Cauca y Nariño, una delicia en carretera

Cauca y Nariño, una delicia en carretera

Cerca de 15 ángeles acompañarán su recorrido en la catedral de la Virgen de Las Lajas. 

Cauca y Nariño, una delicia en carreteraCauca y Nariño, una delicia en carretera
Recorre Colombia

Cerca de 15 ángeles acompañarán su recorrido en la catedral de la Virgen de Las Lajas. Foto: Santiago Saldarriaga / EL TIEMPO

21 de diciembre 2017 , 12:13 a.m.

Con un vestido blanco y de curvas tentadoras, una bella dama se asoma en medio de las cordilleras Occidental y Central del suroccidente colombiano. Se trata de Popayán, la capital del Cauca, que, a dos horas de Cali por la vía Panamericana, arropa con sus nubes las montañas y atrapa a quienes la visitan en busca de nuevas culturas.

Kilómetros atrás está el municipio de Rosas, la ‘puerta al macizo colombiano’, una ventana que se abre y deja ver la imponencia de los cerros, muchos de ellos con mitos, mientras las chivas, o buses escalera, transportan a sus gentes con los productos que da la tierra.

En la ‘ciudad blanca’, los pies se fascinan al caminar por las calles adoquinadas de 236 manzanas de su centro histórico, que contrastan los siglos pasados con el espíritu joven de las céntricas universidades. Los colores florecen en cada paso, y los ojos no se resisten a mirar a los campesinos con sus trajes típicos y canastas repletas de productos, mientras que las cuadras se llenan de música con los ‘moningos’, a ritmo de tamboras, quenas y maracas.

“Vayan para donde doña Chepa”, salen las voces de las casas, y la curiosidad aumenta. Josefina Muñoz, o doña Chepa, tiene 97 años y desde hace 70 es conocida por hacerlos ‘aplanchados’, una especie de hojaldre que desde que se prueba genera adicción.

Los sabores de Popayán salen del campo para deleitar los paladares con los tamales y empanadas de pipián (masa de papa aliñada con achiote, comino y sal) que mujeres, como Emérita Ordóñez, venden –hasta 2.500 diarias–, cada una a 200 pesos. Por esto, la ‘ciudad blanca’ mereció ser nombrada por la Unesco ‘ciudad gastronómica de la humanidad’.

Ya en la ruta hacia el sur, la carretera es una tentación imposible de resistir. Es obligación bajar los vidrios para sentir la brisa cambiante de la vía Panamericana, que atraviesa decenas de municipios y donde hay paraderos con comidas desde 7.000 pesos.

Las montañas se comienzan a teñir de un verde vivo, y las vacas se dibujan como pecas; el frío hace tiritar, mientras un letrero se asoma diciendo: ‘¡Bienvenidos a Pasto!’. Ya en ‘la ciudad del carnaval’, el calor humano aviva su llama acogedora e invita a recorrerla. A 20 minutos, el lago de la Cocha, el segundo cuerpo de agua natural más grande del país, donde hay cerca de 200 cabañas para recibir a los turistas. Su plato estrella: la trucha.

A una hora de camino se llega a Sandoná, tierra donde las montañas parecen retazos de tela y se cultiva la caña para hacer panela, mientras las artesanas tejen sombreros de paja.

Luego de dos horas, ya casi en la frontera con Ecuador, se llega a Ipiales, donde el cuy asado del restaurante Casa de los Cristales es el plato predilecto, y hasta se le atribuyen poderes afrodisiacos.

Al final del viaje, tres cabinas de teleférico llegan hasta el santuario de Las Lajas, que se levanta 100 metros desde el río Guáitara hasta su torre más alta, y el silencio se apodera de las bocas por la unión de la arquitectura y la belleza de la naturaleza.

Datos de servicio

Peajes
De Cali a Ipiales hay cinco peajes que valen entre 8.500 y 9.200 pesos. La gasolina en Pasto es a 6.700, lo que permite más kilómetros en vía.

Qué llevar
Por la altura y los cambios de clima es bueno tener a mano bloqueador solar, chaquetas y guantes. No olvidar la cámara para los paisajes.

Hoteles
La ruta sur ofrece hospedajes con alimentación y agua caliente desde $ 60.000. Las cabañas en La Cocha se deben reservar en temporada alta.

Otros lugares para visitar

Mecatico de Aliria
En la calle 6.ª con 4.ª, centro de Popayán, está la caseta de Aliria Ortiz con más de 40 dulces típicos y campesinos. Las repollitas, las más ricas.

La laguna verde
En la cima del volcán Azufral, sur de Túquerres, en Nariño, está la laguna Verde. Sus aguas tibias, a veces hirvientes, asombran la vista de los turistas.

MARIO BAOS
ENVIADO ESPECIAL DE EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.