El semen y sus propiedades curativas / Sexo con Esther

El semen y sus propiedades curativas / Sexo con Esther

Estudio demostró que tragarlo al menos dos veces por semana puede disminuir el cáncer en mujeres.

Sexo con Esther

El semen también contiene gran cantidad de proteínas, sodio, colesterol y azúcares.

Foto:

123RF

06 de enero 2018 , 11:20 p.m.

Tragar semen al menos dos veces por semana puede disminuir el cáncer en mujeres hasta en un 40 por ciento. Aunque no pretendo disculparme por lo brusca que pueda sonar esta introducción, sí quiero decir que el asunto no es invento mío sino el resultado de un estudio de la Universidad de Carolina del Norte, en los Estados Unidos, después de haber analizado en un contexto epidemiológico a cientos de personas.

Traigo el tema porque la cifra me parece notablemente alta; en otras palabras, decir que la probabilidad de tener cáncer se baja a la mitad por el solo hecho de darle un final digestivo al sexo oral no deja de parecerme un valioso hallazgo. Y no se trata de creer que la investigación la realizó un científico machista e interesado en estas prácticas; nada de eso porque resulta que el grupo de científicos que se dedicó a esta tarea estuvo dirigido por una mujer: Helena Shifteer.

Al parecer, esta propiedad curativa del producto de la eyaculación masculina está relacionado directamente con su composición, que entre otras cosas contiene vitamina C, que es un potente antioxidante; B 12, que regula el sistema nervioso central y el metabolismo; magnesio, que modula las neuronas; fósforo, que contribuye al balance hormonal; potasio, también antioxidante y regulador del ritmo cardiaco; además de zinc que, como se sabe, fortalece las defensas.

Por si fuera poco, este fluido natural también contiene gran cantidad de proteínas, sodio, colesterol y azúcares que en conjunto, al tenor del estudio, pueden sumar un sinérgico conjunto terapéutico con efectos positivos con solo tres dosis a la semana.

Ahora, no sé si un estudio sea suficiente evidencia para incluir al sexo oral como parte de los protocolos oficiales para prevenir el cáncer. Pero sí me atrevo a decir que tampoco hace daño y que, en esencia, el proceso para obtener los beneficios anticancerosos de este componente orgánico es definitivamente grato y fortalece cualquier tipo de relación de pareja.

Solo me queda una duda y es si estos resultados se pueden extrapolar a hombres, porque (no sean malpensados) podría sugerirse sintetizar el preciado líquido a partir de sus componentes para proporcionárselo a todo aquel que lo necesite.

En mi caso, valga decir, si es por la salud, bienvenida la recomendación de los científicos.

Y si es por placer, pues mucho más. Bien por el líquido sanador. Hasta luego.

ESTHER BALAC
Para EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.