Secciones
Síguenos en:
Militar se infiltró en las Farc para liberar a su madre guerrillera

Militar se infiltró en las Farc para liberar a su madre guerrillera

Durante varios meses estuvo en las filas del enemigo para convencerla de que se desmovilizara.

notitle

Alias 'Carmenza' ingresó a la guerrilla de Las Farc a la edad de 14 años. Su hijo nació en 1987 en la selva y al verse obligada por este grupo subversivo a abandonarlo, decidió entregarlo a una familia cercana a su esposo. Desde ese momento perdió contacto con él.
 
Su hijo, con quien dialogó la 'La W Radio' e identificó con el nombre de 'Alexander' (para preservar su identidad), creció en un ambiente familiar. Cuando cumplió 18 años prestó el servicio militar y decidió quedarse en el Ejército para hacer inteligencia en dicha institución. Aunque sus padres adoptivos no le negaron su procedencia, a lo largo de su vida surgieron varias preguntas sobre su madre, entre ellas el saber qué hacía, cómo estaba y dónde estaba.
 
"La primera vez que supe de ella fue por medio de una carta, en la que me comentó que era lo que hacía. Yo también le dije cuál era mi labor. Yo traté de hacerle entender que esa situación no le beneficiaba. Intenté convencerla de que se desmovilizara", comentó el militar en 'La W'
 
Después de saber el paradero de su madre, le comentó la situación a su comandante, y con los medios que el Ejército le brindó, lograron  ubicar el campamento del frente 34 donde ella estaba. El joven militar se infiltró en la guerrilla con la ayuda de 'Carmenza', que lo presentó como su hijo.
 
"Fue muy preocupante que él estuviera allá, porque me daba mucho miedo que se dieran cuenta. Yo estaba muy indecisa de cómo salir de ahí; no encontraba la salida. El amor por mi hijo y el camino que me mostró él fue la señal que necesitaba. Estoy muy agradecida con él" aseguró 'Carmenza'.
 
El joven estuvo en el campamento durante dos meses mientras encontraba el momento oportuno para escapar con su mamá. "Tuvimos varios inconvenientes porque al ser una persona nueva en el grupo, los ojos de todos están detrás de uno", aseguró, el militar.

En enero, con la colaboración de las Fuerzas Militares, el joven y su madre lograron apartarse del grupo guerrillero.

En la actualidad son una familia unida. "En estos momentos estoy viendo las cosas con un lente de otro color. Cuando llegué a las Farc estaba convencida de que iba a ayudar a un proceso revolucionario, pero me doy cuenta que están desviados de sus principios ideológicos, ahora estoy feliz de haber recuperado mi familia", afirmó la desmovilizada.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.