Le tengo el remedio: Mejore el aire que respira

Le tengo el remedio: Mejore el aire que respira

El aire contaminado es un factor que empuja males no solo respiratorios, sino de toda índole.

Foto:
21 de marzo 2017 , 07:20 p.m.

El aire contaminado es un factor que empuja males no solo respiratorios, sino de toda índole, y del cual pocos en el planeta se libran. Sin embargo, existe la falsa creencia de que todas las acciones para mejorarlo dependen de las autoridades ambientales y de salud, y se desconocen medidas que desde el ámbito personal se pueden aplicar.

De ahí que, dados los altos niveles de suciedad que cualifican la atmósfera que enviamos a los pulmones, vale la pena tener en cuenta recomendaciones para el bien de todos.

No fume. Hay que entender, de una vez por todas, que el humo del cigarrillo es un contaminante mortal porque inhibe la función pulmonar y promueve el desarrollo de enfisema y diferentes tipos de cáncer, tanto para el fumador como para los que aspiran lo que otros fuman. Aquí no hay excusa.

Ventanas abiertas. Viviendas herméticas concentran contaminantes interiores e impiden que el sol –el mejor purificador natural– elimine ácaros y otros microbichos sensibles al calor. La casa abierta garantiza un flujo que diluye los elementos nocivos. Así que a ventilar.

Ojo con la humedad. Goteras, filtraciones y ambientes húmedos favorecen el crecimiento de hongos, bacterias y ácaros, además de promover el desprendimiento de materiales de paredes, techos y muebles que van directo al aire. A revisar esto con esmero.

Plantas. Las matas de interior, de acuerdo con la misma Nasa, succionan a través de las hojas tóxicos del aire que son llevados a las raíces para que las bacterias de la tierra las eliminen, al punto de que hoy las plantas son un buen remedio contra el ‘síndrome del edificio enfermo’.

Mire materiales. Se ha demostrado que algunos tipos de la ropa de cama y muebles contienen en sus materiales elementos tóxicos, como formaldehídos que favorecen el crecimiento de ácaros o pueden liberarse al ambiente. Se recomiendan tejidos hipoalergénicos y maderas naturales en los muebles, sobre todo cuando hay personas susceptibles en las viviendas.

Mantenimiento. Revise pilotos de estufas, calentadores o parrillas, además de estaciones eléctricas, y haga limpiezas periódicas a todos estos elementos.

Menos químicos. Los productos de limpieza, se ha comprobado, contienen químicos que, en muchos casos, se diluyen en el ambiente. Por lo tanto, se recomiendan productos naturales, usar más agua, jabones menos contaminantes y de mayor rendimiento.

Por último. Considere la instalación de un purificador de aire, los hay muy económicos. Verifique el tipo y el estado de la pintura de paredes, techos y puertas que cuando se desprende va directo a sus pulmones. Realice mantenimiento regular de los aires acondicionados y sistemas de ventilación y, de nuevo, por nada del mundo acuda al cigarrillo.

CARLOS F. FERNÁNDEZ
Asesor médico de EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA