Secciones
Síguenos en:
Un círculo vicioso

Un círculo vicioso

notitle

Consciente de su condición de 'nube negra' en una ciudad como Barcelona que parece haberse comido un payaso, transforma sus pequeños holocaustos domésticos en 19 escenas de una obra cínica consigo mismo, si bien es más indulgente con los demás.
El día que muere su padre, por ejemplo, lo enfoca en su angustia al no poder hacerle bien el nudo de la corbata.

Él nunca supo hacerse el nudo, no puede hacérselo al cadáver de su padre y no podrá jamás enseñárselo a sus críos. Fracaso nimio, pero que lo lleva a la exasperación por una mente entrenada
para agrandar las pequeñas insatisfacciones del día a día. Tanta importancia le dará, que el malestar supera la muerte misma de su padre.

De igual manera construye todo un razonamiento, sentado en la sala de espera de un aeropuerto, sobre lo que pasaría con el legado de su familia si el avión que está por tomar con su mujer y sus hijos, se cayera. Lo piensa porque justo en ese momento recuerda que el rey Juan Carlos nunca viaja en el mismo avión con su hijo, para que en caso de siniestro se preserve el linaje.


Así pasa de catástrofe en catástrofe, de paranoia en paranoia, en los 50 años de un hombre común. El suyo parece un libro de finales: del día que debe mudarse e irse a otro país, el día en que su mujer le dice que ya no lo quiere. Si vivir fuera un producto, Pàmies deja en claro casi todos los motivos por los cuales no es un buen negocio. En el relato 'Supervivencia', un viaje literal al interior de sí mismo, dice: "No sabe qué esperaba encontrar pero
la expectativa que le ha traído hasta aquí no incluía un mueble vacío. No necesita esforzarse para reconocer los síntomas de la decepción".

Algunos relatos, tal vez por estar dirigidos a un 'tú' que pareciera ser el lector, producen la sensación de tenerlo al frente, en una sala, tomando el té y escuchándolo hablar. Te cuenta sus cuitas, te parece verlo al frente tuyo, buscando entre sus recuerdos
los más dolorosos. Y te los cuenta, sin más. A veces se burla de su sobrepeso y cuenta un affaire con una gordita que conoció en la sala de espera de un médico nutricionista.

Lo cuenta a modo de receta, deteniéndose en los gestos del cortejo y en la voluminosidad de los cuerpos como si de un
mousse se tratara, ... para que todo salga a pedir de boca, la mujer debe pesar 90 kilos y el hombre 115, y ambos deben tener una vida matrimonial moderadamente infeliz..." Y así sigue él, montado en su bicicleta estática, mientras nosotros leemos montados
en nuestras propias bicicletas estáticas, viendo pasar la vida, con el desencanto a pedir de boca.

Pàmies se las arregla para identificar con lupa los episodios que materializan el sustantivo 'decadencia' en instantáneas de seis páginas en promedio y agruparlas en un modesto pero intenso
compendio de 125 páginas. Las ensopa en una buena dosis de humor negro con un estilo escueto, directo. A veces incluso se lleva al lector, lo pasea por exposiciones fotográficas, lo mete en la
historia, a ese lector con el que antaño jugara también Calvino.

Con esa mezcla de miradas, narradores y apatía, produce un espejo que abarca todo ese gran gimnasio donde andamos en nuestras bicicletas estáticas, uno al lado del otro.

Ese espejo lo muestra a él, claro, con sus kilos de más, con una calva incipiente, divorciado, con unos hijos que ve crecer a la distancia, pero también refleja la caída del gran espejismo contemporáneo: trabajar, casarte, tener hijos, no aumenta las posibilidades de felicidad sino que potencializa y multiplica las posibilidades de tropezar y caer de cara contra el pavimento. Incluso desde la velocidad cero de una bicicleta estática.

MARÍA ANTONIA GARCÍA DE LA TORRE
MADRID

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.