Corazones que pierden el ritmo

Corazones que pierden el ritmo

Aunque pacientes con arritmias logran vivir con calidad, algunos casos pueden ser mortales.

Corazones que pierden el ritmo

350.000 colombianos sufren de arritmias, según calcula la Sociedad Latinoamericana de Estimulación Cardiaca y Electrofisiología.

Foto:

Ilustración EL TIEMPO

04 de abril 2017 , 11:17 p.m.

No solo por penas de amor puede sufrir el corazón. Las enfermedades cardiovasculares, que incluyen los trastornos que afectan a este órgano y a los vasos sanguíneos, son, ni más ni menos, la principal causa de muerte en el planeta, según anota la Organización Mundial de la Salud (OMS). En ese grupo de males se encuentran las arritmias como una de las manifestaciones más comunes, aunque a la vez silenciosas.

José Ramón González, expresidente de la Sociedad Española de Cardiología, explica que una arritmia es un cambio anormal en la frecuencia con la que se contrae el corazón, por una alteración en los circuitos eléctricos que estimulan las fibras del músculo cardíaco. Como su nombre lo dice, es una variación en el ritmo normal con el que debe latir este órgano.

Según el cardiólogo Gabriel Robledo Kaiser, director del Centro Cardiológico de Bogotá, para que la sangre pueda ser enviada de forma oportuna y suficiente a todo el organismo, el corazón debe relajar y apretar todas sus fibras en conjunto y dentro de un lapso de tiempo definido. Cuando estas actúan por separado o a destiempo, la fuerza de la bomba disminuye y con eso su eficiencia, lo que puede dejar sin sangre de manera peligrosa a los tejidos.

Esto, técnicamente, es lo que ocurre con las arritmias; y aunque pareciera que identificarlas es fácil, pues finalmente es una cuestión de pulso, muchos pacientes solo se enteran de ellas al practicar exámenes. Especialistas señalan que algunos síntomas son mareos, falta de fuerza, problemas de respiración, sudoración excesiva, dolor en el tórax y hasta desmayos.

El cardiólogo Rodolfo Vega Llamas apunta que la mayoría de las arritmias suelen ser inofensivas y las personas pueden llevar vidas sin amenazas fatales y con calidad, pero hay algunas que pueden causar muertes súbitas cuando las condiciones juegan en contra de los pacientes.

Un problema de señales

Vega Llamas, cardiólogo de la Universidad Javeriana y del Rosario, explica que el cuerpo humano tiene un ‘marcapasos’ natural que regula el ritmo de las señales eléctricas que provocan el bombeo de la sangre, llamado nódulo sinoauricular. Este es una especie de interruptor ubicado en la pared que separa las aurículas, que son las cámaras pequeñas de la parte superior del corazón. Además, es el que define la frecuencia (ritmo) de contracción.

Las arritmias se producen, justamente, cuando se altera esta orden, ya sea porque el impulso no se genera de forma correcta; se origina en sitios que no corresponden o la señal eléctrica toma otros caminos en su ruta a los ventrículos. Esa distorsión puede causar latidos demasiado rápidos (taquicardia), muy lentos (bradicardia) o provocar un palpitar irregular.

La taquicardia es cuando el pulso o frecuencia cardiaca se encuentra por encima de 100 latidos por minuto. Y las bradicardias cuando la frecuencia está por debajo de 60 latidos por minuto. Los ritmos irregulares se conocen con extrasístoles, o palpitaciones, y se pueden sentir en el pecho o en la garganta.

(Le puede interesar: Evite el estrés y ayude un poco a su corazón)

Robledo Kaiser puntualiza que las taquicardias pueden estar relacionadas a enfermedades como la tiroides (hipertiroidismo), fiebres, anemias, infecciones, hipertensión arterial, infartos del corazón o pulmonares, insuficiencia cardiaca o consumo de alcohol y cigarrillo.

Por su parte, Vega Llamas afirma que estas anomalías, en todo caso, pueden ser ocasionales o crónicas, es decir, presentes a lo largo de la vida, y agrega que se dividen según el lugar donde comienzan, ya sea de forma supraventricular (es decir, en las aurículas o en el nódulo sinoauricular) o en los propios ventrículos.
Con información de Gabriel Robledo, cardiólogo.

Arritmias

Taquicardia sinusal
Es producida por una alteración en el nodo senoauricular, que es el marcapasos normal del corazón. Puede iniciar y terminar de manera espontánea, generalmente por factores como ansiedad, algunos medicamentos, alcohol y, generalmente, no requieren tratamiento.

Taquicardia supraventricular paroxística
Se produce en alguna parte del corazón por encima de los ventrículos y puede aparecer y desaparecer en forma espontánea. Puede deberse, entre otros, a ansiedad, alcohol o cafeína.

Taquicardia ventricular
Es una arritmia maligna, con frecuencia mayor de 100 latidos por minuto, y con por lo menos tres latidos irregulares en ese lapso. Puede no tener ninguna causa o deberse a un infarto, medicamentos o baja oxigenación. En ocasiones puede producir muerte súbita.

Fibrilación auricular
Es de las más frecuentes y se produce por latidos desordenados en la aurícula izquierda del corazón. Puede producir formación de coágulos que, de llegar a las arterias del cerebro, causan accidentes cerebrovasculares. Los pacientes con este tipo de arritmia deben tomar anticoagulantes para evitar males mayores.

Fibrilación ventricular
Es una arritmia con frecuencia cardiaca muy alta, irregular y caótica. Puede llegar a 250 latidos por minuto y hay pérdida de la contracción del corazón. Y claro, cuando el corazón deja de latir, la persona muere. La mayor causa es por enfermedad coronaria y el tratamiento es el uso de un desfibrilador, para choques eléctricos.

RONNY SUÁREZ
Redactor Salud

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA