Así es la fractura que incapacitó a Álvaro Uribe

Así es la fractura que incapacitó a Álvaro Uribe

Esto es todo lo que debe saber sobre este tipo fisuras o roturas en las costillas.

Álvaro Uribe

El expresidente y actual senador, Álvaro Uribe.

Foto:

César Melgarejo / EL TIEMPO

04 de julio 2018 , 02:15 p.m.

De acuerdo con el senador Alvaro Uribe, al caer de una potranca presentó una fractura en una de sus costillas que lo incapacita por cuatro semanas.

Aunque el congresista no amplió detalles sobre el tipo de fractura ni en cuál de ellas sufrió el trauma, la oportunidad es válida para conocer este tipo de lesiones que son frecuentes en toda la población.

¿Qué es una fractura de costilla?

Es una fisura o rotura en una de las costillas, que son los huesos que conectan el frente del pecho con la columna vertebral y forman la caja torácica.

¿Cuáles son las causas?

El mecanismo más frecuente es el trauma por un golpe directo al pecho, que puede afectar uno o más de estos huesos. También puede haber fracturas por estrés muscular, cuando los músculos pegados a las costillas se sobrecargan. Esto es común en deportistas, lo mismo que en personas con tos severa o cuando existe alguna enfermedad concomitante que debilite los huesos, como la osteoporosis, la esclerosis sistémica o el cáncer.

¿Y los síntomas?

El dolor es el más característico, que se incrementa al respirar o con el movimiento; también puede haber deformidad en la zona, dificultad para respirar y un signo llamado de la ‘tecla’ en el que al tocar el sitio de la lesión hay un salto pequeño por desplazamiento de los huesos lesionados.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico es clínico, es decir con un examen físico, en el cual los antecedentes son muy importantes. Y se confirma con una radiografía de la reja costal y se descartan compromisos de órganos internos. El paciente puede requerir una tomografía computarizada cuando se sospechen complicaciones internas y otros exámenes complementarios.

Así es el tratamiento

Como esta zona no se puede inmovilizar con elementos externos, como férulas o yesos, la base del tratamiento está en el reposo, para limitar movimientos y calmar el dolor.

El reposo es en promedio de seis semanas y el control del dolor se hace con analgésicos, además se requiere rehabilitación con terapias física y respiratoria.

En caso de dolor severo, se pueden requerir infiltraciones de los músculos intercostales y bloqueos de los nervios que van entre las costillas, procedimientos que deben ser realizados por un especialista.

En casos extremos, por desplazamiento de las costillas que impidan la respiración, se debe recurrir a cirugía para unir los huesos con placas. También para reparar órganos o tejidos lesionados. Sin embargo, esto es excepcional.

Complicaciones

Por lo general, estas fracturas tiene un curso benigno y sus complicaciones son derivadas de potenciales compromisos en órganos internos o como consecuencia de las cirugías.

Pronóstico

Favorable.

Carlos Francisco Fernández
Asesor médico de EL TIEMPO
Con información de la Unidad de Rehabilitación Hospital Universitario San Ignacio, Bogotá.

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.