VÍCTOR GAVIRIA EMOCIONA EN CANNES

VÍCTOR GAVIRIA EMOCIONA EN CANNES

El cineasta y escritor colombiano Víctor Gaviria ha llevado a la competición del 51 Festival de Cine Cannes, el más importante del mundo, la rosa de la emoción.

17 de mayo 1998 , 12:00 a.m.

Su segundo largometraje, La vendedora de rosas, basado en un cuento clásico de Hans Christian Andersen (La pequeña cerillera). Ha sido la oportunidad para el público europeo de descubrir una realidad, la de los niños de la calle en Medellín, muy lejana de cualquier pantalla. Gaviria se ha mostrado en conversación con EL TIEMPO muy feliz y satisfecho de su paso por el certamen.

Acompañado por dos de sus adolescentes actores, la protagonista Leidy Tavares y Geovanni Quiroz, Gaviria ha logrado emocionar con un docu-drama sin falsos moralismos sobre la infancia excluida . El realizador nacido en Medellín hace 43 años dio una rueda de prensa el jueves y este viernes concedió diversas entrevistas personales a televisiones y prensa escrita de todo el mundo. Durante la primera de esas convocatorias se repartieron largas y espinosas rosas entre los asistentes, enlazadas con la bandera nacional.

En el intercambio de impresiones con los informadores, que se interesaron sobre la situación de los niños de la calle, la reacción de los dignatarios colombianos y la propia vida de los infantiles actores naturales (que provienen de la misma calle), intervino una representante de la Embajada de Colombia en París. Su intención fue explicar a la prensa que la droga es una triste realidad sobre todo por el consumo de los países ricos, empezando por Estados Unidos y Europa, aunque se hable sobre todo de quienes lo producen .

Realidad rosa? Nada es inventado, decía ayer viernes Gaviria a EL TIEMPO, se trata de un retrato de una niña en Medellín. Es un cuento como el de La Cerillera de Andersen, lo único que aquella moría de frío y la nuestra muere por azar. Cambio frío y soledad por violencia y azar , como en Los Olvidados de Buñuel .

Para el director colombiano, el azar es lo que he tratado, la violencia en Medellín, también podemos hablar de documental porque lo relatado es real, incluso los actores son niños que se representan a sí mismos, la vida que llevan en realidad .

Esa violencia, en su opinión Es resultado en muchos casos de la incomunicación y los malentendidos. La cola que llevan consigo es como los fósforos de la cerillera que estaba alucinada con ellos. Aquí los niños a través de sus alucinaciones se ponen en contacto con su parte sensible, pues han sido endurecidos por la vida que llevan: la niña con su abuelita, siempre buscando un elemento alucinatorio. Esto es un cuento de fin de siglo .

Pero yo si veo futuro prosigue Gaviria en estos chicos, muchas ganas de vivir, en Colombia mucha gente tiene ganas de vivir. Hay otra clase social que esta adormecida por el consumo, es muy estrecho lo que quiere y tiene la misma comodidad intelectual, cree que el mundo empezó ayer en la TV. Esos niños están tan sin hogar como los de la calle. Necesitamos una juventud rebelde, fuerte. No siento ninguna compasión por los niños de la calle, aprendo de ellos .

Cannes, otra vez Estar por segunda vez compitiendo en Cannes (La primera fue hace 8 años con Rodrigo D-No futuro) es una alegría increíble , dice. Había realizado antes solo documentales, cortos y también un largo en betacam : Simón el Mago.

Pero Víctor Gaviria es también escritor de prosa y sobre todo poesía . Es tras mis películas comenta que la gente parece interesarse por mi obra como escritor . El cine es el que manda en la sociedad actual, es lo que se copia y lo que influye .

El cine en Colombia prosigue es muy espasmódico, no hay industria pero sí un fuerte fervor. Atrás quedaron los prejuicios hacia el cine colombiano como algo malo, sinónimo de fracaso o aburrido, y hay una juventud con muchas ganas de hacer película .

En la crítica internacional, por su parte, la cinta ha tenido una acogida desigual. En Le Film Franais, la votación de los especialistas ha sido positiva ( Les gusta mucho , según el baremo de dos estrellas) para los críticos de Télérama y Studio Magazine, mientras que los de La Croix, L Humanité, L Express y Le Nouvel Observateur se decantan por la frase Les gusta un poco .

Por su parte, el prestigioso Variety norteamericano, a través de su columnista David Rooney titula Gaviria tiene una rosa con espinas y explica que el drama neorealista del cineasta colombiano tiene detalles interesantes pero otros están desenfocados , y con su habitual lectura comercial concluye que fuera del circuito de los festivales tendrá una difícil circulación.

La vendedora de rosas se estrenará en Colombia en agosto, cuando termine el mundial , y Víctor Gaviria se muestra curioso por ver la reacción del público.

Algunos amigos críticos que la han visto han dicho que es una bofetada a la conciencia , pero yo no creo que sea una bofetada contra nadie, ninguna persona en concreto .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.