Nueva evidencia señala que la sal afecta el desarrollo mental

Nueva evidencia señala que la sal afecta el desarrollo mental

Actualmente, la OMS recomienda tan solo 5 gramos por persona al día.

Sal

La mayoría de los alimentos preparados en casa o ultra- procesados ya contienen sal, así que no es necesario agregar más.

Foto:

123rf

07 de febrero 2018 , 10:21 p.m.

¿En cuántos hogares de Colombia y Latinoamérica no hay un salero? Su ausencia en la mesa es difícil de imaginar, pero la necesidad de que no esté como medida preventiva es imperiosa, según las recomendaciones del Ministerio de Salud y la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de nuevos estudios que advierten sobre los riesgos del consumo en exceso de este ingrediente.

Una investigación publicada hace poco en la revista Nature Neuroscience determinó que el exceso de este condimento en la dieta puede incluso traer problemas asociados al rendimiento mental. En concreto, se encontró que un grupo de ratones que fueron alimentados a base de alimentos extremadamente salados presentó posteriormente un deterioro cognitivo y una disminución en el desarrollo cerebral.

Los roedores fueron sometidos a una ingesta de sal de 8 a 16 veces lo normal, una cantidad que marcó una “reducción del flujo sanguíneo en la corteza y el hipocampo, dos regiones cerebrales importantes asociadas a la memoria y el aprendizaje”. Luego de esta prueba, los animales habían perdido la habilidad que solían tener para la resolución de laberintos.

Este cambio en su función cerebral se produjo, incluso, si la dieta en sal no había elevado su presión arterial. “Informamos que los ratones alimentados con una dieta alta en sal desarrollan hipoperfusión cerebral marcada y una profunda alteración en la regulación endotelial de la microcirculación cerebral, lo que lleva a un deterioro cognitivo posterior”, señala el estudio.

Este hallazgo no es el único que apunta a la necesidad de reducir el consumo de sal para prevenir enfermedades. Un estudio observacional presentado a finales del año pasado en Lisboa, durante el congreso anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes –que recoge el diario El Mundo de España–, encontró una relación entre la ingesta de esta sustancia y el desarrollo del tipo II de dicha enfermedad. Bahareh Rasouli, investigadora del Instituto de Medicina Ambiental del Karolinska Institutet (Suecia), autora principal del trabajo, explica que por cada gramo extra de sodio –componente principal de la sal– consumido al día aumenta, en promedio, un 65 por ciento el riesgo de desarrollar este mal.

Una lucha mundial

Desde hace nueve años, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en conjunto con las autoridades sanitarias de los países de la región, adelanta la política de ‘Prevención de las enfermedades cardiovasculares en las Américas mediante la reducción de la ingesta de sal alimentaria en toda la población’, a la que Colombia se adhirió en el 2011.

Esta política parte de la base de que la sal proveniente de los alimentos preparados, industrializados y la agregada son la principal fuente de sodio en la alimentación, y el elevado consumo de este compuesto (más de 2 gramos al día, equivalente a 5 gramos de sal por día) y la absorción insuficiente de potasio (menos de 3,5 gramos por día) contribuyen a la hipertensión arterial y aumentan el riesgo de cardiopatía y accidente cerebrovascular, según la OMS.

Y si bien la cantidad de sal recomendada por la OMS es de 5 gramos por persona al día, en la región de las Américas el consumo puede llegar a ser más del doble. Una aproximación a la ingesta nacional fue dada a conocer en el estudio ‘Sodium Intakes Around the World’, publicado en el 2007, y mostró que el promedio era de 13,7 gramos de sal al día en hombres y 10,1 g de sal/día en mujeres.

Esos son los datos disponibles más recientes, pues la Encuesta de Situación Nutricional (Ensin 2015) no tiene aún disponibles todos los resultados. Sin embargo, el Ministerio de Salud sí advierte que la mayoría de personas no son conscientes de la cantidad de sal que consumen en los alimentos ni de los efectos adversos para la salud de una ingesta excesiva, sobre todo por niños y adultos mayores.

Contra la hipertensión

La Liga Colombiana Contra el Infarto y la Hipertensión recomendó hace poco disminuir el sodio en algunos alimentos de consumo diario, con el objetivo de reducir la incidencia de enfermedades prevenibles como la hipertensión arterial, mal que tradicionalmente se asocia más a elevadas ingestas de sal/sodio y, a su vez, es el principal factor de riesgo para el desarrollo de patologías cardiovasculares y cerebrovasculares.

Luis Moya Jiménez, presidente de la Liga Colombiana Contra el Infarto y la Hipertensión, explica que la sal en exceso “representa un riesgo porque aumenta la retención de líquidos, y el corazón, para compensar, tiene que aumentar su fuerza de expulsión, y eso lo hace con mayor presión”.

Moya agrega que la hipertensión, conocida como la ‘asesina silenciosa’, no presenta en la mayoría de los casos sintomatología aparente y es uno de los principales factores de riesgo de la enfermedad coronaria, que, según la OMS, sigue siendo la principal causa de muerte en el mundo.

Prueba de ello, anota la liga, es que de 100 hipertensos en Colombia, el 50 por ciento se diagnostica, solo el 40 por ciento inicia tratamiento y de este grupo, la mitad lo abandona. Es decir que de 100 pacientes, solo 10 son tratados y 90 están en riesgo.

¿Cómo reducir el consumo?

La recomendación de la Liga Colombiana Contra el Infarto y la Hipertensión es retirar el salero de la mesa y así evitar añadir más de este ingrediente a preparaciones que ya lo contienen. Entre los alimentos comunes que contienen ‘sal oculta’ y toda persona lo debe saber están pan, fiambres y carnes curadas, comidas rápidas, sopas, quesos, pastas mezcladas, paquetes procesados y salsas en general. Otra buena recomendación es leer en las etiquetas de los alimentos industrializados el contenido de sodio. En todo caso, la Liga aconseja remplazar la sal con ajo, cebolla, jengibre, limón, cúrcuma, y hojas aromáticas, entre otros vegetales y frutos.

SALUD
@SaludET

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.