Exfoliar, una forma de ‘resetear’ la piel

Exfoliar, una forma de ‘resetear’ la piel

Hay productos dermatológicos y naturales que pueden ayudar a remover esas células muertas.

Exfoliar la piel

La exfoliación ayuda a la piel a eliminar las células muertas para que se vea más lozana y con brillo.

Foto:

123rf

24 de abril 2018 , 09:17 p.m.

Aunque de manera natural, la piel tiene su propio ciclo de renovación, no está de más darle una mano con una exfoliación para que se vea más lozana y fresca.

Cada 28 días, las células de la dermis se regeneran de forma automática, un plan de renovación que comienza en la capa más profunda de la piel y se va trasladando hasta la superficie. Sin embargo, el envejecimiento, los malos hábitos como el tabaco y el alcohol, el abuso de azúcares, la falta de sueño y la exposición al sol son factores que ralentizan la renovación de las células.

“Estas son razones por las que es necesario ayudar a esa renovación de las células con exfoliaciones específicas”, dice la esteticista española Felicidad Carrera.

El objetivo de esa remoción de las células muertas es mejorar la textura y el tono de la piel, además de aportar luminosidad, “en definitiva, ‘resetearla’ con un brillo saludable”, dice Carrera.

Y esto se logra eliminando impurezas, células muertas y el exceso de grasa, lo que da paso a la activación de la circulación, de tal manera que, tras el proceso, la piel se muestra más fina y luminosa. Aunque la mayoría de los expertos en el cuidado de la piel defienden la exfoliación, algunos afirman que una buena higiene diaria de la piel por la mañana y por la noche (desmaquillaje, limpieza e hidratación) es suficiente para mantenerla limpia.

“La exfoliación puede ser una agresión gratuita a la piel, ya que la propia dermis se exfolia de manera natural cada 28 días”, dice el farmacéutico Pedro Catalá.

Para Aída Rojas, dermatóloga del Centro Dermatológico Federico Lleras Acosta, de Bogotá, las exfoliaciones ayudan a la piel, pero no hay que abusar de ellas. “Todos tenemos una barrera cutánea que si se rompe puede generar alergias y dermatitis. Por eso las exfoliaciones van bien si se hacen una a la semana máximo. Si se abusa de ellas se corre el riesgo de que la piel se vuelva más grasosa como efecto contrario”.

La exfoliación puede ser una agresión gratuita a la piel, ya que la propia dermis se exfolia de manera natural cada 28 días

Una exfoliación también ayuda a preparar la piel para exponerse a los rayos del sol y que no salga tan afectada de una jornada en la playa o la piscina, o incluso de jornadas turística o largas caminatas. “Es ideal hacerla 8 días antes de exponerse al sol y 8 días después del regreso”, dice la doctora Rojas.

Esta preparación ayuda a lograr un bronceado más parejo y duradero.

Cuando se habla de exfoliación no hay que pensar solo en la piel del rostro, sino de todo el cuerpo, para lo cual se puede recurrir a las manos expertas de una esteticista o dermatólogo, a hacerlo de forma natural en su casa.

“Hay productos demartológicos con ese fin, como los scrubs o granulitos y algunos ácidos; estos deben ser manejados por profesionales. Tengan en cuenta que en la mayoría de las personas, la piel del cuerpo es más seca que la de la cara, por lo que se necesitan productos distintos para cada caso”, comenta la dermatóloga.

Si prefiere hacerlo en la privacidad y tranquilidad de su casa, piense en los scrubs y en combinaciones como la miel y la avena, o los cristales de la sábila.

“Muchos utilizan café, sal o azúcar marina, pero hay que ser cuidadosos con ellos porque los granos son muy gruesos y se podrían hacer microheridas en la piel. Por eso es mejor usar los scrubs dermatológicos, que son muy buenos”, aconseja la doctora Rojas.

Muchos utilizan café, sal o azúcar marina, pero hay que ser cuidadosos con ellos porque los granos son muy gruesos y se podrían hacer microheridas en la piel

Hecha esta salvedad, la esteticista española Carmen Navarro asegura que “la sal es un magnífico exfoliante y tiene grandes beneficios para eliminar las células muertas, estimular la circulación sanguínea y eliminar el exceso de grasa de las pieles con acné”. Cuando se hace una exfoliación con sal se consigue oxigenar la dermis, la sal realiza un efecto detox natural, ya que absorbe las toxinas y proporciona minerales como sodio y potasio, además de enriquecer y restaurar la piel con yodo y calcio, agrega.

Tras la exfoliación, una buena hidratación y un protector solar de factor alto son los mejores aliados para una piel preciosa.

VIDA
Con información de EFE / Reportajes

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.