Atletas veganos, una combinación de éxito

Atletas veganos, una combinación de éxito

Estas son las ventajas y riesgos de una alimentación exenta de productos de origen animal.

Atletas veganos, una combinación de éxito

Los expertos indican que la dieta vegana es más que remplazar la carne por verduras. 

Foto:

123 RF

29 de julio 2018 , 12:26 a.m.

“Eres lo que comes” es el dicho que ha hecho carrera. Pero ¿un deportista puede mantener su alto rendimiento comiendo nada más que matas.

La princesa del tenis, Venus Williams, lo es. Brendan Brazier, triatleta y campeón mundial de Ultraman, también. El quarterback Tom Brady, considerado el mejor jugador de fútbol americano de la historia, es vegano. El ultramaratonista Rich Roll, también. Lewis Hamilton, cuatro veces campeón de la Fórmula 1, no se queda atrás. El boxeador David Haye y el pesista Barny du Plessis también lo son.

El tema ha generado debate y polémica por igual entre médicos, nutricionistas y entrenadores. Y aunque cada vez es más común ver a deportistas seguidores de esta dieta que prescinde de cualquier alimento de origen animal, no es para todo el mundo. Los nutricionistas coinciden en que, más allá de si asume el veganismo como fórmula para mejorar el rendimiento y la recuperación o por considerarse un hábito respetuoso con el planeta, una alimentación vegana requiere de una correcta cantidad de proteínas y un adecuado balance de nutrientes, especialmente de aminoácidos, cruciales para la recuperación muscular.

Parte del alegato está en si proteína es solo sinónimo de carne, dejando de lado la de origen vegetal. El nutricionista Arturo Hoyos, asesor de deportistas élite, considera importante reflexionar sobre la calidad de las proteínas de procedencia animal que se consumen: “En la industrialización de las carnes de res y pollo y los criaderos de pescado hay una tendencia a agregar químicos y antibióticos que pueden ir en contra de la salud a largo plazo”.

Hoyos no le apuesta a una dieta soportada totalmente en plantas, pero reconoce sus beneficios: “Ayuda a mejorar los indicadores sanguínea, entre ellos el colesterol, el ácido úrico y los triglicéridos. Aporta fibra, vitaminas, minerales y nutrientes buenos que todo deportista requiere en alta cantidad”.

Pero también insiste en los contras: “La proteína de origen vegetal puede tener una cantidad aceptable en gramos, pero con un perfil de aminoácidos medio o bajo. Para fabricar o reparar el músculo se requiere proteína de alta calidad. La recuperación muscular con proteína vegetal no va a ser tan eficiente y hay que pensar qué tipo de deportista es y en qué etapa del entrenamiento se encuentra. Si es de élite y con cargas muy exigentes, una alimentación vegana se queda corta. Para un corredor amateur, una alimentación vegana, asesorada por un profesional, sí puede funcionar”, afirma Hoyos.

Alimentación verde

El nutricionista Gustavo Cárdenas, deportista amateur de alto rendimiento, empezó a entrenar y a meterse en gimnasios cuando la moda era un músculo desarrollado a punta de pesas, mucha carne, huevos y malteadas de proteínas. Era un total escéptico del veganismo. Pero una crisis de salud logró que cambiara su visión sobre la alimentación basada en plantas. Tanto así que desde hace cinco años es vegano. “Un alto consumo de proteína genera estrés en el organismo. Lo importante es una alimentación balanceada porque el vegano que solo come harinas se enferma. Lo que requiere es, primero, hacer la transición de forma paulatina; luego, aprender a comer muchos otros nutrientes y ampliar las opciones, muchas que no está acostumbrado a consumir”.

A este respecto, es importante tener un plan de nutrición adecuado para reemplazar algunos alimentos. Por ejemplo, Cárdenas habla de avena y trigo sarraceno en vez de harinas blancas procesadas o de maíz, con poco aporte nutricional; de aguacate a cambio de un huevo; nueces de Brasil, frutas enteras acompañadas por algo de proteína vegetal o un cereal. A esto hay que sumarle granos, legumbres, cremas con todas las verduras, cocinar con cúrcuma, sal marina o rosada; comer algas marinas para adquirir yodo y, en general, volver a lo básico: cocinar en casa, dejar de lado la comida procesada (paquetes y enlatados) y sumar tofu, tempeh y seitán como buenas fuentes de proteína.

La prestigiosa Clínica Mayo, en Estados Unidos, que ha hecho estudios sobre el tema, señala los nutrientes claves que deben cuidar los ‘plantívoros’: vitaminas B12 y D, hierro y ácidos grasos Omega–3.

Arturo Hoyos señala también que un triatleta o un atleta de fondo necesita una buena relación peso–masa, por lo cual los deportistas con un estilo de vida vegano tienen allí un buen aliado, pero duda que sea igual para disciplinas explosivas, como pesistas o ciclistas de pista, que dependen de una gran masa muscular y “requieren creatina, compuesto que produce energía a alta velocidad y en gran cantidad. Si no la consumen por vía animal, hay que tomarla como complemento, y funciona bien”. A su juicio, “entre más peso muscular, según la disciplina deportiva, más dependiente se vuelve de la proteína animal. Así, un plan de alimentación para un vegano se torna muy detallado”.

La dieta vegana puede tener deficiencias en algunos nutrientes, pero la omnívora, con especial énfasis en carnes rojas y proteína, tiende a caer en excesos de caseína, químicos y grasas saturadas que son nocivas para cualquier persona y un gran freno para los deportistas. En este caso, la recomendación es reemplazalas por carnes magras, ajustando las porciones y frecuencia de consumo.

Experiencias exitosas

Tatyana Parra, triatleta

Vegana por ideología y tras un accidente en bicicleta que casi la saca de este mundo. Nunca fue muy amante de la carne y no le causó problema que el nefrólogo le recomendara dejarla: solo tiene un riñón operando al 60 por ciento. “Ser vegana me permite seguir compitiendo, aunque extraño la pizza con queso”.

Para ella, uno de los principales errores de la gente es que “tiende a llenarse con harinas. Consumir arroz, pasta y papa no es ser vegano. Hay que alimentarse con chía, quinua y otras opciones. Hay que estudiar. Hoy las redes sociales ayudan, especialmente Instagram, donde hay recetas e ingredientes. Además, existe una aplicación para los veganos del mundo, donde encuentran restaurantes y supermercados afines”.

Ana María Muñoz, ‘runner’

Empezó por salud hace 16 años a raíz de un desorden hormonal. Entonces, estaba lejos de imaginar que sería una de las super runners de la firma Adidas, mucho menos que su talento podría llegar tan lejos con una dieta vegana. “Sentí la necesidad de alimentarme bien para lograr mejores resultados. El primer paso, conocerme. Leía mucho sobre proteínas de granos, tomaba nota de las reacciones en mi cuerpo. Luego estudié nutrición y soy coach”.

Así, su vida como joven ejecutiva de una multinacional tomó otro rumbo: apostó por el deporte como profesión. “Puedo decirle cuatro cosas a un vegano y deportista, de alto rendimiento o no: coma carbohidratos de buena fuente, como tubérculos, papa, yuca y arracacha, que tienen glucosa para energía y formación de músculo; frutas y verduras orgánicas, limpias de químicos; esté atento a los números de esfuerzo y carga calórica, ¿Los suplementos? Solo tomo complejo B y vitamina B12, las omegas y demás provienen de nueces y semillas”, dice, y añade: “Sí se puede ser vegano y deportista de alto rendimiento, pero siendo muy cuidadosos”.

POLY MARTÍNEZ
Especial para EL TIEMPO
@polymarti

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.