Detectan síntomas del Alzheimer en el líquido cerebroespinal

Detectan síntomas del Alzheimer en el líquido cerebroespinal

Investigadores encontraron una respuesta inmune temprana en personas con predisposición genética.

fg

Se estima que el cerebro humano tiene unos 100.000 millones de neuronas, de unos 10.000 tipos distintos.

Foto:

Archivo particular

15 de diciembre 2016 , 02:37 a.m.

Un centro de investigación alemán ha descubierto que se pueden detectar síntomas de Alzheimer en el líquido cerebroespinal varios años antes de que la enfermedad se manifieste, según un estudio publicado en la revista Science Translational Medicine.

Poco se conoce sobre el papel del sistema inmune del cerebro en el Alzheimer, pero investigadores del German Center for Neurodegenerative Diseases (DZNE) han encontrado una respuesta inmune temprana en los individuos con una predisposición genética a la enfermedad.

En su estudio, el cerebro de los participantes mostró reacciones inmunes anormales tan pronto como siete años antes del inicio esperado de la demencia. Esas respuestas inmunes pueden ser detectadas por medio de una proteína en el líquido cerebroespinal, lo que ofrece a los doctores la posibilidad de seguir la pista a la progresión de la dolencia.

Para la investigación, se estudió a 127 personas con predisposición genética al Alzheimer: en los casos de Alzheimer heredado el inicio de la demencia se puede predecir con precisión. Los científicos detectaron la actividad inmune creciente en el cerebro al medir los niveles de la proteína TREM2 en el líquido cerebroespinal.

Esta proteína la segregan ciertas células inmunes del cerebro, llamadas microglías, de manera que refleja su actividad. Como en los pacientes con Alzheimer heredado se puede predecir cuándo aparecerá la demencia, los investigadores pudieron monitorear el aumento en los niveles de la proteína años antes de la aparición esperada de los síntomas de la enfermedad.

"La actividad de la microglía se estimula por las células del cerebro que están muriendo, no por los depósitos de proteínas amiloides, llamadas placas, que también ocurren en la enfermedad del Alzheimer", indicó Christian Haass, uno de los autores principales del estudio.

"La microglía quizás tenga una función protectora que se detiene a medida que la enfermedad progresa. Por eso estamos buscando medicinas que puedan incrementar la actividad de la microglía", agregó.

Según su colega Michael Ewers, con el que encabezó el estudio, hay muchas similitudes entre la forma heredada del Alzheimer y la variante llamada esporádica, que es mucho más común.

Los niveles de proteína TREM2 podrían ser, por tanto, un biomarcador para dar seguimiento a la actividad inmune mientras el Alzheimer está progresando, independientemente de que la enfermedad sea genética o no.

Asimismo, los investigadores creen que la proteína también podría ser un marcador terapéutico para monitorear la respuesta a las medicinas.

El Alzheimer suele comenzar después de los 60 años y el riesgo, que es mayor si hay familiares que tuvieron la enfermedad, aumenta a medida que la persona envejece. Ningún tratamiento puede detener la enfermedad, pero algunos fármacos pueden ayudar a impedir por un tiempo limitado que los síntomas empeoren.

EFE

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA