Secciones
Síguenos en:
Clara López revela cuál será el legado que dejará al frente de Bogotá

Clara López revela cuál será el legado que dejará al frente de Bogotá

En la oficina de la alcaldesa (e.) hay documentos que llevan el título: "Poner la casa en orden".

notitle

La frase no es casualidad. Ella formó parte del Gobierno y, desde hace dos meses, asumió las riendas de la administración, en medio de la turbulencia desatada por la suspensión del alcalde Samuel Moreno y el escándalo de la contratación.

¿Qué es lo más difícil de gobernar en Bogotá?

Me encontré una Alcaldía con sus funcionarios de capa caída, con pérdida de autoestima y una sensación de no futuro. Pero, gracias a un compromiso ético, hemos logrado darle la vuelta a ese ánimo depresivo. Nos falta demasiado por hacer y tenemos un tiempo muy corto. Sin embargo, en estos momentos, se respira un nuevo aire en el Distrito, lo mismo que en toda la ciudad.

En dos meses, ¿ha impulsado cambios de forma o de fondo?

Ha habido un cambio de fondo. Hay una conciencia colectiva de 'no más' a como venían las cosas. Considero que lo que han hecho los órganos de control es ponerle un 'tatequieto' a todo el país y eso es fundamental, porque no íbamos por el rumbo debido.

¿Cuál va a ser su legado?

Los bogotanos tenemos derecho a volver a soñar. En primer lugar, vamos a impulsar una norma, que está contenida en un acuerdo del Concejo, por la defensa del agua. Se busca dotar al estrato 1 del derecho a un consumo mínimo vital del líquido, consagrado por la Organización Panamericana de la Salud. Esa es una apuesta de profundo contenido social, porque, en la lucha contra la pobreza y la inclusión, tenemos que recoger conceptos tan importantes como el que aquí nos trajo el ex presidente brasileño Lula da Silva. En su discurso, él manifestó que cuando se habla de dineros públicos para favorecer a los grandes empresarios se habla de inversión. Pero cuando se trata de invertir en justicia e igualdad, se llama gasto público. Nosotros vamos a hacer inversión en igualdad social.

¿Qué otras metas hay?

Vamos a apostar por la salud como un derecho. Las EPS tienen que pagarle al Distrito lo que le deben a su red hospitalaria. Vamos a hacer todos los esfuerzos persuasivos, con el Ministerio de Protección Social, con la Superintendencia de Salud y con las propias EPS. Si no nos queda más remedio, vamos acudir a la justicia. Son 250.000 millones de pesos.

Pese a la destitución de la directora de la Uaesp, ¿usted va a sacar adelante la millonaria licitación de aseo?

Es una licitación crucial. Si no se adjudica, no hay otro camino que declarar una urgencia manifiesta y seguir con los que están. Hoy, la ciudad tiene la oportunidad de una rebaja sustancial en las tarifas, del 19 por ciento, y de una mejora del servicio. Además, está la incorporación, digna y seria, de los recicladores.

¿Considera que ese proceso de aseo está blindado?

No conozco los detalles, pero nadie me ha traído una información que me obligue a suspenderlo. No podemos gobernar en función de las suspicacias y de las presunciones de la mala fe, porque así sería imposible adjudicar licitaciones en cualquier parte.

¿Va a flexibilizar la restricción a la venta del licor?

La medida debe continuar. Dos meses no son suficientes para valorar el impacto. Sin embargo, se ha convenido realizar un estudio serio y de fondo sobre el impacto económico. Lo cierto es que no hay ciudad en el mundo que resista unos 83.000 expendios de licor. Pero, además, se estima que solamente un 28 por ciento de los establecimientos de comercio en Bogotá están ubicados en sitios autorizados por el uso del suelo. Esto, como ya ven, va más allá de la acción policial.

Se habla de millonarias pérdidas. ¿No confía en esas cifras del comercio?

No es desconfianza con las cifras, sino que hay que ubicar a los verdaderos damnificados. Los comerciantes nos han dado cifras generales y dicen que unos 80.000 tenderos han perdido 2.000 millones de pesos en un mes. También señalan que las cervecerías han dejado de poner 16.000 millones de pesos en productos. Pero esas cifras globales hay que aterrizarlas en los damnificados para diseñar toda una política pública que los ayude.

¿Cómo ve el comportamiento de los candidatos a la Alcaldía y toda la campaña?

Estamos en plena disposición para darles garantías a todos los sectores. Hoy, veo que es muy taquillero acusar a la gente de cosas que 'suenan'. En algún momento tenemos que dejar de juzgar a la gente por nuestra propia condición.

¿Los invita a que no jueguen con la ciudad, de manera irresponsable?

Me pueden criticar todo lo que puedan, pero con fundamento.

¿Qué pasa con el proyecto del metro? ¿En qué va?

Estamos esperando los estudios de la firma Steer Davies sobre la demanda. Ese es un requisito que hace falta para la contratación de los diseños finales. Nosotros tuvimos una reunión con el presidente de la República, Juan Manuel Santos, y acordamos que, apenas estuviese ese estudio, tomaríamos una determinación al respecto. Bogotá necesita metro. No tengo ninguna duda.

¿Cómo analiza el escándalo de Alma Máter en la Secretaría de Educación?

Veo a un secretario de Educación (Ricardo Sánchez Ángel) comprometido con la moral pública y haciendo lo que está a su alcance para enderezar un entuerto...

¿Le van a quedar ganas de repetir Alcaldía en el futuro?

(Risas) Yo no sé...

¿De verdad?

Les voy a contar una cosa: cuando me posesioné dije que este iba a ser el último cargo público de mi vida. Pero ahora no lo digo con juramento.

¿Hay que prohibir todo en la ciudad?

"Vivimos en una ciudad que aspira a ser libérrima. No concibo zonas populares donde no puedan dormir de noche, porque tienen una cantina prohibida al lado. Frente al alcohol, hay que buscar su consumo responsable y permitido".

¿Qué piensa del caso 'Bolillo'?

Habla de la agresión del técnico de fútbol a una mujer

"No hay nada más importante en la vida que reconocer que todas las personas tenemos derecho a rehabilitarnos y a mejorar como seres humanos. El técnico de la selección, 'Bolillo' Gómez, ha ofrecido una reparación a la sociedad. A mí me gustaría que se concretara y que eso sirviera de ejemplo a tantas familias en Colombia que están viviendo los temas de violencia intrafamiliar.

Frente a las declaraciones de la senadora Liliana Rendón, debo decir que, psicológicamente, muchas mujeres sienten que tienen la culpa de que los maridos les peguen. Y ese viene a ser uno de los grandes impedimentos para ponerle fin a esta clase de violencia".

ERNESTO CORTÉS
YESID LANCHEROS
REDACCIÓN EL TIEMPO
En Twitter: @yesidlancheros; @ernestocortes28

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.