Recorrido por Salta, la provincia Argentina bonita de cielo a suelo

Recorrido por Salta, la provincia Argentina bonita de cielo a suelo

Se ubica en el norte de ese país; sus parajes se elevan hasta 4.000 m s. n. m. y descienden a 1.200.

Recorrido por Salta, la provincia Argentina bonita de cielo a suelo

Vista de La Cuesta del Obispo.

Foto:

Ministerio de Cultura y Turismo de Salta

10 de agosto 2017 , 12:03 a.m.

Esta historia empieza por el final, cuando el Tren a las Nubes termina su trayecto en el viaducto de La Polvorilla, en el norte de Argentina. Para llegar hasta este puente –que se terminó de construir en 1932 y está en un terreno a 4.220 metros sobre el nivel del mar (m s. n. m.)– es necesario recorrer gran parte de la región. El camino combina carretera, ferrocarril y la posibilidad de disfrutar la cultura andina argentina.

La aventura empieza a las 7 de la mañana, a 1.187 ms. n. m. El bus parte de la estación de tren en Salta capital y durante cinco horas atraviesa valles, yungas, quebradas y punas de la provincia del mismo nombre, con paradas para apreciar monumentos históricos, nevados y montañas: panorámicas de naturaleza y obras humanas.

Se destaca El Alfarcito, a 2.800 m s. n. m. En este lugar funciona un colegio secundario para 1.147 alumnos, de los cuales 100 viven en sus instalaciones, a modo de internado. Allí cuentan con wifi y paneles solares, crían llamas y hacen trabajos de agronomía.

La ruta incluye la formación geológica Yacoraite, de la que se extraen 13 pigmentos, así como el nevado Acay (5.780 m s. n. m.) y el volcán Tuzgle (5.530 m s. n. m.) que pueden verse desde la estación Muñano (4.080 m s. n. m.).

El recorrido a bordo del bus finaliza en San Antonio de los Cobres. El pueblo es famoso por los minerales, su suelo árido y por ser el segundo centro urbano más elevado de Argentina. Además, es el lugar del que parte, al mediodía, el Tren a las Nubes, en un recorrido en medio del paisaje natural por el que aparecen vías férreas y la mina La Concordia, que cerró en 1986. También, el cerro Negro y las aguas termales de Pompeya. Todo termina en La Polvorilla, con sus 64 metros de alto, 224 de largo y 40 grados de semicurva. El tren recorre el viaducto y después hace una parada en un rellano, donde se iza la bandera argentina al son del himno Aurora.

Una experiencia terrenal

Acercarse al cielo es una experiencia única. Pero los lugares más bajos de Salta enriquecen la travesía gracias al color de sus suelos y su variedad natural.

Para llegar al valle Calchaquí primero hay que superar un camino zigzagueante y empinado, ideal para cualquier ciclista que busque retos de montaña. Se trata de la Cuesta del Obispo (a 3.348 m s. n. m.) y la Piedra del Molino (a 3.457 m s. n. m.), desde donde se ven formaciones de nubes suspendidas sobre la cordillera Oriental.

Al otro lado de la cuesta, en la bajada, está la recta del Tin Tin, una carretera de 17 kilómetros de largo que atraviesa el Parque Nacional Los Cardones. En esta zona hay una perspectiva de las cúspides andinas argentinas y de los grandes cardones protegidos de la tala indiscriminada, que crecen entre uno y cinco centímetros por año, y que alcanzan los 10 m de altura.

Recorrido por Salta, la provincia Argentina bonita de cielo a suelo

Cafayate es una provincia que se destaca por la calidad de los vinos que produce. Uno es el torrontés.

Foto:

Ministerio de Cultura y Turismo de Salta

Al final de la carretera aparecen las localidades de Cafayate, Cachí y Molinos. La primera es famosa por sus vinos, mientras que la segunda y la tercera fueron declaradas lugares históricos nacionales. En ellas se respira un aire colonial que recuerda la época de Martín Miguel de Güemes, el patriota más querido y respetado de toda Salta.

Dos de los atractivos más importantes de esta región son la quebrada de Las Flechas y la quebrada de Las Conchas. Las Flechas recibe su nombre por las formaciones rocosas en punta que la componen, y está entre Molinos y Cafayate. Tiene un tono gris y un suelo agreste, pero eso no le resta brillo. Aunque es difícil caminar por sus inclinadas piedras, vale la pena: el premio es ver la quebrada en toda su extensión.

Con el gris de Las Flechas contrastan los rojos y verdes de la quebrada Las Conchas, que debe sus colores a la oxidación del aire y el agua. En esta reserva natural, entre Cafayate y Salta capital, hay una serie de accidentes geológicos que llaman la atención por sus formas, siendo el Anfiteatro y la Garganta del Diablo las más representativas.

El Anfiteatro se formó por la erosión del viento y el agua. Fue bautizado de esta manera porque tiene una acústica parecida a la del teatro Colón de Buenos Aires. En este lugar natural, una o dos veces al año se presenta la Orquesta Sinfónica de Argentina. Su inmensidad deja sin palabras a los visitantes, quienes suelen ensimismarse cuando se paran dentro de él.

Por su parte, la Garganta del Diablo, creada también por la erosión, tiene un sendero que termina en su centro. Una vez adentro, es posible admirarla desde un montículo o caminar más hacia el fondo, por un pasaje que parece una tráquea.

Recorrido por Salta, la provincia Argentina bonita de cielo a suelo

La provincia de Salta tiene 23 departamentos y 59 municipios. Enero y julio son temporada alta.

Foto:

Ministerio de Cultura y Turismo de Salta

Aunque lo normal es relacionar siempre a Argentina con la pampa, los ecosistemas del valle Calchaquí demuestran su variedad medioambiental. Estos recorridos se hacen en carro, por vías pavimentadas y destapadas, bien señalizadas, que no tienen peajes.

La magia del vino

Argentina tiene una relación muy estrecha con el vino. Y Salta no podía quedarse atrás en este tema: en la provincia se producen malbec, cabernet sauvignon, tannat y, sobre todo, torrontés, su uva más destacada.

A 20 kilómetros de Molinos fue construida, en 1831, la bodega Colomé, la más vieja del país. Según información oficial, es la más alta del mundo: tiene cuatro fincas con niveles sobre el nivel del mar entre los 1.700 y los 3.111 metros.

Los vinos de altura producidos en Colomé son de calidad excepcional. El suelo árido, el agua cristalina, la radiación y la altitud hacen del producto algo único: las uvas crecen con una piel más gruesa, los colores son más vivos, los aromas son más concentrados y se alcanzan los 15 grados de alcohol.

Asimismo, en las instalaciones de esta histórica bodega funciona el Museo James Turrell, inaugurado en el 2009, que tiene como eje central el trabajo con la luz y el espacio. Cuenta con un área de 1.700 metros cuadrados y en él se vive una experiencia sensorial única, en la que los sentidos se abren por completo.

Más abajo, a 1.683 m s. n. m., está Cafayate, una de las localidades más importantes del valle Calchaquí y famosa por la calidad de sus vinos, gracias al suelo de estructura arenosa que la cubre, a los climas secos y templados que predominan, a la amplitud térmica que posee, a la diafanidad atmosférica que tiene y a los vientos que la golpean.

Los días en Cafayate son soleados la mayor parte del año. Sus noches son estrelladas, iluminadas y claras. Dos de las paradas obligadas en este hermoso lugar son el Museo de la Vid y el Vino, en el que explican los aspectos generales y específicos de esta bebida, y la bodega El Porvenir, en la que se puede realizar un blend, la elaboración de vino a partir de dos o más cepas.

Entre vinos y viñedos termina la ruta por esta provincia rodeada de montañas de la cordillera Oriental. Salta en lengua quechua significa “lugar muy hermoso”, y sus parajes comprueban el sentido profundo de su nombre.

Comida salteña, se prueba de todo

Lo más típico de la región son las empanadas horneadas de queso, carne y pollo. También, el tamal, hecho con harina de trigo y relleno de carne y papa; los postres de quesillo con miel de caña y la leche planchada, y las salsas cremosas de berenjenas y morrones (pimentones) asados. No puede faltar el típico asado argentino (mollejas, ubre, tira o costillas, chunchullo, morcilla, chorizo), pulpo, cabrito y bondiola.

En dónde alojarse

Amalinas Hotel Boutique. Está en San Lorenzo, a 15 minutos del centro histórico de Salta capital. Cuenta con 10 habitaciones, un restaurante, un salón de eventos y una piscina con hidromasaje. www.amalinashotel.com.

La Merced del Alto. Hotel colonial y ‘spa’, en la localidad de Cachi. Hay dos horarios de silencio: de 2 a 5 p. m. y de 11 p. m. a 9 a. m. www.lamerceddelalto.com.

Hacienda de Molinos. Antigua casona con esencia y rasgos coloniales. www.haciendademolinos.com.ar.

Hotel Grace. Ubicado en la Estancia de Cafayate. www.lec.com.ar.

Alejandro I. Hotel cinco estrellas ubicado en la zona céntrica colonial de Salta. www.alejandro1hotel.com.ar.

CAMILO HERNÁNDEZ*
Enviado especial de EL TIEMPO
* Invitación de Destino Argentina y Ministerio de Turismo de Argentina

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA