridades indígenas, según la cuñada del indígena, "es que él no representa ningún peligro para la sociedad. Ellos consultaron con los mayores, con los espíritus, y les dijeron que él tenía remedio, y que por eso lo dejaban solo haciendo trabajo comunitario en el resguardo de Las Mercedes".

Los habitantes dicen que tienen temor de que el hombre esté libre porque en la comunidad hay muchos niños.

Zully Meneses, de La Ruta Pacifica de Mujeres del Cauca,
manifestó que "lastimosamente esto no es percibido como un delito y evidenciamos cómo los entes de justicia tradicional no lo ven así, y lo más duro es que la víctima debe demostrar que fue violada y no que ella se lo buscó".

Agregó que es urgente que los derechos de las mujeres estén por encima de cualquier etnia y sin importar la jurisdicción de justicia que opere.

La Fiscalía ya conoce el caso y está investigando. EL TIEMPO intentó hablar con las autoridades indígenas regionales, pero no fue posible conocer su versión.

REDACCIÓN POPAYÁN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.