Un paseo por la Magdalena mágica

Un paseo por la Magdalena mágica

Dos destinos alternos, cercanos a Santa Marta, le apuestan al turismo sostenible.

Pueblos palafitos

Pueblos palafito del Magdalena, como Nueva Venecia, son ideales para los intercambios culturales de las comunidades de pescadores que habitan en esta región.

Foto:

Paula Hernández

07 de mayo 2018 , 10:24 a.m.

A 45 minutos de Santa Marta, hacia el sur y sobre la troncal del Caribe, está Ciénaga, un municipio rodeado por la Sierra Nevada y el mar Caribe. Es conocido como la capital del realismo mágico. En él se inspiró Gabriel García Márquez para escribir Cien años de soledad. Tiene 13 kilómetros de playas ininterrumpidas desde donde se observa uno de los mejores atardeceres del Caribe.

Ciénaga se ha convertido en un destino atractivo gracias a que hace parte de la red de pueblos patrimonio de Colombia. Cienagueños de todas las edades han mejorado su espacio para ofrecer una experiencia que muestre sus fortalezas históricas y arquitectónicas. La principal iniciativa es Asoguitur, asociación de guías turísticos que ofrece un tour por el pueblo.

Con el sol picante de la tarde y una gran sensación de humedad, el trayecto inicia a bordo de un bicitaxi colorido que se mueve entre las calles del pueblo hasta llegar al cementerio San Miguel, mejor conocido como el cementerio de los ricos. Allí, bajo esculturas de ángeles blancos, yacen los antepasados de las familias más poderosas que alguna vez habitaron la región.

El recorrido continúa con nueve estaciones más, en las cuales se resalta el valor de las joyas arquitectónicas del pueblo, edificaciones de época colonial y de estilo republicano.

Son imperdibles la Casa del Diablo, una mansión blanca casi en ruinas en donde, cuentan, vivió Manuel Varela Machado o ‘Satanás’, el hombre que “vendió el alma al diablo” para aumentar riquezas. Dice la leyenda que ‘Satanás’ le pagaba el favor al diablo con la muerte de una persona cada año.

Otra de las paradas es la Casa D’ Remedios La Bella, un hotel boutique que recrea el realismo mágico de Gabo con los colores naranja y púrpura de las paredes, mariposas amarillas y siete habitaciones bautizadas con nombres de personajes de Cien años de soledad.

La última estación es el malecón. Para cerrar con broche de oro, se ofrece una serenata con guitarra acústica o una presentación del baile tradicional. Este último es una danza en homenaje a la historia de Tomasita y el caimán. Hombres y mujeres vestidos de fucsia y aguamarina bailan alrededor del joven caimán y gritan: “¿Dónde está Tomasita? ¡Se la comió el caimán!”

Pueblo de agua

Sobre la Ciénaga Grande de Santa Marta se encuentran los pueblos palafitos de Buenavista, Nueva Venecia y Trojas de Cataca. Luego de hora y media de viaje en lancha desde el puente La Barra en Puebloviejo (ubicado a 10 minutos de Ciénaga), se empiezan a dibujar sobre el agua las canoas y casas coloridas de un grupo de pescadores.

Nueva Venecia, antes conocida como El Morro, tiene 366 casas, incluidas la estación de policía y el colegio. Como parte de un proyecto que busca encontrar nuevas oportunidades laborales más allá de la pesca, los habitantes de este pequeño municipio aprovechan la riqueza de flora y fauna de su territorio para ofrecer el tour Paraíso Veneciano.

La primera parte consiste en un recorrido náutico a cargo de los lancheros, quienes en canoas recogen a los turistas y los llevan a través de los canales de agua hasta llegar al sendero ecológico. Por el caño Aguas Negras, rodeado de mangles, se pueden observar chigüiros, iguanas, caimanes, garzas y flamencos. Los lugareños se han dedicado a cuidar su ecosistema, que se ha vuelto un atractivo turístico, especialmente para los amantes de las aves.

La segunda parte está dedicado a un city tour, que incluye presentación del baile de los negros y posibilidades de acceder a las artesanías locales: barcos de madera a pequeña escala, manillas y atarrayas.

Proyectos para la paz

La fundación CREATA se ha dedicado desde hace ocho meses a apoyar las iniciativas de turismo de los habitantes de Ciénaga y Nueva Venecia (Pueblo palafito), con el proyecto "Ecoturismo y Desarrollo sostenible". Esta fundación hace parte de los aliados del Programa Alianza para la Reconciliación (PAR) y de los 8 proyectos promovidos por la ONG norteamericana, ACDI/VOCA, respaldada por USAID (Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional).

Paula Hernández Vargas
@pauhv_13
*Invitación de Acdi/Voca

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.