Aprenda a sacarle jugo a la cita médica / Le tengo el remedio

Aprenda a sacarle jugo a la cita médica / Le tengo el remedio

Usted tiene derechos que debe exigir, pero también algunos deberes. Aquí algunos consejos.

fg

No olvide que usted va al médico para que le dediquen tiempo. Así que no permita que lo atiendan a la carrera, que no lo escuchen y por nada del mundo que no lo examinen.

Foto:

Archivo particular

14 de febrero 2017 , 06:13 p.m.

En la consulta médica usted no es un actor secundario o un mero espectador, sino que por el contrario, es el protagonista y debe ejercer su papel con mucha propiedad y conocimiento.

Entendido esto, que al parecer permanentemente se olvida, debe saber que en ese acto –el de la consulta– usted tiene derechos que debe exigir, pero también algunos deberes por los que tiene que responder. Con el único objetivo de sacarle el máximo provecho a esta visita en la que está en juego su salud y su bienestar.

Para eso, tenga en cuenta lo siguiente.

Seriedad. Es simple, si usted no está verdaderamente enfermo o no tiene claro para qué quiere ir al médico, mejor absténgase de pedir una cita, porque le está quitando la oportunidad a alguien que, con seguridad, está más necesitado que usted.

Puntualidad. Tenga presente que va a cumplir una cita con un horario acordado (excepto las urgencias) y en unas condiciones definidas. Así que llegue con anticipación y no sobre la hora y proteste con calma en caso de que, sin razón justa, sea el médico el que se hace esperar.

Una lista. Antes de la cita en lo posible haga un inventario mental (o mejor escrito) de todas las molestias que tiene, en lo posible empezando por la que más le preocupa. Tenga claro, entre otras cosas el tiempo que lleva con los síntomas, los tratamientos y los medicamentos que ha recibido, inclusive los que se ha hecho por su cuenta y los beneficios o reacciones adversas que ha tenido con ellos. Procure ser concreto y conteste todas las preguntas que le hagan.

Exija. No olvide que usted va al médico para que le dediquen tiempo. Así que no permita que lo atiendan a la carrera, que no lo escuchen y por nada del mundo que no lo examinen. Así sea un control, no salga del consultorio si el profesional no le tomó los signos vitales, lo auscultó y lo revisó a usted y no solo a los exámenes. Ponga la queja en caso contrario.

Revise. Lea con cuidado, hasta que entienda lo que el médico le ordena. Pregunte para qué es cada medicamento, cómo se toma, las dosis y lo que tiene que esperar de ellos. Igualmente, con los exámenes que le pidan. Todo debe quedar claro y las confusiones pueden llevar a complicaciones.

Amabilidad. El hecho de que usted esté enfermo no lo autoriza a tratar mal al personal que lo atiende. En caso de dificultades, no pierda de vista que tiene derecho a pedir explicaciones y a expresar su disgusto ante las fallas, pero con respeto y a través de los canales que en las entidades de salud hay.

Por último. Cuide el aseo y llegue con la ropa adecuada. Ceda el turno, si puede, a los más enfermos; cumpla con todas las recomendaciones que le hagan y tenga presente que no puede pedir más de lo que necesita, así crea que tiene el derecho.

Carlos Francisco Fernández
Asesor médico de EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA