Putumayo, magia en la selva y el páramo

Putumayo, magia en la selva y el páramo

El Ojo de Dios, el Fin del Mundo y el Valle de Sibundoy, destinos imperdibles en la región.

Putumayo, magia en la selva y el páramoPutumayo, magia en la selva y el páramo
Recorre Colombia

El Ojo de Dios (foto), el Fin del Mundo y el Valle de Sibundoy, destinos imperdibles en la región. Foto: Cesar Melgarejo A.

12 de diciembre 2017 , 12:07 a.m.

En el Fin del Mundo parece que comienza la vida. Los verdes salvajes de la selva, el agua que se lanza en quebradas desde las montañas y los cabellos de río cristalino que conforman las incontables cascadas hacen de Mocoa, y del destino turístico el Fin del Mundo, un paraíso de Colombia para descubrir.

A 15 minutos de la capital del Putumayo está el ingreso a este atractivo natural, una imponente caída de 75 metros de altura a la cual se llega después de una caminata de una hora y media por un sendero medianamente exigente, entre bosques tupidos, lagunas y cuevas. Para ingresar se deben pagar 15.000 pesos.

Para ir al Fin del Mundo es recomendable llevar botas e impermeable, porque la lluvia sorprende –como el sol–, y si es más osado, ropa de baño para sumergirse en la quebrada Dantayaco, que desemboca en la mágica cascada, donde se puede practicar torrentismo.

Bordeando el camino hasta el lugar se ven varios hoteles, lo que evidencia el desarrollo del turismo en esta región del sur del país, que durante décadas fue víctima de la guerra y tuvo que soportar la furia de la naturaleza.

“Estábamos luchando contra el estigma de la guerra, y viene la avalancha. Eso nos golpea, pero somos un pueblo pujante y le estamos apostando al turismo”, narró rumbo al Fin del Mundo Cristian Hernández, guía del hostal Dantayaco, donde en las últimas semanas las habitaciones se ocupan, en su mayoría, con turistas extranjeros.

En el místico valle del Sibundoy, a tres horas y media al suroccidente de Mocoa, el brazo musculoso que es la cordillera de los Andes empieza a extenderse sobre la Amazonia. Los inéditos paisajes de esta unión se aprecian desde una carretera que va a hasta el valle del Sibundoy, una región de 52.500 hectáreas cuadradas, de páramos y laderas, donde nace el río Putumayo.

Desde Mocoa hasta el Valle, el pasaje de un bus pequeño vale 25.000 pesos. Los municipios que conforman esta vasta zona son San Francisco, Sibundoy, Colón y Santiago, poblaciones con una marcada influencia de la cultura pastusa –dada su cercanía con este departamento– y con predominio de las comunidades indígenas kamsás e ingas.

“Aquí es la cuna de la sabiduría y la sanación espiritual, aquí todo indígena toma medicina. Para los niños se hacen brigadas, los taitas regalan la medicina”, contó Ómar, residente del municipio de Santiago. Además de conocer los cabildos indígenas, las coloridas artesanías, los lagos y aprender sobre medicinal ancestral, otro plan infaltable para realizar en el valle del Sibundoy es visitar las termales Ambiaku, ubicadas en Colón y donde hay una piscina con saludables aguas minerales y azufradas a 45 grados centígrados.

En definitiva, en un recorrido de 100 kilómetros, entre la cascada del Fin del Mundo y Santiago, el último pueblo del valle del Sibundoy, hay todo un mundo por descubrir. “Yo le digo a esto la otra Colombia, y con el turismo estamos mostrando la cara positiva del Putumayo. Aquí hay mucha riqueza, mucha biodiversidad que apenas se está descubriendo”, advierte Omar.

Datos de servicio

¿Cómo llegar?

El aeropuerto más cercano a Mocoa es el del municipio de Villagarzón, Huila; desde allí hasta la ciudad, un taxi cobra, en promedio, 40.000 pesos.

Clima variado

Es recomendable llevar ropa abrigada porque en el valle del Sibundoy hace frío, y prendas frescas para estar en Mocoa y en el Fin del Mundo.

Viaje de día

Aunque casi toda la vía de 73 km entre Mocoa y el valle del Sibundoy no es asfaltada, está en óptimo estado. No obstante, es mejor viajar de día.

Otros sitios para visitar

El ojo de Dios

Otra maravilla de la quebrada Dantayaco, la misma de la cascada del Fin del Mundo, es el Ojo de Dios, otra cascada que atraviesa un risco.

Jardín Botánico

El Jardín Botánico de plantas medicinales de Corpoamazonia es otro de los sitios que deben visitarse si se está en la ciudad de Mocoa.

ÓSCAR MURILLO M.
ENVIADO ESPECIAL DE EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.