‘Crear fraternidad’, les pide el papa Francisco a los colombianos

‘Crear fraternidad’, les pide el papa Francisco a los colombianos

Desde Roma, Francisco habló de los temas de su visita: paz, reconciliación, perdón y medioambiente.

Papa Francisco

“Iré como peregrino de esperanza y de paz para celebrar con ustedes la fe en nuestro Señor”, dijo el Papa.

Foto:

Alessandro Bianchi / Reuters

04 de septiembre 2017 , 10:36 p.m.

Antes de dar el mensaje inspirador a los colombianos, a las 12 del mediodía de este lunes (7 p. m. en Roma), de hablar de crear puentes, de crear fraternidad y del desafío de conseguir la paz y de la necesidad de reconciliarnos con el medioambiente, el papa Francisco ya había hecho un montón de cosas.

Como siempre, sin excusas, se levanta de la cama a las 4:45 de la mañana y se dispone para la agenda diaria, que es una maratón y, tal vez, un abuso para un hombre de 80 años. Es el reloj biológico el que lo despierta. Reza. Se concentra en las sagradas escrituras. Celebra la misa y lee algunas de las cuatro mil cartas que, en promedio, le llegan a su despacho pidiéndole consejo o que interceda ante Dios para que les conceda un milagro. Y él contesta. No todas, pero contesta. Saluda a esa imagen de san José acostado que tiene afuera de su cuarto en la casa de Santa Marta y en la que deposita mensajes con su puño y letra, pidiéndole favores y contándole sus penas. Un san José dormido, de lado, que atesora las más grandes angustias suyas y de la Iglesia.

Cinco horas antes de enviar su mensaje a Colombia, en un video de 4 minutos y 30 segundos, se reunió con unos cuatro mil jóvenes –la mayoría brasileños– de la comunidad católica Shalom. A un joven llamado Mateus, que confesó que pasó varios años en las drogas hasta que le encontró razón de ser a su vida, tras conocer a Cristo, le dijo en español: “Por mucho tiempo pasaste por el túnel de la droga y es uno de los instrumentos que tiene la cultura en la cual vivimos para dominarnos y es, por otro lado, como una necesidad que nosotros tenemos para hacernos sutiles, invisibles a nosotros mismos, como si fuéramos de aire. La droga nos lleva a negar todo lo que tenemos de arraigo, de arraigo carnal, de arraigo histórico, de arraigo problemático, todo lo que sea arraigo. Te quita la raíz”.

Pero antes de esa respuesta le preguntó, como lo hace siempre en sus intervenciones, de manera jocosa: “¿Quién es mejor?: ¿Maradona o Pelé? Y todos soltaron una carcajada. Y como la mayoría de los presentes venía de Brasil, se escuchó muy fuerte: “Peléeeeee”.

A otro muchacho, Justine, le habló de uno de los problemas de la juventud moderna. “Hay una imagen que me viene ahora, esta cultura que nos toca vivir, como es muy egoísta, muy así (gesto), de mirarse a sí mismo, tiene una dosis muy grande de narcisismo, de ese estar contemplándose a sí mismo, y por lo tanto, ignorar a los demás. El narcisismo te produce tristeza porque vivís preocupado de maquillarte el alma todos los días, de aparecer mejor de lo que sos, de contemplar si tenés una belleza mejor que la de los demás, es la enfermedad del espejo. ¡Jóvenes, rompan el espejo! No se miren al espejo porque el espejo engaña, miren hacia afuera, miren hacia los demás”, dijo con voz fuerte.

El mensaje de fraternidad

Horas más tarde, Francisco saludó a los colombianos y recordó que faltan pocas horas para que llegue a nuestro país.

“Iré como peregrino de esperanza y de paz, para celebrar con ustedes la fe en nuestro Señor, y también para aprender de vuestra caridad y vuestra confianza en búsqueda de la paz y la armonía”, leyó con su marcado acento argentino, y agradeció la invitación al presidente Juan Manuel Santos, a los obispos de la Conferencia Episcopal y a los colombianos.

Y habló del lema de su visita: ‘Demos el primer paso’. “Nos recuerda que siempre se necesita dar un primer paso para cualquier actividad y proyecto, y nos empuja a ser los primeros para amar, para crear puentes, para crear fraternidad. Dar el primer paso nos anima a salir al encuentro del otro, a extender la mano y darnos el signo de paz, la paz que Colombia busca hace mucho tiempo y trabaja para conseguirla”.

A propósito del tema de la paz, un paisano suyo, el periodista Andrés Beltramo, experto en temas vaticanos, dice al frente de la Basílica de San Pedro en una Roma soleada y esplendorosa: “La visita del Papa no se reduce a bendecir un tratado de paz o una fracción política. El Papa es mucho más ambicioso, y lo que quiere es promover la reconciliación verdadera en un proceso mucho más amplio, que involucre a toda la sociedad. Se subestima al Papa cuando se piensa que avala solo una parte política”.

El Papa sigue hablando de paz en su mensaje. Una paz que ha impulsado siempre. “Una paz estable y duradera, para vernos y tratarnos como hermanos, nunca como enemigos. La paz nos recuerda que todos somos hijos de un mismo padre, que nos ama y nos consuela” y a renglón seguido asegura: “Me siento honrado de visitar esa tierra rica de historia, de cultura, de fe; de hombres y mujeres que han trabajado con tesón para que sea un lugar donde reinen la armonía y la fraternidad, donde el Evangelio sea conocido y amado, donde decir hermano y hermana no resulte algo extraño, sino un verdadero tesoro para proteger y defender”.

Desde Bogotá, monseñor Pedro Mercado, presidente del Tribunal Eclesiástico, analiza: “Es un bellísimo mensaje de esperanza y reconciliación que toca el corazón de todos los colombianos. La guerra nos dejó heridas profundas que estamos llamados ahora a sanar”.

Y con motivo de las Farc y del proceso de paz, monseñor Mercado cree que esta organización, ahora como partido político, debe escuchar también el llamado del Papa. “Su inserción en la vida nacional requiere mayor sentido de responsabilidad frente a sus víctimas. Hasta ahora, muchas de sus palabras y acciones han dificultado avanzar hacia un clima de auténtica reconciliación”, sigue Mercado, quien considera que el llamado de Francisco también le cae al Eln, para que, con mayor determinación y sin ambigüedades, se comprometa con el proceso de paz en curso.

En su mensaje, el sumo pontífice argentino, autor de la encíclica Laudato sí (‘Alabado seas’, en la que pide cuidar el planeta como la casa común), también se refirió a la devastación de los recursos naturales. “Y también la reconciliación con el medioambiente, que es creación de Dios, que estamos explotando de una manera salvaje”.

En Roma, el abogado español Manuel Sánchez, profesor y directivo de la Pontificia Universidad de la Santa Cruz, opina sobre la intervención del santo padre: “Es un mensaje lleno de esperanza y agradecimiento en el que enumera las palabras que, en mi opinión, serán claves durante el viaje: reconciliación, perdón, encuentro con Jesucristo, con los demás y con la naturaleza”.

El Papa termina su mensaje a los colombianos diciendo que quiere vivir estos días “con ánimo gozoso y gratitud en el Señor”. “Los abrazo con afecto y pido al Señor que los bendiga, que proteja a vuestro país y le conceda la paz. Y a nuestra madre, la Virgen Santa, que los cuide.

A dos días de su viaje a tierras colombianas, a bordo del avión Pastor 1, de la aerolínea Alitalia –en el que lo acompañará una comitiva de 40 personas cercanas del Vaticano y 80 periodistas de todo el mundo– se ve sereno y optimista. Sabe que “dará mucho lío” en Colombia, como dicen en Argentina. Por eso, termina su mensaje pidiendo ayuda: “Y por favor, no se olviden de rezar por mí. Gracias y hasta pronto”.

JOSÉ ALBERTO MOJICA PATIÑO
Enviado especial de EL TIEMPO
Roma, Italia

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA