Un jardín interior en su casa para mayor alegría y bienestar

Un jardín interior en su casa para mayor alegría y bienestar

Una planta puede hacer la diferencia en un ambiente, poniendo un toque de color y vida.

Jardín en la casa

Aire, luz, agua y buena tierra, los cuatro ingredientes para tener plantas verdes y florecidas.

Foto:

123rf

09 de marzo 2018 , 10:03 p.m.

Las plantas, además de aportar oxígeno al ambiente, nos regalan alegría, nos relajan y ayudan a liberar del estrés. Además de animar y aportarle calidez a un ambiente nos dan bienestar.

“Como seres vivos que son, aportan crecimiento de todo tipo: espiritual, emocional e intelectual. Las plantas limpian los ambientes y purifican el aire”, dice Carmen Lucía Murcia, diseñadora industrial y experta en feng shui.

Por eso, sin importar el tamaño de su vivienda, tener plantas de follaje y de flores siempre será una buena idea, pero hay que hacerlo de forma planificada.

Al igual que un mueble, lámpara o tapete que usted elige para un espacio de su casa, debe pensar en el tipo de planta que va bien ahí. Hay que elegir especies que se adapten a las condiciones del lugar, del espacio disponible (pueden crecer mucho) y la temperatura ambiental. Pero hay dos factores fundamentales que no son fáciles de suplir artificialmente: la luz y el aire.

Afortunadamente, con excepción de las plantas con flores, no todas necesitan la misma cantidad de luz, aunque la mayoría requieren estar cerca de una ventana.

“Para las que necesitan buena luz, elija sitios en los que usted pueda leer al mediodía sin necesidad de prender un bombillo”, aconseja la experta Blanca Cecilia Caro Parra, dueña del vivero La feria de las plantas, con 30 años de experiencia. “Aquí van bien una palma areca, las chefleras y el ficus. Si estos últimos tienen hoja de dos colores, como verde y amarillo, o verde o blanco, no les debe dar directo el sol”.

Si, por el contrario, debe encender una luz para leer al mediodía, conviene tener plantas como la Janet Graig o la warneki, que van muy bien en salas o comedores.

“Los cactus aguantan la contaminación electromagnética, por lo que van bien en un estudio o donde haya computadores y televisores, los lucky bambu son especiales para los baños porque aguantan oscuridad y temperaturas calientes y frías generadas por el vapor de la ducha”, agrega Murcia.

Si quiere tener plantas de flores, las exigencias sí son mayores. “Mientras más flores tengan, más luz van a necesitar”, dice Piero Eugster, un politólogo que se convirtió en Jero Jardinero. “Hay que tenerlas cerca de una venta donde les llegue el sol y el aire”.

La ilusión del que tiene una violeta, una primavera, un anturio, una orquídea es que estas no sean flor de un día. Los expertos recomiendan, al unísono, que hay que fertilizarlas por lo menos dos veces al año, además del agua frecuente y mucha luz para volver a disfrutar de sus colores y formas.

Consejos para cuidar las plantasAgua

Es el medio de transporte de la planta para llevar los nutrientes desde el suelo hasta las hojas. Un exceso puede podrir las raíces y matarla; es importante que la matera tenga un hueco para que el líquido salga. Si tiene plato debajo, hay que botar el agua que quede ahí. Para saber la cantidad de agua, Blanca Cano aconseja trasplantar la mata y, al regarla por primera vez, usar un pocillo o un litro, dependiendo del tamaño. Cuando salga por debajo mire cuántos pocillos o litros se gastaron. En las siguientes regadas, use la mitad.

Luz

La luz les permite a las plantas procesar los nutrientes que toma del suelo y convertirlos en su alimento a través de un proceso vital como es la fotosíntesis.

Hay que tener en cuenta que no todas las plantas necesitan la misma cantidad de luz, pero todas la buscarán cuando les haga falta: alargarán sus tallos de forma anormal o girarán hacia la fuente de luz.

Una forma de saber que les hace falta iluminación es que sus hojas se tornarán de color amarillo o empezarán a caer.

Aire

Para Piero Jardinero, la ventilación también es muy importante para el buen crecimiento de las plantas, sobre todo cuando se riegan. “Si no está cerca de una ventana donde le entre el aire, es importante que este pueda circular para evitar que se concentre la humedad y lleguen los hongos y bacterias”.

Y recomienda que cuando las vaya a regar, si se puede, sacarlas a una terraza o balcón, lo más temprano posible en la mañana, para que respiren aire fresco más tiempo”.

Tierra

Una planta necesita tierra fértil para crecer. “Esta debe ser granulada, no polvorosa”, dice doña Blanca. “La primera deja correr el agua, en la otra se queda encima, no se absorbe”. La tierra provee los nutrientes necesarios para crecer y mantenerse vital. La cascarilla ayuda al drenaje del agua para que la tierra no se apriete. Es bueno fertilizarla dos veces al año, sobre todo si es una planta de flores y quiere que vuelva a florecer, dice Piero Jardinero. Puede utilizar productos orgánicos, químicos o compost. “La harina de piedra es buena y puede hacerla usted mismo con piedras de la zona”, dice.

VIDA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.