Eltiempo Multimedia
Conozca lo que necesita saber detrás del 'boom' del oro en Colombia. Información sobre la minería ilegal, papel del Gobierno y el mercado del oro en Colombia.

Los 'Serafines' tienen 55 escoltas para no pagar vacunas

Por: REDACCIÓN ELTIEMPO.COM | 12:12 p.m. | 29 de Noviembre del 2012

Los 'Serafines' tienen 55 escoltas para no pagar vacunas

Los mineros que trabajan para los 'Serafines' también usan chalecos antibalas y pistolas. A este entable le lanzaron dos granadas en los últimos dos meses.

Foto: EL TIEMPO

El nordeste de Antioquia es un reflejo de lo que se vive en las diferentes zonas del país, azotadas por las extorsiones de bandas y guerrilla.

Rodeados día y noche de 55 escoltas, armados con pistolas 9 milímetros y escopetas Remington, los hermanos Serafín y Eudes Taborda Jiménez, viven en la casa que levantaron en los alrededores de una mina de oro, en una montaña de Segovia porque dicen que no pagan una ‘vacuna’ más.

Todo empezó el 11 de marzo del año pasado, cuando los ‘Serafines’, como los conocen, tras dos años de cavar huecos encontraron una veta en las afueras de este pueblo del nordeste de Antioquia. La bautizaron La Roca y la adornaron con un cuadro del papa Juan Pablo II a su entrada. Pero ni la imagen del santo los pudo proteger de los ‘Héroes del Nordeste’, una disidencia de ‘Los Rastrojos’, que empezó a cobrarles ‘vacuna’.

“Primero nos pedían 2 millones de pesos mensuales y luego nos subieron a 80. Nos dijeron que si no lo hacíamos, mataban a todos”, recuerda Serafín Taborda, de 39 años, antes jugador de fútbol del pueblo. Pero pese a que pagaron por 6 meses, el 20 de diciembre mataron a dos de sus cuatro hermanos y a otros dos trabajadores que fueron citados, según las autoridades, a una reunión con ‘Alex 15-15’ y ‘Palagua’, jefes de la ‘Bacrim’.

“Los desgraciados los mataron cuando iban en camino (entre Segovia y Remedios)”, dice con rabia Serafín, mientras se acomoda el chaleco antibalas, su infaltable prenda, y trata de ocultar su 9 milímetros. La familia entera, más de 50 personas, se desplazó a Medellín y allí también los buscaron. Se escondieron un tiempo, pero el 21 de agosto pasado los hermanos volvieron, pero no solos. “Como el Estado no nos pudo proteger contratamos los escoltas y compramos dos carros blindados ”, dice Eudes, de 47 años, que era árbitro en partidos locales.

Volvieron a La Roca a recuperar lo que, según ellos, les pertenece por derecho, pese a que no tienen título minero y esa tierra está concesionada a la Colombia Gold Mine.

Pero los siguen persiguiendo. En los últimos dos meses les lanzaron dos granadas a la mina; dos trabajadores más fueron asesinados y también mataron el pasado 3 de noviembre mataron a la líder comunitaria Marina de Jesús Vásquez Restrepo, de 55 años, a quien -según investigadores- la mandó a asesinar ‘Alex 15-15’. “Solo porque los Taborda le regalaron un puesto de trabajo para que con el oro ayudara al barrio donde vivía”, reveló un alto oficial.

Pagando desde los noventa

Lo que les pasa a los Taborda lo han padecido durante mucho tiempo los casi 2.000 mineros informales del nordeste y el bajo Cauca antioqueño.

Uno de ellos es Oscar*, que se volvió viejo pagando ‘vacunas’ en Zaragoza (Bajo Cauca). La primera se la cobró el Eln en 1986. “Era esporádica, pero cuando empezó la guerra con los paramilitares (1997) se volvió una mensualidad. Eran 100.000 pesos por retroexcavadora y a ambos había que darles”, recuerda el hombre, de 57 años.
Después del 2000, la cuota subió a 500.000 pesos y con los años ha ido en aumento.

“En el 2006 me cansé y me puse a sembrar coca pero tampoco fue negocio pues había que vendérselo a las ‘bacrim’, y fiado. Con el tiempo el oro desplazó a la coca y ya no había a quién venderle”, dice.

Hoy le paga al frente 36 de las Farc dos millones de pesos mensuales por las dos máquinas alquiladas que tiene en una pequeña mina, entre Zaragoza y Amalfi.

También cobran por el ingreso y salida de las ‘retros’. “Cada vez que cambio de mina me toca darles 5 millones para sacar la maquinaria y vuelvo a pagar por meterla en otra parte”, revela.

De acuerdo con Óscar, a veces puede negociar los precios. “Si da mucho oro no hay esperanza, pero si da poco podemos llegar a un acuerdo y hasta pagarles a crédito”, dice.

En Caucasia, considerada como el centro comercial del oro en Antioquia, el panorama no es distinto. Carlos*, propietario de dos minas de aluvión, una en Caucasia y otra en El Bagre, cada mes tiene que sacar 8 millones de pesos para pagar vacunas (tiene cuatro retroexcavdoras), la mitad es para la guerrilla y la otra para las bandas.

“No pagamos por gusto –aclara con voz pausada-, no vaya a creer lo que dice el Gobierno que somos auspiciadores de los ilegales, no señor, si no lo hago, me matan”.

Ese es la decisión de muchos, que prefieren no hablar, paro los ‘Serafines’ piensan diferente: “preferimos pagar 200 millones de pesos a mis escoltas que darles un solo centavo a los bandidos”.

YEISON GUALDRÓN
Enviado especial de EL TIEMPO
Segovia (Antioquia).

Capturado el 'zar' del oro

Antes del atentado en que murieron dos de los Taborda Alex 15-15, les había advertido que empresarios de Remedios le estaban dando 120 millones de pesos para sacarlos de la mina.

Serafín acusó de esa amenaza a Jairo Hugo Escobar, considerado como el zar del oro en el Nordeste, y lo demandó ante la Fiscalía. Esta y otras denuncias hicieron que la Policía capturara a Escobar el pasado 24 de noviembre en el aeropuerto José María Córdova.

A su vez, la Unidad Antibacrim de Medellín le imputó cargos al empresario por homicidio, conformación de grupos armados ilegales y concierto para delinquir con fines de terrorismo, entre otros delitos.

Además iniciarán el proceso de extinción de dominio de 20 propiedades avaladas en 20.000 millones de pesos.

Guerra del oro

Informaciones de inteligencia de las autoridades revelan que ‘los Rastrojos’ vendieron el nordeste de Antioquia (Vegachí, Segovia y Remedios) a ‘los Urabeños’, que llegaron del bajo Cauca. La suma, desconocida, habría sido pagada a los antiguos cabecillas, pero los mandos medios, como ‘Alex 15-15’ y ‘Palagua’, se rebelaron y decidieron quedarse con el negocio de las extorsiones, lo que provocó una cruenta guerra.

“Entablaron alianzas con la subversión. El Eln se unió a ‘los Rastrojos’ mientras que las Farc, a ‘los Urabeños’”, explica el subcomandante de la Policía Antioquia, coronel Gustavo Chavarro, quien agrega que las bandas les ayudan al transporte de provisiones y la guerrilla vigila el territorio.A la guerrilla le conviene porque el nordeste es una ruta para el transporte de armas y narcotráfico por el Nudo de Paramillo (Norte de Antioquia y sur de Bolívar).

Por esta razón en octubre pasado el ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón lanzó en el Nordeste la operación Troya 2, que en dos meses deja 36 capturados y 17 armas largas incautadas. Pero también trágicos resultados, pues en un año 7 policías cayeron a manos de las ‘bacrim’. A octubre de este año se habían registrado, solamente en Segovia y Remedios 209 homicidios, cuando en el mismo periodo del 2011 la cifra no sobrepasó los 90 casos.

No hay denuncias de multinacionales

Pese a que se ha hablado de que las grandes compañías mineras serían víctimas de extorsiones por parte de grupos al margen de la ley las autoridades no tienen reporte o denuncia alguna de dicha situación.

-Las Farc ‘cobran’ en oro.
-'Guerrilla tiene intereses en invertir en oro': Ministerio de Defensa

    Publicidad
    Paute aquí

    Recomendados en Facebook

    Publicidad
    Paute aquí

    Reportar Error

    ¿Encontró un error?

    Para eltiempo.com las observaciones sobre su contenido son importantes, permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Por favor, incluya su nombre y correo electrónico para informarle del seguimiento que le hemos dado a su observación.

    Los campos marcados con * son obligatorios.

    *
    *
    *

    Mostrar Comentarios