"Sentirse exitoso se logra con paciencia y orden"

"Sentirse exitoso se logra con paciencia y orden"

Nacarid Portal Arráez, autora de 'Amor a cuatro estaciones', habla de su trabajo en Venezuela.

Nacarid Portal

Nacarid Portal Arráez ha vendido en Colombia 11.000 ejemplares de sus libros ‘Amor a cuatro estaciones’ y ‘Mientras te olvido’.

Foto:

www.nacaridportal.com

15 de noviembre 2017 , 11:34 a.m.

Desde pintar murales en la capital venezolana con Acción Poética Venezuela hasta escribir sus propios libros, Nacarid Portal Arráez considera que cada tarea de activismo que hace es impulsada por dos amores: el que siente por las letras y el que tiene por ayudar a los demás.

Con 26 años, lidera una fundación llamada Tierra Nueva que ayuda con donaciones de comida y juguetes a niños que viven en las calles de su capital, y tiene su propia editorial; además, cuenta con más de un millón de seguidores en sus redes sociales (Instagram, Twitter y Facebook) y ha vendido 11.000 ejemplares en Colombia de sus libros Amor a cuatro estaciones y Mientras te olvido, ambos publicados por su propia editorial Déjà Vu, y distribuidos por Penguin Random House.

Hoy, con su conferencia Inspirando vidas, recorre países de América Latina, incluyendo Colombia (pasó por Bogotá y Medellín la semana pasada), para presentar sus libros, su fundación e inspirar a los jóvenes a que tomen las riendas de su propia vida y cumplan sus sueños sin importar las circunstancias. Asegura que sus ganancias son dirigidas a su proyecto social.

Fundó Tierra Nueva a los 21 años. ¿Qué la movió en ese momento?

Hacía cuatro años que habían fallecido mis papás en Venezuela. Mi mamá murió de un ataque al corazón y, ese mismo día, mi papá se suicidó.

Pasé por un momento bastante espiritual y fuerte y, quizás por la forma en que me crió mi mamá, ayudar a otros era lo único que me llenaba en ese dolor tan profundo; quedé prácticamente sola.

Desde entonces me enfoqué en juntar a un grupo de amigos a quienes nos interesaba tratar de ayudar a personas necesitadas y empezamos a hacer una gira en Venezuela con esa causa, hasta que nos enfocamos en la situación de calle en las comunidades de Petare (en Miranda, Caracas) y la Cota 905 (oeste de Caracas).

Desde el principio nuestro lema para las recolecciones de juguetes para Navidad para los niños, que es uno de los eventos que hacemos ahora, fue que no hay que ser ricos para ayudar, sino que hay que buscar las ganas y la forma de hacerlo posible; eso se hace a través de crear muchas conexiones, muchas redes de personas a las que les interese ayudar. Hoy somos 22 los que trabajamos en la fundación y la editorial.

No todos los jóvenes tenemos presente de qué se trata la perseverancia. De hecho, si no vemos resultados rápidamente caemos con facilidad en la desmotivación.

El éxito de cada uno, más allá de qué forma tenga, lo constituye la paciencia. El fracaso, aunque esté ahí presente y sea un momento de frustración, no debería ser un factor desmotivador.

Además, el fracaso se toma de otra manera cuando haces lo que amas. Es importante tomarse un tiempo para preguntarse qué es eso que quieres hacer, cuál es tu misión en la vida, y responder a ese llamado. He tenido momentos muy desmotivadores con la fundación, especialmente en lo que respecta a la realidad del país.

Muchos de los chicos con los que trabajaba en la fundación terminaron yéndose de Venezuela y los que se quedaban estaban descorazonados porque veían que, aunque tuviéramos una meta por delante y algo en que creer, los frutos seguían sin aparecer.

Me decían: “¿Pero para qué construimos, si al final no llegamos a ningún lado? Tantos años acá y el país va a seguir igual”.

A veces nos quejamos por tantas cosas y por tanta desmotivación... Cuando miras al lado y ves a personas sufriendo tanto, en la calle, comiendo de la basura, creo que tomas más perspectiva y te motivas más. Y bueno, hago esto porque no tengo otra forma de sentirme feliz estando viva.

Y en un contexto tan difícil como el de Venezuela, ¿qué ha aprendido?

Que tú eres la oportunidad. Sé que no es fácil y que aunque la situación es crítica no importa si estás en Cuba o Venezuela, si quieres y te organizas puedes hacer tu proyecto de vida.

La gente de mi generación está cansada y obstinada. Siento que va a haber un cambio pero ellos necesitan crecer y en Venezuela no hay posibilidad de crecimiento... Bueno, sí lo hay pero no es para todo el mundo. El sueldo mínimo en mi país es de dos dólares. Mi generación está buscando posibilidades que no encuentra en su casa, pero con la idea de regresar.

No tenemos que trabajar desde la política ahora. Cada uno tiene que responsabilizarse por el cambio y dedicarse a cosechar, sembrar... Aunque yo no vaya a vivir el renacer de Venezuela, siento que ahí está el cambio: en el compromiso de uno.

Independientemente de la situación de su país, la edad en la que hizo su fundación es una época de autodescubrimiento para las personas...

Creo que lo primero que hay que hacer cuando se es joven es identificar en qué se es bueno. Luego hay que evaluar si es lo que te gusta hacer. Después, no te confíes: practica y mejora. Ahí conseguirás tu proyecto de vida.

Tiene más de un millón de seguidores en sus redes. ¿Qué preocupaciones frecuentes nota en su público?

Esto va a sonar fuerte, pero la mayoría de mis seguidores han sufrido violaciones por parte de sus familias. Otros de los casos más frecuentes es el amor, el matoneo y cómo cumplir los sueños. Desde la fundación también buscamos ser un apoyo para nuestro público.

Los jóvenes quieren emprender, pero todos necesitamos apoyo, métodos y guianza al respecto. No está para nada de más acudir a ayuda profesional cuando uno está perdido en su vida, necesita algún refuerzo o quiere un apoyo sólido sobre cualquier tema.

Vive de un escenario inusual: financiar un sueño con otro, como el de publicar libros.

Hay dos cosas fundamentales que hicieron que esta dinámica se lograra: el trabajo en equipo y la constancia.

Buscar mejorar también es clave. Con los libros, además de ponerlos en venta por internet, contacté a representantes de otros países para ver si les interesaba el libro, hasta que el éxito fue tal que Penguin Random House me llamó y por eso estamos hablando...

Tener un equipo y delegarle tareas es la mejor manera de que un proyecto funcione. Sí puedes vivir de lo que amas, por su puesto que sí; porque esa es la mejor manera de ser feliz.

MARU LOMBARDO
Redacción VIDA MODERNA@puntoyseacabo

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA