Se va monseñor Balestrero, representante del Papa en Colombia

Se va monseñor Balestrero, representante del Papa en Colombia

El nuncio apostólico será enviado a El Congo. Llevaba más de cuatro años en el país.

Monseñor

Monseñor Balestrero lleva una reconocida carrera diplomática en el Vaticano.

Foto:

EL TIEMPO

06 de julio 2018 , 10:24 p.m.

El obispo italiano Ettore Balestrero, nuncio apostólico en Colombia desde febrero de 2013, será trasladado a la República Democrática del Congo, por decisión del papa Francisco.

La noticia se dio a conocer ayer a través de la oficina de prensa del Vaticano. Sin embargo, no se sabe todavía el nombre de la persona que lo reemplazará en su cargo como representante del Papa en el país.

“Me siento bastante nostálgico de dejar Colombia. Es un país al que quiero mucho y donde he conocido a gente muy valiosa. Pero me siento en paz porque esta nueva misión me la pidió el santo padre y debo acoger su voluntad, que es la voluntad de Dios”, le dijo a EL TIEMPO monseñor Balestrero, de 51 años de edad y un reconocido diplomático de la curia romana.

Se necesitan más oportunidades de educación, de desarrollarse; la gente en este país tiene capacidades naturales, pero necesita impulso

De hecho, antes de ser enviado a Colombia, se desempeñaba como subsecretario de la sección para las Relaciones con los Estados de la Secretaría de Estado del Vaticano, un cargo de gran relevancia.

Durante sus cuatro años de misión en Colombia, recorrió los lugares más recónditos del país. “En esos viajes por las regiones más apartadas me sorprendió ver a un país que tiene muchos problemas, pero también, esperanzas. Hay mucha pobreza, pero mucha recursividad y mucha fe”, dice Balestrero, quien resalta el papel de las mujeres:

“Ellas son fundamentales en este país; son las que sacan adelante a sus familias, las que trabajan, las que educan a los hijos. Colombia tiene que agradecerles mucho a sus mujeres”, añadió el italiano, nacido en la ciudad de Génova y hombre clave en la visita del papa Francisco a Colombia en septiembre del año pasado; una visita en la que participó activamente en todas sus etapas.

De hecho, recupera algunas palabras del pontífice al señalar que este país debe seguir luchando por su reconciliación. “Colombia es un gran país, con hondas raíces humanas y cristianas. Hay que cambiar la página y darse cuenta de que el futuro hay que construirlo entre todos”, señaló.

En ese sentido, insiste en la necesidad de seguir transitando por los caminos de la paz. “Hay que seguir luchando por una paz con justicia, con equidad; una paz que sea incluyente y donde todos se sepan necesarios”, añadió Balestrero, quien considera que es necesario generar más y mejores oportunidades para las comunidades más pobres del país. Sobre todo –añade– para los más jóvenes.

“Se necesitan más oportunidades de educación, de desarrollarse; la gente en este país tiene capacidades naturales, pero necesita impulso”, concluye.

Monseñor Ettore Balestrero entró en el servicio diplomático de la Santa Sede en 1996 y, desde entonces, ha trabajado en las nunciaturas de Corea y Mongolia (1996-1998) y de los Países Bajos (1998-2001), y más tarde en la Secretaría de Estado del Vaticano.

VIDA
Con información de Efe

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.