El semen, un elíxir desperdiciado / Sexo con Esther

El semen, un elíxir desperdiciado / Sexo con Esther

Algunos estudios dan cuenta de sus bondades, pero dejan por fuera los riesgos implícitos de usarlo.

fg

El semen ha generado inquietud frente a sus potenciales beneficios.

Foto:

123rf

13 de noviembre 2016 , 12:19 a.m.

Cada quien hace con sus fluidos lo que le parezca, y los que se producen en los órganos sexuales no son la excepción. Aunque cumplen una función específica, destinarlos a otras tareas es una mera curiosidad. El semen es el que más inquietud genera frente a sus potenciales beneficios por fuera de su oficio de transportar y garantizarles la vitalidad a los espermatozoides a fin de que sean aptos para fecundar un óvulo.

Que es un rejuvenecedor de primera línea, que provee lo elementos nutritivos que revitalizan la piel ajada, que en el estómago es insuperable para curar úlceras y otras lesiones, son algunos de ellos.

Basta revisar la composición de este producto vital para entender los porqués de las recomendaciones de usarlo por fuera del aquello. Para empezar, hay que saber que solo un diez por ciento del semen está conformado por espermatozoides. El resto lo compone una especie de caldo enriquecido con ingredientes de primera línea.

Vitamina C, vitamina B12, fructosa, glucosa, zinc, selenio, magnesio, fósforo, sodio, potasio, ácidos láctico y cítrico, cloro, nitrógeno, colesterol, aminoácidos, proteínas, enzimas, prostaglandinas y glicoproteínas; toda una farmacia perfectamente medida y mezclada que no pocos consideran un desperdicio.

Por eso se ha probado como crema, en forma de pócima y hasta de jarabe, con resultados que, de acuerdo a lo que se busca, han sido reportados desde lo inocuo hasta lo maravilloso.

Según recientes investigaciones, dosificado como elíxir alarga la vida, disminuye el riesgo de eclampsia, mejora la ovulación en las mujeres y devuelve vitalidad al pelo.

Bueno, debo decir que los niveles de evidencia de dichos estudios no son una maravilla, lo que los deja como meras anécdotas.

Lo que más preocupa es que casi todas las recomendaciones que se hacen sobre él dejan de lado los riesgos implícitos de usarlo; estas van desde la transmisión de virus como los del sida y la hepatitis B y de bacterias como la clamidia y la gonorrea hasta la reacción alérgica a algunos de sus componentes.

En fin: el semen está diseñado para desempeñar labores reproductivas, pero si algunas culturas orientales consideraban las piedras preciosas como gotas de semen divino, ¿por qué no pensar que pueda alisar las arrugas? Hasta luego.

ESTHER BALAC
Para EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA