Barranquilla

El relato de una víctima que denunció por abuso a Juan Carlos Sánchez

Fue extraditado a Colombia desde Venezuela. Habría abusado de 276 niños.

Juan Carlos Sánchez Latorre.

Foto:

Foto/Fiscalía.

Rafael* es la única víctima que, 10 años después, se ha atrevido a denunciar a Juan Carlos Sánchez Latorre, conocido como el ‘Lobo Feroz’, sobre quien se conoce que habría abusado sexualmente de alrededor de 276 niños y adolescentes en Barranquilla.

Sánchez Latorre fue capturado en Venezuela  el 29 de noviembre del 2017 y este miércoles se llevó a cabo su extradición a Colombia.

Tras el trámite judicial, el general de la Policía Jorge Luis Vargas manifestó que las pruebas contra Sánchez contienen imágenes fuertes" y explícitas que comprometen, las cuales lo comprometen en el proceso por abuso de menores.

Rafael, en febrero, entregó su declaratoria en el juicio que se inició contra Sánchez en el Centro de Servicios Judiciales de Barranquilla, ante el juez octavo del Circuito con Funciones de Conocimiento, Álvaro Pérez, y el fiscal 38 de la Unidad Viva, un defensor público y dos testigos más.

Según la víctima, fue abusado por el ‘Lobo Feroz’ y 3 personas más en 15 ocasiones, desde enero de 2008, cuando tenía 13 años. “Uno de los que lo acompañaba siempre tenía una cámara donde había fotos y videos de niños violados y desnudos”, dijo el hombre en la audiencia que se cumplió a puerta cerrada.

La denuncia contra Sánchez fue interpuesta en 2008 y, en ese entonces, la víctima aseguró que no había sido accedido carnalmente. Sin embargo, durante el interrogatorio en el juicio de este jueves, contó la verdad sobre cómo conoció a quien fuera su abusador.

Recordó que fue mientras vendía flores en el parque de Los Enamorados, en el centro de Barranquilla. En ese lugar corría el rumor de que había un hombre que abusaba a niños, por lo que uno de sus hermanos le hizo la advertencia de que se cuidara.

El primer encuentro con el sujeto fue en los alrededores del Centro Comercial Metrocentro, en el sur de Barranquilla, donde lo invitó a comer un perro caliente y una gaseosa. Después, lo llevó a un motel cercano junto con dos hombres. “Apenas entré al cuarto empezó a quitarme la ropa y a darme chupones mientras me amenazaba”, dijo el joven.

Después de esa primera experiencia, Rafael aseguró que siempre lo iba a recoger al parque en una camioneta, en compañía de otros tres hombres y manifestó que “cada sábado, cuando tenía descanso, me iba a buscar con sus amigos, todos iban armados”.

El día que la Policía dio captura a Sánchez Latorre en el 2008, Rafael estaba presente, y esa misma tarde interpuso la demanda en su contra.

De las 15 veces que fue abusado, 10 fueron en moteles de Barranquilla y 5 en el municipio de Soledad (Atlántico). Hasta el momento, los familiares de la Rafael, de 24 años, desconocen lo que le ocurrió hace 10 años, y se amparó al artículo 33 de la Ley 1257 de 2008 que gesta que se puede requerir la privacidad en la sala de audiencias, cuando son delitos de índole sexual.

NACIÓN
* Nombre cambiado.